«Joder, qué tropa»

GALICIA

PILAR CANICOBA

¿Qué pasaría si Pablo Isla aceptara la invitación de Pablo Casado para entrar en el PP?

11 dic 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

¿Y si Pablo le hubiese dado al otro Pablo un «sí quiero»? ¿Y si desoyendo las súplicas de la familia, los consejos de los amigos y las admoniciones de sus consejeros, hubiera dado un paso adelante para adentrarse en la jungla y experimentar todo tipo de aventuras? En realidad fue solo un guiño que ocupó un titular desvaído, con unos renglones concisos, como si los cronistas supieran que aquello no pasaría de ser política-ficción. Porque la entrada de Pablo Isla en el equipo de Pablo Casado era una quimera. Quizá el líder del PP no habría enviado su invitación al presidente saliente de Inditex, de existir una ínfima posibilidad de que aceptara.

¿Y si hubiese dicho que sí? Pues entonces se abrirían ante el intrépido dos senderos igual de funestos. En uno de ellos sus dotes cuajan en la organización, logra una notable proyección y hasta algunos sectores saborean su nombre como candidato idóneo a la presidencia del Gobierno, en cuyo caso el actual jefe de los populares daría la orden que repite la Reina de Corazones en Alicia en el País de las Maravillas: «¡Que le corten la cabeza!» O sea, lo mismo que ocurre con Ayuso, si bien Isla, ducho en las vicisitudes de una inmensa multinacional, sería un desvalido Bambi en la selva partidaria.

El otro futuro haría del cotizado ejecutivo un subalterno de lujo al que se recurre no para fundamentar una decisión complicada, sino para avalarla con su reputación; no para ayudar en la definición de estrategias, sino para adornarlas con su nombre ilustre. Sería, en fin, como esos famosos que ahora que los Reyes Magos estiban su cargamento de regalos, prestan su imagen a un perfume, un reloj, unos seguros o unas conservas, producto conservador por excelencia. Pasado un tiempo, Isla quedaría aislado en ese papel secundario, y sus destrezas se habrían desperdiciado para la empresa, sin llegar a nada en la política.