El número 3 de Transportes: «Los descuentos en la AP-9 serán hasta el 2048, hasta el fin de la concesión»

Pablo González
pablo gonzález REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

El gallego Sergio Vázquez Torrón, secretario general de Infraestructuras, se da seis meses de plazo para elaborar un decreto «complejo» en el que se formalizarán las bonificaciones a usuarios habituales

07 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En su última visita a Galicia, el ministro de Transportes, el valenciano José Luis Ábalos, bromeaba con que en la cúpula de su ministerio y de las empresas públicas asociadas había más gallegos que cargos procedentes de la Comunidad Valenciana. Sergio Vázquez Torrón (Lugo, 1975), secretario general de Infraestructuras, es uno de esos gallegos con poder en el ministerio con más capacidad inversora. Aunque es economista y estuvo relacionado con el mundo audiovisual, se fajó en el mundo de las infraestructuras como director adjunto del gabinete de otro lucense, José Blanco, cuando era ministro de Fomento. También fue asesor en la sombra durante la milagrosa resurrección política de Pedro Sánchez.

-Parece que es el hombre elegido por Ábalos para explicar su política en Galicia. ¿Tomó esta decisión porque es gallego y entiende mejor los registros?

-Soy gallego y ejerzo de gallego, y estoy familiarizado con la realidad de Galicia, que es compleja. Somos una comunidad periférica y a veces en Madrid no se percibe bien esa realidad.

-Entonces entenderá bien la desilusión de los gallegos con algunos asuntos que lleva el ministerio. Con la AP-9 fue fácil anunciar una buena noticia, pero lo difícil es ejecutar los descuentos.

-Conozco bien la AP-9, pero es verdad que el ministro percibió desde el primer momento la situación injusta, más cuando hay concesiones en otros territorios que ya terminaron su plazo. Y más aún cuando se trata de una autopista que vertebra Galicia. Fue todo esto lo que nos llevó a comprometernos para aliviar esta situación. Esperamos que el decreto con las bonificaciones y descuentos esté en el primer semestre de este año.

-Eran conscientes de que la subida automática del 1 % por las obras de Rande iba a causar desánimo. El resto de las autopistas bajaron.

-Los trámites administrativos para elaborar un real decreto llevan meses, y aquí hay trámites externos también. Es complejo. La subida pudo causar inquietud, pero no es una decisión del Gobierno, es un compromiso heredado. Pero esta subida es una gota de agua con respecto a las bonificaciones que estamos planteando. Va a quedar diluida. Otra decisión heredada es la ampliación de la concesión hasta el 2048 por el Gobierno de Aznar. Si no hubiera pasado eso, en el 2023 ya no estaríamos hablando de peajes.

-¿Sus decisiones también afectarán a gobiernos futuros?

-No queremos dejar hipotecas, diferir pagos o mutualizar rebajas en el resto de usuarios. Puede ser tentador. Das una buena noticia pero comprometes el futuro.