La Xunta aprecia falta de diligencia del Ejecutivo en las subidas de la AP-9, que el BNG ve «inaceptables»

Juan María Capeáns Garrido
Juan Capeáns SANTIAGO

GALICIA

xoan a. soler

El delegado del Gobierno justifica el retraso de hasta seis meses en las bonificaciones «porque la respuesta tiene que ser histórica»

07 ene 2021 . Actualizado a las 15:34 h.

La Xunta cree que el Gobierno de España no ha actuado con «diligencia» y ha pedido hechos y no palabras para unas bonificaciones en la AP-9 que, según el secretario general de Infraestructuras, Sergio Vázquez, podrían demorarse hasta medio año. Y lamenta que la única realidad sobre los peajes de la autopista sea la subida del 1 de enero, un extremo que «veníamos advirtiendo», señalan desde la Consellería de Infraestruturas. El Ejecutivo gallego es consciente de que abordar este tipo de medidas exigen negociaciones y tiempo, pero considera que si hubiese una voluntad real de iniciar el año con tarifas rebajadas hubiera negociado seis meses antes para evitar un incremento que aumenta el «agravio» con Galicia. 

Además, el departamento que dirige Ethel Vázquez pone de relieve que desde la Xunta se han enviado propuestas a Madrid para mitigar las subidas «sin que fueran tenidas en consideración, ni siquiera contestadas por el Gobierno de España». En Infraestruturas admiten que no tienen constancia del estado de las negociaciones con Audasa

El BNG mantiene, desde la discrepancia sobre el origen del problema, una postura similar a la del Gobierno gallego. El congresista Néstor Rego considera el plazo de un semestre como «absolutamente inaceptable» ya que existe una partida presupuestaria para el 2021 y hubo tiempo suficiente para avanzar en los trámites desde que el PSOE y el Bloque firmaron el acuerdo -en enero del 2020- o desde que el Gobierno de coalición tenía constancia de que las cuentas saldrían adelante, en el mes de octubre. Rego se pregunta «se queren que creamos que elaborar ese decreto leva ano e medio» y si «pretenden rirse dos galegos». Tal como anunció esta misma semana, el líder frentista planteo la posibilidad de que su formación hagá un llamamiento a la sociedad gallega para movilizarse y forzar al ministerio a cumplir el acuerdo de investidura. Detrás, afirma, hay una «política deliberada de dilación» de la que tendrán que dar explicaciones los socialistas.

Un acuerdo histórico

Por su parte, el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, ha indicado este jueves que el proyecto del Ejecutivo central para bonificar los peajes hasta el final de la concesión en 2048 tiene que ser «una respuesta histórica». En una rueda de prensa en A Coruña recogida por Efe, Losada ha sostenido que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana está «dando respuesta a una decisión del PP, por la cual una autopista que tenía que ser pública y libre de peajes, tiene que estar en este momento sujeta a peajes porque es una concesión. Estamos hablando de una respuesta que tiene que ser histórica porque tiene como fin que a lo largo del resto de concesión se mantenga el abaratamiento de esas tarifas», ha detallado.

Al respecto, Losada ha recalcado que hay que hacerlo «con mucho cuidado, con mucha responsabilidad y con un estudio en profundidad», para que no haya ninguna «distorsión» como la que se ha visto «a lo largo de estos años». Así, ha apuntado que los Presupuestos Generales del Estado le dedican 65 millones de euros a esta cuestión, con el objetivo de que «se puedan hacer descuentos que se van a mantener a lo largo de la vida de esa concesión». Finalmente, Javier Losada ha afeado al Partido Popular que la AP-9 «debería estar desde hace muchos años libre de peaje».