El número 3 de Transportes: «Los descuentos en la AP-9 serán hasta el 2048, hasta el fin de la concesión»

El gallego Sergio Vázquez Torrón, secretario general de Infraestructuras, se da seis meses de plazo para elaborar un decreto «complejo» en el que se formalizarán las bonificaciones a usuarios habituales


redacción / la voz

En su última visita a Galicia, el ministro de Transportes, el valenciano José Luis Ábalos, bromeaba con que en la cúpula de su ministerio y de las empresas públicas asociadas había más gallegos que cargos procedentes de la Comunidad Valenciana. Sergio Vázquez Torrón (Lugo, 1975), secretario general de Infraestructuras, es uno de esos gallegos con poder en el ministerio con más capacidad inversora. Aunque es economista y estuvo relacionado con el mundo audiovisual, se fajó en el mundo de las infraestructuras como director adjunto del gabinete de otro lucense, José Blanco, cuando era ministro de Fomento. También fue asesor en la sombra durante la milagrosa resurrección política de Pedro Sánchez.

-Parece que es el hombre elegido por Ábalos para explicar su política en Galicia. ¿Tomó esta decisión porque es gallego y entiende mejor los registros?

-Soy gallego y ejerzo de gallego, y estoy familiarizado con la realidad de Galicia, que es compleja. Somos una comunidad periférica y a veces en Madrid no se percibe bien esa realidad.

-Entonces entenderá bien la desilusión de los gallegos con algunos asuntos que lleva el ministerio. Con la AP-9 fue fácil anunciar una buena noticia, pero lo difícil es ejecutar los descuentos.

-Conozco bien la AP-9, pero es verdad que el ministro percibió desde el primer momento la situación injusta, más cuando hay concesiones en otros territorios que ya terminaron su plazo. Y más aún cuando se trata de una autopista que vertebra Galicia. Fue todo esto lo que nos llevó a comprometernos para aliviar esta situación. Esperamos que el decreto con las bonificaciones y descuentos esté en el primer semestre de este año.

-Eran conscientes de que la subida automática del 1 % por las obras de Rande iba a causar desánimo. El resto de las autopistas bajaron.

-Los trámites administrativos para elaborar un real decreto llevan meses, y aquí hay trámites externos también. Es complejo. La subida pudo causar inquietud, pero no es una decisión del Gobierno, es un compromiso heredado. Pero esta subida es una gota de agua con respecto a las bonificaciones que estamos planteando. Va a quedar diluida. Otra decisión heredada es la ampliación de la concesión hasta el 2048 por el Gobierno de Aznar. Si no hubiera pasado eso, en el 2023 ya no estaríamos hablando de peajes.

-¿Sus decisiones también afectarán a gobiernos futuros?

-No queremos dejar hipotecas, diferir pagos o mutualizar rebajas en el resto de usuarios. Puede ser tentador. Das una buena noticia pero comprometes el futuro.

-Usted estaba con José Blanco cuando se decidió pagar a base de subidas las obras de Rande.

-No tenía la responsabilidad que tengo ahora. Pero fue en plena crisis financiera, unos años durísimos. No había capacidad presupuestaria. Y las obras en autopistas casi siempre se repercutieron en la tarifa.

-Habla de un máximo de seis meses para elaborar el decreto, pero el BNG les da de plazo solo hasta febrero.

-Esta bonificación no está planteada para solucionar una situación temporal del 2021. Las bonificaciones que estamos preparando están diseñadas para acompañar a toda la concesión, hasta el 2048. Entrar en regateos de tiempo cuando es algo que va a perdurar, que tiene que estar bien diseñado, bien negociado... Podemos crear una tensión en los tiempos que puede ir en contra nuestra.

-¿Cómo se plantean los descuentos? ¿Para usuarios habituales?

-La compensación deberá salir de los recursos públicos, y hay algunas incertidumbres porque puede generarse un incremento de la demanda. No está del todo perfilado, pues vamos a estudiar varios escenarios, pero el objetivo es que beneficie principalmente a los viajeros recurrentes. Será una bonificación relevante, que no genere efectos indeseables, pues hay un ferrocarril de muy alta calidad en el eje atlántico. La bajada será importante.

-Entiendo que no quieren que todo el mundo vaya en coche. ¿Les saldrá gratis a esos usuarios el viaje de vuelta?

-Se está estudiando el viaje de vuelta gratuito para ese tipo de usuarios, que se mueven por la AP-9 dos o tres veces por semana. Hay mucha gente en esta situación, que se gastan 200 euros al mes y el descuento puede llegar a un promedio de 100.

-¿Son suficientes los 55 millones presupuestados para este año?

-Es una estimación, lo importante son las medidas que se tomen y evitar el colapso de la autopista. Es una transferencia de renta muy relevante a un territorio, pues supondrá dos tercios de lo que se gasta el Estado para bonificaciones en autopistas en todo el país.

-¿Todo esto implica que no se van a abonar los 350 millones que se gastaron en Rande para eliminar la subida anual del 1 %?

-Vamos a verlo todo como un conjunto. Las rebajas serán importantes y los incrementos anuales quedarán diluidos. Si todos los esfuerzos van dirigidos a eliminar esa subida anual, no podríamos favorecer a los viajeros recurrentes.

-¿Renuncian a eso entonces?

-Vamos a abordar la subida, pero hay que ver el impacto presupuestario. Sería asumible en el corto plazo, en los dos o tres próximos años. Pero no queremos dejar regalos envenenados a las generaciones futuras. Vamos a estudiarlo, puede ser factible para esta legislatura hacer ajustes, pero el coste es muy alto para todo el ciclo. La prioridad son los usuarios recurrentes.

«No espero ningún regalo de Audasa»

Las negociaciones con Audasa están en marcha.

-Parece que en octubre llegaron a un principio de acuerdo.

-Fue más un inicio de conversaciones para que nos remitieran datos de movimientos para elaborar el decreto de bonificaciones. Es verdad que se los pedimos hace tiempo, pero las primeras informaciones nos llegaron unas semanas antes de Navidades. Estamos en el proceso de analizar esa información para plantear el real decreto de bonificaciones de la mejor manera posible.

-¿Está Audasa dispuesta a sacrificar parte de sus grandes beneficios para hacer más racionales los peajes? ¿O el sacrificio solo será de los contribuyentes?

-Audasa es una empresa, tiene un contrato y que no le quepa duda que va a velar por sus intereses y sus beneficios. Aunque partiera de ellos no me lo creería, pues tienen sus accionistas e inversores. Por eso es importante tener tiempo para elaborar un decreto que sea bueno para el interés público. No espero en ese sentido ningún regalo de Audasa.

«La gente sabe que la llegada del AVE es inminente. Los debates de fechas los ve pueriles»

La Xunta considera que el AVE no estará listo este año y lo justifica en informes técnicos propios. «Se puede generar ruido -asegura Sergio Vázquez-, pero la gente sabe que la llegada del AVE es inminente y ve pueriles los debates sobre fechas y plazos».

-Por lo que se ve usted está convencido. Feijoo, no.

-Veo el trabajo que se está haciendo y evalúo quiénes tienen mayor conocimiento y capacidad técnica en asuntos ferroviarios, que son muy complejos. Son los técnicos del ADIF y no la Xunta, con todos mis respetos, pues no se dedican a eso. Nuestro pronóstico es que sea este año. Hay una cierta obsesión por los plazos en Galicia.

-Porque hasta ahora no se cumplió ninguno. ¿No cree?

-Pero si lo vemos desde un punto de vista más general, el único AVE en el que se cumplió el plazo fue el de Sevilla. Hubo una década muy dura por la crisis, expectativas muy altas y a veces se fijan compromisos difíciles de cumplir. Ahora estamos a las puertas de esa realidad y lo que debe hacer la Xunta es aprovechar esta infraestructura para que los trenes vayan llenos. Es importante tener exigencia con las competencias propias.

-¿Hay proyectos para tomar el relevo del AVE?

-Primero hay que gestionar bien la llegada del AVE, acallar las críticas de los que cuestionaban esta inversión en Galicia y consolidar la demanda. Las bonificaciones en la AP-9 en paralelo a la llegada de la alta velocidad serán dos noticias cruciales para la movilidad. También hay que apostar por la modernización de la red convencional.

-¿Los trenes deben circular por la línea del Miño en la era del AVE?

-Es una decisión que no me corresponde a mí, no está en mi ámbito de decisión.

-¿Harán algo para que el puerto exterior coruñés tenga ferrocarril?

-Para nosotros es importante la relación del puerto con A Coruña y conocemos la preocupación de la ciudad. Hay un convenio que está sin desarrollar y hay que trabajar en él, teniendo en cuenta que la autoridad portuaria debe ser eficiente en su gestión. El cambio en su dirección puede ser un paso en ese aspecto. Hay que plantear proyectos que sean viables, y que haya un modelo económico que lo respalde, pues estos accesos deben financiarse con los ingresos portuarios. Estamos abiertos al diálogo.

-Las víctimas de Angrois les demandarán por no reabrir la investigación.

-Se lo propusimos a la CIAF, pero se negaron. Es un organismo independiente y nuestro margen de maniobra es escaso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El número 3 de Transportes: «Los descuentos en la AP-9 serán hasta el 2048, hasta el fin de la concesión»