Policías científicos llegados desde Madrid refuerzan al equipo lucense que investiga el incendio

Lorena García Calvo
lorena garcía calvo LUGO / LA VOZ

GALICIA

Agentes de la Policía Científica y peritos de las aseguradoras inspeccionaron la nave de Castro Parga
Agentes de la Policía Científica y peritos de las aseguradoras inspeccionaron la nave de Castro Parga ALBERTO LÓPEZ

Los agentes, acompañados de los peritos de las aseguradoras, inspeccionaron y tomaron fotografías en la nave de Castro Parga

23 abr 2021 . Actualizado a las 17:21 h.

Un equipo especializado en incendios procedente de la Comisaría General de Madrid se ha sumado este miércoles a la investigación que está realizando la Brigada de la Policía Científica de Lugo para averiguar las causas del incendio de O Ceao. Este refuerzo, explican desde la Policía Nacional, será puntual dada la magnitud del incendio. 

Los investigadores inspeccionaron a lo largo de la mañana la nave de Castro Parga en la que se da por hecho que se originó el incendio. Lo hicieron acompañados de los peritos de las compañías aseguradoras de la empresa, que, según explican desde la Policía Nacional, serán los encargados de redactar ahora un informe sobre la situación de la nave calcinada para determinar cómo y cuándo se podrá desescombrar, y, por lo tanto, si es seguro para los agentes acceder a determinadas zonas de la nave. 

Agentes llegados desde Madrid reforzarán puntualmente a los investigadores lucenses
Agentes llegados desde Madrid reforzarán puntualmente a los investigadores lucenses ALBERTO LÓPEZ

Los agentes y los peritos realizaron comprobaciones visuales en las zonas a las que se podía acceder sin riesgo y tomaron numerosas fotografías. La intención, explican, es hacer fotos en 360 grados para obtener una recreación lo más real posible del lugar. En total, eran una decena de personas las que participaban de la comitiva investigadora, entre oficiales y civiles. La nave de Castro Parga que ya se está investigando ya había sido previamente supervisada por los Bomberos de Lugo para asegurarse de que tanto a nivel térmico como de gases era posible acceder.  

 Visita de Ana Pontón

Mientras los investigadores y los peritos realizaban su trabajo, este jueves también se acercó a la zona cero del incendio la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, que quiso trasladar su felicitación a los equipos que intervinieron en el incendio, además de preocuparse por la situación en la que quedan las empresas. Propuso ayudas directas para todas las empresas afectadas.

Ana Pontón, junto a un bombero, en el polígono de O Ceao
Ana Pontón, junto a un bombero, en el polígono de O Ceao

«É un dos polígonos industriais máis importantes non só de Lugo senón tamén de Galiza e a prioridade é que se habiliten axudas directas ás empresas afectadas para que se recupere a normalidade canto antes e que non se perda ningún emprego», señaló Pontón, que reclamó a las administraciones «poñerse man a man a colaborar para restablecer o ritmo de actividade habitual no polígono do Ceao».

Este jueves continuaron las labores de enfriamiento de la nave de Frain
Este jueves continuaron las labores de enfriamiento de la nave de Frain ALBERTO LÓPEZ

Tres de las naves afectadas por el incendio de O Ceao tendrán que demolerse

Tres de las naves afectadas por el incendio en el polígono industrial de O Ceao tendrán que demolerse. Los informes redactados por el servicio de Arquitectura del Concello de Lugo han concluido que su estructura está seriamente comprometida y que no hay margen para que se rehabiliten. Se trata del almacén de Castro Parga, donde se originó el fuego, y de las dos de Recambios Frain, donde se guardaban neumáticos.

La nave de Recambios Al Volante, a pesar de presentar un aspecto muy dañado, mantiene su estructura en buen estado, por lo que los propietarios podrán decidir si la reconstruyen o si se apuestan por demolerla. 

Tres días después de producirse el incendio, los bomberos continúan en la zona enfriando la nave en la que todavía quedan rescoldos (una de las de Frain), si bien parece que no continuarán los baldeos debido a que el terreno ya no absorbe más agua, y podría ser perjudicial. En todo caso, esta decisión todavía está pendiente de una nueva reunión entre el máximo responsable de los bomberos y la alcaldesa, Lara Méndez.

La policía científica iniciará la investigación cuando se enfreíe la nave de Castro Parga

Dos funcionarios de la brigada de la policía científica de Lugo serán los encargados de investigar el voraz incendio que el domingo destruyó tres naves y dejó varias afectadas en el polígono de O Ceao. Para acceder a las instalaciones de Castro Parga, la empresa en la que comenzó el incendio, tendrán que esperar a que se enfríe el lugar y a que los valores de monóxido de carbono sean los adecuados. Ayer, 48 horas después de que se iniciase el fuego, todavía salía humo de los restos de la nave y los bomberos vigilaban para evitar que prendiese de nuevo.

Según explican desde la Policía Nacional, en incendios de estas características suele tardarse entre 48 horas y una semana en poder acceder a la zona. Para sus pesquisas, los agentes tendrán el refuerzo del resto de la brigada científica y, de ser necesario, se pediría colaboración a A Coruña y a la Jefatura Superior. Incluso se podrían remitir pruebas al laboratorio central de Madrid si lo considerasen oportuno.

El equipo que acceda a lo poco que queda de la nave de Castro Parga (no llegó a afectar ni a su fábrica de pinturas ni al almacén, sino a la zona de revestimientos) realizará un reportaje fotográfico y recogerá indicios para poder determinar dónde se originó el fuego y cómo se propagó. La hipótesis que se maneja es que fue fortuito, quizás provocado por un cortocircuito.

Esta mañana del miércoles, los informes del servicio de Arquitectura del Concello de Lugo han concluido que tres de las naves afectadas por el voraz incendio del pasado domingo deberán demolerse. Se trata del almacén de Castro Parga, donde se originó el fuego, y las dos de Recambios Frain, donde se guardaban neumáticos.La nave de Recambios Al Volante mantiene su estructura en buen estado, por lo que los propietarios podrán decidir si la reconstruyen o si la la tiran. En todo caso, esta decisión todavía está pendiente de una nueva reunión entre el máximo responsable de los bomberos y la alcaldesa, Lara Méndez.

El incendio se da por controlado

El incendio de O Ceao, según explicó la alcaldesa, Lara Méndez, se dio por controlado el lunes por la noche, pero los bomberos y agentes de la Policía Local permanecen en la zona acordonada. La imagen, dos días después, sigue siendo terrible. Toneladas de metal hecho jirones, techos derrumbados, paredes con enormes boquetes, y hasta una furgoneta calcinada. Todo, bañado todavía por cierto olor a humo en el ambiente y por una mancha negra que cubre toda esa zona cero. El resto de O Ceao, mientras, continúa con su ajetreo habitual, aunque las conversaciones siguen girando sobre lo sucedido el domingo.

Ayer, operarios de las empresas afectadas se afanaban en retirar y trasladar los bienes que se habían salvado de las llamas para intentar mantener la actividad comercial para la que tienen suministros. También están en marcha las gestiones con las compañías de seguros y en el caso de Castro Parga ya están buscando una nueva nave en la que instalarse.

La empresa de pinturas perdió la zona en la que almacenaba suelos y complementos, pero salvó todo lo relativo a las pinturas, por lo que continúa trabajando a medio gas. «Estamos nun 50 % de facturación. Xa estamos avanzando na busca de naves e reformando baixos que tiñamos para montar novas oficinas. Non paramos, seguimos traballando todos e en quince días ou un mes confiamos en poder estar facturando entre un 75 e un 80 %», explica su gerente, Antonio de Castro, que se emociona al recordar cómo los bomberos se jugaron el pellejo para salvar parte de su nave, y el apoyo que ha recibido por parte de clientes y personal.

Recambios Frain, otra de las empresas afectadas, también quiere mantener a los 30 trabajadores adscritos a la sección de neumáticos, la afectada. Por lo de pronto, ya ha empezado a distribuirlos en otros departamentos, a la espera de abrir, en un par de meses, la nueva nave que está construyendo. Si aguantaron la pandemia sin ir al ERTE, dice su propietario, ahora también quieren resistir.

En la zona cero del incendio ayer también continuaban los trabajos encaminados a recuperar el tendido eléctrico de la manzan.

La nueva nave de Frain lleva un modernísimo sistema antiincendios

Así será la nueva nave de Frain que apaga el fuego sola

lorena garcía calvo

Justo enfrente de la nave que Recambios Frain perdió el domingo en el incendio de O Ceao, se encuentran las nuevas instalaciones que la empresa de Francisco Dorado tiene previsto inaugurar en unas pocas de semanas. Una nave destinada precisamente a albergar buena parte de las ruedas que el domingo se calcinaron bajo las llamas.

«Tuvimos mala suerte, la nueva nave estará en dos meses y las ruedas no habrían ardido», señalaba ayer con pesar el empresario. Y a su sentencia no le falta razón. Las nuevas instalaciones de la compañía han sido diseñadas de manera que es casi imposible que un incendio las calcine. «Esta nave ya apaga el fuego sola», resume.

Seguir leyendo