Un laboratorio de ideas para la movilidad rural

El ministerio de Ábalos convoca a la sociedad civil para aportar propuestas que solventen los problemas de transporte de las zonas despobladas

Una parada de autobús en la zona rural
Una parada de autobús en la zona rural

redacción / la voz

La situación del mundo rural en España, su despoblamiento y la brecha de servicios con respecto a las áreas urbanas, se ha convertido en un asunto transversal para todos los ministerios del Gobierno de Pedro Sánchez, aunque la competencia directa recaiga en el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Pero no habrá repoblación mientras no se solvente el asunto de la movilidad, en unos territorios que no son atractivos para las empresas del transporte si no es gracias a grandes subvenciones públicas. El Ministerio de Transportes, consciente de esta situación, ha convocado un laboratorio de ideas para que desde distintos sectores se aporten soluciones. Además, abordó hace unos días esta problemática en un seminario. Aquí están algunas ideas que, en algunos casos, ya se están funcionando en Galicia.

buses a demanda

Una iniciativa que nació en Castilla y León y ya está en marcha en Galicia. Se trata de aprovechar la digitalización -más lenta en el ámbito rural- para lograr un servicio a la carta que no se mueva por rutas o frecuencias, sino por necesidades de movilidad concretas. Esta idea surgió en Castilla y León, junto con el autobús escolar compartido, al que está íntimamente unido, pues se activa cuando no es un día lectivo. Esto soluciona el problema de la escasez de frecuencias en las zonas rurales (a menudo con una o dos diarias solamente) y los recorridos en vacío a los que a veces se ven abocados los autobuses. La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade culminará a principios del año que viene la extensión a toda Galicia de este nuevo modelo de transporte público.

ferrocarril

Recuperar líneas y frecuencias que fueron eliminadas. Quizás habría que empezar por recuperar las líneas ferroviarias cerradas y las frecuencias perdidas para mejorar la movilidad en las zonas rurales. Y esto está en manos del Ministerio de Transportes. De ahí que muchas propuestas que respondieron al concurso de ideas incidan en la recuperación del ferrocarril convencional, que sufrió una merma de servicios en el 2011, con la disculpa de los efectos de la crisis financiera.

coches compartidos

Aplicaciones del tipo Bla Bla Car adaptadas al mundo rural. Bastantes propuestas de esta encuesta ya cerrada incluyen aplicaciones para compartir vehículos adaptadas a la realidad rural, optimizando el uso del vehículo privado y dando opciones de movilidad a quienes no cuentan con él.

carriles bici

Itinerarios seguros que conecten con zonas urbanas. La bicicleta puede ser un activo interesante para mantener comunicadas las zonas rurales. Hay propuestas que preconicen vías exclusivas para bicicletas, o cuanto menos protegidas, y que conecten estas zonas con espacios urbanos donde haya servicios y puestos de trabajo.

intermodalidad

Acceso a transportes de larga distancia. Hay propuestas que coinciden con el diseño de la movilidad que se está instaurando en Galicia, consistente en construir estaciones intermodales que pongan la alta velocidad al servicio de territorios no urbanos, que acceden a las terminales en autobuses.

vehículos autónomos

Para personas mayores o con movilidad reducida. Esta idea la aporta la Asociación del Vehículo Autónomo Conectado, pues considera que las áreas rurales, con una población envejecida y escaso tráfico, son ideales para poner en marcha redes de vehículos autónomos que conecten distintos núcleos rurales y contribuyan a que personas que viven aisladas puedan seguir teniendo vida social.

El transporte escolar compartido no se culminará hasta el curso 2020-21

pablo gonzález
Autobús escolar compartido en el área de Carballo
Autobús escolar compartido en el área de Carballo

Las empresas de autobuses lanzan una ofensiva de recursos para ralentizar o parar el plan

La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade se dispone a analizar las alegaciones a la segunda fase del plan de transporte -un total de 207-, buena parte de ellas de los concellos y de las empresas del transporte, que se resisten a perder la cuota de negocio que desde hace muchos años tienen con el modelo de bus escolar exclusivo que dependía de la Consellería de Educación.

Las nuevas líneas compartidas se han ensayado ya con éxito en la primera fase del plan de transporte en 201 colegios, en aquellas zonas en las que las concesionarias habían renunciado a seguir prestando el servicio. En el nuevo proceso de adjudicación se ampliará a 113 colegios más, de forma que prácticamente todo el transporte escolar en la provincia de Ourense será compartido. Estas nuevas líneas comenzarán a funcionar como servicios integrados (pasajeros generales y alumnos) en enero del 2020, cuando ya se ha iniciado el curso. La culminación del modelo se producirá cuando entren en funcionamiento los contratos de la segunda fase, que afectarán a otros 145 centros educativos. Pero eso no será hasta el inicio del curso 2020-21. En total, se implantará en 459 colegios, la gran mayoría en zonas rurales, pues en las áreas metropolitanas apenas hay plazas libres en los autobuses, de ahí que en la segunda fase el número de centros sea inferior. Las líneas que no se compartan seguirán dependiendo de la Consellería de Educación, mientras que las integradas pasan a ser competencia de Infraestruturas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un laboratorio de ideas para la movilidad rural