Cautela para dar el primer gran paso

El Celta, con Wass recuperado, busca ventaja en la semifinal de Copa ante un Alavés que infunde respeto


VIGO / LA VOZ

Con Wass, con el plan del Bernabéu y mirando al cielo. Con esta trilogía inicia el Celta esta noche las semifinales de la Copa del Rey ante el Alavés, el penúltimo escalafón en busca del sueño de verse en una cuarta final. Rechazando la etiqueta de favorito ante un Alavés crecido y asumiendo que mantener la portería a cero ante un rival en un excelente estado de forma es fundamental. Y recelosos de que un día de mucha lluvia pueda llevar al partido a una dimensión diferente.

El Toto podrá cumplir la premisa de reunir a sus cuatro centrocampistas, la llave que ha terminado por atornillar su tercer proyecto celeste. Contar con Wass, que ayer entrenó con absoluta normalidad, le permitirá tapar en la banda derecha las salidas de Theo, uno de los peligros del conjunto alavesista, y al mismo tiempo puede mantener el trivote con Marcelo Díaz cerrando y Radoja y el Tucu Hernández un paso por delante. Los tres serán los encargados de marcar la línea de presión de los vigueses.

La presencia del danés anuncia un once calcado al que asaltó el Bernabéu en la ida de cuartos de final y también una idéntica filosofía de partido. Berizzo dejó clara en aquella ocasión que lo importante era mantener las constantes vitales para el partido de vuelta y ver la eliminatoria como una cita única a 180 minutos.

El mismo discurso se repite ahora. No encajar es la primera premisa para neutralizar el valor doble de los goles en campo contrario en caso de empate, pero al mismo tiempo los vigueses quieren mirar hacia el arco rival para buscar una renta que pueda decantar la balanza. En las dos últimas ocasiones en las que el conjunto celeste alcanzó la final lo hizo jugando en Balaídos y firmando resultados óptimos de cara a la vuelta. Sin embargo, el curso pasado comenzaron la penúltima ronda copera a domicilio y volvieron de Sevilla con los dos pies fuera de la final.

Para hacer bueno el plan de partido el Celta necesita paciencia para mover el balón, evitar las pérdidas para no correr el riesgo del contragolpe rival y encontrar huecos en una defensa que apenas deja espacios y en donde jugar entre líneas es casi imposible. El partido de Liga jugado hace menos de un mes en Balaídos es el mejor ejemplo a tener en cuenta.

Además, con respecto a esa cita, los cambios en el Alavés serán mínimos, porque las rotaciones controladas de Pellegrino en la Copa parecen haber pasado a mejor vida en semifinales. Ortolá en la portería será el único menos habitual en un once plagado de titulares. Los babazorros sueñan con su segunda final de la historia y en Balaídos estarán acompañados por 400 de sus incondicionales.

Los dos equipos no solo tendrán que sortear al rival, sino que también deben saber jugar con la lluvia, que puede encharcar el campo y mediatizar el partido. Una prueba de fuego para un césped que hace un año, ante el Sevilla, se convirtió en una piscina, algo que en absoluto le conviene al Celta que comenzará el partido impulsado por una nueva quedada de su afición.

Wass entrenó con normalidad y Berizzo cuenta con él para el once

Daniel Wass entrenó en la sesión del miércoles con plena normalidad y recibió el alta de su esguince acromioclavicular en el hombro derecho, lesión padecida el miércoles de la semana pasada en la vuelta de cuartos ante el Real Madrid y que le apartó del partido de Butarque.

Berizzo cuenta con él para esta noche: «Se ha recuperado muy bien y contamos con él. Está listo para jugar, sus molestias en el hombro han remitido y no le han impedido entrenar para nada y cuento con él». El danés comenzó a entrenar en la mañana del lunes, pero no fue hasta ayer cuando completó el trabajo sin ningún tipo de limitación. 

Rubén Blanco

También aumenta poco a poco su actividad Rubén Blanco, que ya está con el grupo. El portero de Mos se lesionó el 20 de enero durante el entrenamiento y padece una microrrotura muscular en el recto anterior del muslo derecho. En principio le quedaría una semana más.

Por otra parte, Berizzo citó a sus jugadores para esta mañana desde las once para una última sesión de trabajo en la que tendrá que confeccionar la lista de 18 para el partido ante el Alavés. Ya adelantó que el recién llegado Andrew Hjulsager no estará en la convocatoria por considerarlo prematuro. En el mejor de los casos tendrá que esperar hasta el próximo domingo.

No será muy diferente a la de Madrid y con toda probabilidad estarán muy poblada en la zona de ataque.

Los vitorianos apostarán por su equipo de gala con Ortolá

El Alavés llega a semifinales sin sufrir ninguna derrota desde los dieciseisavos de final. Ha disputado seis encuentros en los que ha obtenido tres victorias y tres empates que le han servido para dejar en el camino al Nástic, Deportivo y Alcorcón.

El sorteo ha sonreído a los albiazules porque se da la circunstancia de que en todos los cruces siempre han tenido la posibilidad de resolver las eliminatorias en su feudo, una pequeña ventaja que también tendrán ahora.

La historia también está del lado vasco porque el Deportivo Alavés ha eliminado al Celta de Vigo en las cinco eliminatorias de Copa del Rey en que se han enfrentado ambos en este torneo.

Para este partido de ida, Pellegrino podrá contar con todos sus jugadores y aunque alineará a Adrián Ortolá en la portería, como es habitual en la competición copera, es posible que no se guarde nada para intentar llevarse un buen botín de Balaídos.

Una de las novedades es la presencia en la convocatoria del paraguayo Romero, uno de los fichajes de invierno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Cautela para dar el primer gran paso