Bendito debate para la medular

El inminente regreso de Lobotka pondrá a disposición de Cardoso a sus tres mediocentros internacionales


vigo / la voz

Okay Yokuslu está jugando a su mejor nivel desde que llegó a Vigo y sostiene al equipo desde la medular, Fran Beltrán se ha recuperado y vuelve a poner contundencia y soltura en el centro y Stanislav Lobotka está muy próximo a recibir el alta médica tras perderse media docena de partidos. Si nada se tuerce, es cuestión de días -quizás de horas- que Miguel Cardoso disponga por primera vez desde su llegada de los tres centrocampistas de contención que tiene en la plantilla. Una bendición que puede llevar aparejada una pequeña injusticia, puesto que el nivel de los tres es altísimo pero que convivan de partida sobre el terreno de juego parece difícil de imaginar. En la línea de cuatro con la que está jugando el Celta solo hay espacio para uno o dos mediocampistas de contención. Cardoso deberá elegir.

«Esa es una decisión que corresponde al entrenador. Lobotka es un jugador muy importante para nosotros, por supuesto, lo necesitamos y estoy contento porque le echamos de menos, luego, es el entrenador quien tiene que decidir quién juega», señalaba Okay Yokuslu al ser preguntado por el escenario que se presenta para los mediocentros. Porque con la vuelta del eslovaco, el técnico dispondrá de los tres internacionales y también de Jozabed, aunque su perfil es diferente, ya que entiende el balompié de una forma más creativa.

Hasta sufrir su lesión en la ida de la Copa, Lobotka era un fijo en el once y eran Beltrán y Okay los que le secundaban. A pesar de que el turco fue fichado para ser titular, su inoportuna lesión antes del inicio de la liga le impidió pelear en igualdad de condiciones desde el minuto uno, y cuando estuvo recuperado el de Seseña rozaba un nivel que recomendaba no prescindir de él.

Ahora la realidad es otra. Okay se ha agigantado gracias a la continuidad, y no parece plausible que Cardoso le retire. Además de poner equilibrio, su físico le permite aportar en el juego aéreo y en el balón parado. La prueba es su gol ante el Villarreal.

Beltrán cumplió en su regreso a la competencia, por lo que parece que serán él y Lobotka los que se disputarán un puesto en la medular en cuanto el eslovaco reciba el alta médica. Desde que llegó a Vigo, el rendimiento de Lobo ha rozado el sobresaliente, por lo que tampoco sería sencillo prescindir de su buen hacer sobre el campo. Todo un dilema. El hecho de que el Celta se haya quedado con un único torneo como vía de salida puede complicar las rotaciones.

Jugar con todos

A día de hoy, de los tres mediocentros internacionales que habitan el vestuario, Yokuslu es el que está más en forma, pero él defiende que todos sus compañeros tienen las mismas oportunidades y que es importante que todos sepan jugar con todos. «No me importa jugar con cualquier compañero porque todos ellos son futbolistas con grandes cualidades, y lo importante es el equipo. Por ejemplo, a principio de temporada yo no jugué. Todos debemos entendernos con el compañero que tienes al lado por el bien del grupo», receta Okay.

Hasta la fecha, es Beltrán el que sale más beneficiado del cómputo global de minutos de Liga y Copa (1.034), pero desde la llegada de Cardoso ha sido Okay el que ha tenido continuidad, ante la baja de sus dos compañeros. Lobotka todavía no ha podido probarse con el luso, aunque eso está cerca de cambiar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Bendito debate para la medular