Toque a Sergi y Jonny en el día sin balón

X.R.C. / M.V.F.

GRADA DE RÍO

Oscar Vázquez

Mohamed se estrenó con un aparte con los dos jugadores que no cuentan en la dura primera sesión

10 jul 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

El primer entrenamiento de la era Antonio Mohamed registró tres grandes ausencias: las esperadas de Daniel Wass y Borja Iglesias, y la del balón. Ni rastro del esférico que mueve el fútbol. Ni como elemento decorativo. Una declaración de intenciones que se tradujo en una larga sesión de casi dos horas de duración de carga física. Fue el primer recado del Turco en su desembarco para sus futbolistas. El segundo, con la sesión finiquitada, se lo llevaron Sergi Gómez y Jonny, con quienes mantuvo a la conclusión un aparte, por separado. Con toda probabilidad, para indicarles que no entran en los planes del club al no haber renovado su contrato y que a seis días vista quedarán al margen del grupo cuando el grueso del plantel se marche a A Toxa.

Con Borja y Wass ya en sus nuevos destinos, con los tres mundialistas de vacaciones y con Radoja de permiso, el nuevo Celta comenzó a andar con 24 jugadores, siete de los cuales (Juan Hernández, Kevin, Eckert, Pastrana, David Costas, Iván Villar, Brais y Borja Fernández) abandonaron las instalaciones de A Madroa tan pronto como finalizó la breve charla de Mohamed para someterse a las pruebas médicas en A Sede.