Un laboratorio de ideas para la movilidad rural

Pablo González
pablo gonzález REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Una parada de autobús en la zona rural
Una parada de autobús en la zona rural MERCE ARES

El ministerio de Ábalos convoca a la sociedad civil para aportar propuestas que solventen los problemas de transporte de las zonas despobladas

17 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La situación del mundo rural en España, su despoblamiento y la brecha de servicios con respecto a las áreas urbanas, se ha convertido en un asunto transversal para todos los ministerios del Gobierno de Pedro Sánchez, aunque la competencia directa recaiga en el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Pero no habrá repoblación mientras no se solvente el asunto de la movilidad, en unos territorios que no son atractivos para las empresas del transporte si no es gracias a grandes subvenciones públicas. El Ministerio de Transportes, consciente de esta situación, ha convocado un laboratorio de ideas para que desde distintos sectores se aporten soluciones. Además, abordó hace unos días esta problemática en un seminario. Aquí están algunas ideas que, en algunos casos, ya se están funcionando en Galicia.

buses a demanda

Una iniciativa que nació en Castilla y León y ya está en marcha en Galicia. Se trata de aprovechar la digitalización -más lenta en el ámbito rural- para lograr un servicio a la carta que no se mueva por rutas o frecuencias, sino por necesidades de movilidad concretas. Esta idea surgió en Castilla y León, junto con el autobús escolar compartido, al que está íntimamente unido, pues se activa cuando no es un día lectivo. Esto soluciona el problema de la escasez de frecuencias en las zonas rurales (a menudo con una o dos diarias solamente) y los recorridos en vacío a los que a veces se ven abocados los autobuses. La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade culminará a principios del año que viene la extensión a toda Galicia de este nuevo modelo de transporte público.

ferrocarril

Recuperar líneas y frecuencias que fueron eliminadas. Quizás habría que empezar por recuperar las líneas ferroviarias cerradas y las frecuencias perdidas para mejorar la movilidad en las zonas rurales. Y esto está en manos del Ministerio de Transportes. De ahí que muchas propuestas que respondieron al concurso de ideas incidan en la recuperación del ferrocarril convencional, que sufrió una merma de servicios en el 2011, con la disculpa de los efectos de la crisis financiera.