Solo cinco concellos gallegos tienen más nacimientos que muertes, y sus datos también empeoran

GALICIA

A. Pérez Meca || EP

Galicia registró en el 2020 el peor saldo vegetativo de su historia con 17.561 fallecidos más que nacidos. Las muertes aumentaron un 5 % en el año en que irrumpió el coronavirus

30 jul 2021 . Actualizado a las 16:23 h.

Nunca hubo en Galicia una diferencia tan grande entre el número de fallecidos y el de nacidos en un año. El saldo vegetativo de la comunidad en el 2020 fue el peor de la serie histórica que sigue el Instituto Galego de Estatística (IGE) y que se remonta al año 1975. Murieron 17.561 personas más de las que nacieron. Son 2.000 más que un año antes y supone duplicar la brecha en tan solo diez años (en el 2011 el saldo negativo era de 8.285 fallecimientos). Además, la comunidad no sabe lo que es tener un crecimiento vegetativo positivo desde el año 1987, cuando hubo 344 alumbramientos más que defunciones.

Los datos provisionales de movimiento natural de la población publicados este viernes por el IGE también muestran que solo cinco concellos aguantan el tirón de la caída de los nacimientos y se mantienen como excepciones en medio de un territorio gallego marcado por la baja natalidad. Se trata de AmesOroso y Arteixo, en la provincia de A Coruña; y O Porriño y Salceda de Caselas, en la de Pontevedra. 

Todos registran un saldo positivo, y la mayoría llevan al menos una década haciéndolo. Pero lo cierto es que también estas reservas demográficas gallegas ven empeorar su situación. En Ames (32.104 habitantes), el ayuntamiento gallego con mejores datos en el 2020, hubo 48 nacidos más que fallecidos. Un año antes eran 75, y en el 2018, la cifra ascendía a 92. O Porriño (20.100 habitantes) es el segundo municipio con mejores cifras: 35 alumbramientos más que muertes. Son seis menos que en el 2019 y 29 menos que en el 2018. Y en Salceda (9.173 habitantes) el saldo positivo fue de 14, frente a los 29 de un año antes.