Ethel Vázquez: «La actitud del ministro Ábalos es positiva, no así la de sus altos cargos»

La conselleira de Infraestruturas e Mobilidade cree que Audasa «no debe ganar ni un euro con las bonificaciones»

Ethel Vázquez, conselleira de Infraestruturas e Mobilidade
Ethel Vázquez, conselleira de Infraestruturas e Mobilidade

redacción / la voz

Ethel Vázquez (Ponteceso, 1972) se ha ganado en los últimos años una cierta fama de política correosa y peleona que, junto con su perfil técnico de ingeniera, ha dado lugar a uno de los músculos políticos de un Gobierno de Feijoo con mayoría de gestores. Apenas unos días después de la reunión con el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ya dio muestras de que ese clima de distensión no iba a servir para callarle la boca, algo que demuestra a lo largo de esta entrevista, que tuvo lugar el martes en su despacho de San Caetano.

-¿Con qué impresión salió de la entrevista de Ábalos?

-La reunión con el ministro Ábalos creo que era necesaria. La relación con el resto del ministerio era tensa, insostenible. Había muchos temas pendientes sobre los que no teníamos ninguna respuesta. La comisión de seguimiento de la AP-9 no se convocaba. Había muchas cartas y llamadas sin contestación. Y planificaciones de las que no fuimos informados.

-¿Pensaban que solo el ministro podía desbloquear esa situación?

-Me sorprendió gratamente el ministro. La actitud de Ábalos fue positiva y constructiva, no así la de los altos cargos de su departamento que estaban presentes en la reunión. Él estaba sensibilizado. El encuentro era necesario, por eso lo pidió el presidente de la Xunta.

-Interpreto que culpa del bloqueo a los niveles inferiores al ministro.

-Ahí están los datos y los antecedentes. No contestaban las cartas o las llamadas.

-Usted manda muchas cartas.

-Mandaría menos si me las respondieran. También lo hacía con otros Gobiernos [se refiere a los del PP]. Hay que acreditar las cosas importantes por escrito.

-¿Se avanzó entonces?

-En los pocos temas que pudimos tratar, sí. Especialmente en el asunto de las bonificaciones de la AP-9 o el tren al puerto exterior de A Coruña. La conexión ferroviaria con Lugo no se trató, pero nos sorprendió que después de la reunión nos enteráramos por la prensa del proyecto.

-La sensación es que hay buena conexión entre Feijoo y Ábalos. ¿Lo percibe usted igual?

-La relación entre los dos fue fluida. También creo que el liderazgo y la capacidad de persuasión del presidente logró convencer al ministro, especialmente con la necesidad de acometer el acceso ferroviario al puerto exterior, algo que sus altos cargos cuestionaron en la reunión celebrada en A Coruña. Lo convenció, a pesar de la posición de sus colaboradores. Entendió que hay que hacer ese tren sí o sí, y también nuestra propuesta de bonificaciones para la AP-9.

-¿No cree que en el ministerio estaban ya trabajando en hacer gratuitos todos los viajes de vuelta?

-No sabemos si estaban trabajando en esa línea, pues ya le dije que no tenemos información. De lo poco que pudimos ver en la reunión supimos que estaban intentando llegar a un acuerdo con Audasa. Y eso de entrada es malo. Si estás intentando llegar a un gran acuerdo con Audasa será un gran acuerdo para Audasa, no para los ciudadanos. Nuestra posición es que Audasa no gane ni un solo euro, y creo que en eso el ministro fue receptivo. Tener la experiencia en nuestras autopistas, de las más baratas de España, es muy valioso. Siempre digo que es más difícil hacer estos estudios y propuestas que hacer pancartas. Se trata de que no gane Audasa y ganen los usuarios de la AP-9.

-Supongo que esto no dio tiempo a hablarlo. El proceso de transferencia de la autopista a la Xunta va a ser largo. ¿Pero saben quién va a pagar estas bonificaciones cuando la AP-9 sea competencia de la Xunta?

-El propio ministerio ha confirmado que la iniciativa presupuestaria de las bonificaciones va a ser hasta el 2048. Creo que los gallegos no podemos pagar dos veces la autopista. Esperemos que no se pretenda eso.

-Es decir, esperan una transferencia libre de cargas.

-En condiciones justas. Los gallegos se lo merecen y la Xunta es la administración que paga la sanidad pública. El contrato de concesión, además, es con el Estado.

-¿Esperan un acuerdo en las bonificaciones?

-Era fundamental abrir un proceso de diálogo del que salga una propuesta conjunta pues, si la autopista se transfiere, nosotros tenemos que estar de acuerdo con las condiciones. Es imprescindible sentarnos ya para perfilar la propuesta final, cuyo punto de partida es la nuestra.

-Respecto a esa queja sobre la falta de información... ¿Le informó Ana Pastor de la intención de hacer el AVE con una sola vía hace unos años, una decisión que se recondujo después?

-Creo que en aquel momento yo no estaba al frente de la consellería. Antes los ministros del Gobierno de Rajoy venían a explicar sus proyectos.

-No se sabe con qué trenes se operará la línea. Los AVE de verdad solo llegarán a Ourense y puede haber transbordos para el resto.

-Siempre digo que tan importante como la infraestructura es el material rodante. Queremos evitar los transbordos y que se destinen a Galicia los trenes Avril.

-¿Y cómo explica que por la oposición del alcalde de Vigo los trenes del sur no circulen por el trazado más seguro, por Santiago?

-Eso también hay que preguntárselo a Renfe. El itinerario tiene que ser el más seguro. La línea del Miño necesita actuaciones urgentes.

-¿Y qué espera de la reunión del 5 de abril con Ábalos?

-Que se aclare cómo serán finalmente las bonificaciones y la operación de los trenes en la línea de alta velocidad. Y los plazos para la autovía Santiago-Lugo.

«Ya no tiene sentido discutir sobre las fechas del AVE. El otoño está ahí. No queda nada»

La presidenta del ADIF, la gallega Isabel Pardo de Vera, aseguró recientemente que el AVE llegaría en otoño a Galicia, «a no ser que alguien nos haga vudú».

-Tal vez la relación más tensa ha sido con su compañera de estudios y de profesión. ¿Cómo interpreta esta frase de la presidenta del ADIF?

-Creo que ya no tiene sentido discutir sobre las fechas de la llegada del AVE. El otoño está ahí y por tanto no queda nada. Pronto saldremos de dudas, pues es el tiempo el que quita o da razones. Llevamos muchos años esperando, con múltiples retrasos. Yo solo he pedido un poco de seriedad y tal vez algo de humildad. Los mismos que dicen que se terminará en otoño dijeron en plena campaña, en el 2019, que el AVE iba en plazo. Los mismos que nos llamaron desleales por decir que había un retraso, por decir la verdad. También dijeron que iba a llegar en el primer semestre de este año, o nos llamaron temerarios por pedir una estimación sobre la duración de las pruebas. Ahora parece que eso era posible.

-Ninguna de las dos lleva bien que se les identifique con la política, pero sus propios actos llevan a eso.

-Yo creo que la política es una vocación de servicio público a los ciudadanos. Un responsable público no puede estar aquí para que se le aplauda. Quien piense eso se equivoca. Lo que no acepto es que se confunda nuestro deber de defender los intereses legítimos de Galicia con una actitud partidista.

-Eso tiene su riesgo: hablar de las obras de los demás y no de las propias, como le recordó hace poco la subdelegada del Gobierno en Lugo respecto a los retrasos en la vía de alta capacidad de la costa norte.

-No pedimos que las obras se hagan apretando un botón. En A Mariña, en plena crisis, hicimos un tramo de más de 40 millones. Estamos avanzando administrativamente en el resto, que sacaremos a información pública. Pero pongo un ejemplo: el mantenimiento no es una obra costosa y el firme de las autovías estatales está impracticable. O el desvío por el túnel de A Cañiza. Lo que critiqué en Lugo fue que los mismos que en el 2018 defendieron un buen proyecto para la conexión ferroviaria ahora dicen que no es viable.

-¿Cómo valora la implantación del nuevo plan de transporte?

-Positivamente. Fue una actuación de un volumen inmenso, con más de 3.100 líneas. Fue un esfuerzo titánico, pero ha merecido la pena. Ha sido un éxito colectivo.

«Pedimos a los demás lo que nos exigimos a nosotros mismos»

El AVE y las bonificaciones en la AP-9 supondrán una nueva era en la movilidad en Galicia.

-¿Cómo encajan que sea un Gobierno del PSOE el que apruebe los descuentos y la transferencia de la AP-9 después de que los ministros de su partido se negaran? ¿Y que sean los socialistas los que inauguren el AVE?

-Aquí no represento a un partido político, sino al Gobierno de la Xunta. Mi deber es defender los intereses de Galicia y las infraestructuras que se pongan en servicio las celebraremos con el Gobierno que toque. Nosotros no cambiamos nuestra actitud, demandamos desde siempre lo mismo. Lo que ha cambiado es la receptividad del Gobierno. Julio Gómez Pomar [secretario de Estado de Fomento con el último Gobierno del PP] me llamaba ‘‘la consejera guerrera’’. Pedimos a los demás lo que nos exigimos a nosotros mismos. Lo importante del AVE es que llegue, no quién corta la cinta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Ethel Vázquez: «La actitud del ministro Ábalos es positiva, no así la de sus altos cargos»