Pablo Iglesias: «A pesar de que es más difícil dar trigo que predicar, cumplimos nuestro programa»

El vicepresidente segundo del Gobierno y secretario general de Podemos dice que «Feijoo y el PP tuvieron en su mano no haber bloqueado unos Presupuestos que iban a liquidar la devolución del IVA»


MADRID / la voz

Pablo Iglesias (Madrid, 1978) recibe a La Voz en el edificio del Ministerio de Sanidad, frente al Museo del Prado, donde ha decidido instalar su despacho de vicepresidente del Gobierno. Lo hace protegiendo sus anginas con un jersey de cuello vuelto tan solo unas horas después de haberse ausentado de la primera reunión de la mesa de diálogo con el Ejecutivo catalán a consecuencia de una amigdalitis que poco a poco va superando gracias a un cóctel de «antibióticos, propóleo, sopa calentita y leche con miel». Hoy probará esa garganta en su primer mitin para las elecciones generales, en A Coruña, arropando al candidato de su partido, Antón Gómez-Reino.

-¿Qué balance hace de las primeras semanas de Gobierno?

-Haber logrado subir el salario a los trabajadores públicos, actualizar las pensiones al IPC, tener el anuncio de la declaración de emergencia climática, el decreto del campo, la subida del SMI a 950 euros... Con toda la moderación, con toda la prudencia, y sin perder la capacidad de autocrítica, creo que el balance de este mes y pico es muy bueno.

-¿Es la derecha lo que más cohesiona al Consejo de Ministros?

-Tenemos una ultraderecha y una ultra ultraderecha que indudablemente es un pegamento político para llegar a muchos acuerdos, pero lo dijo el presidente del Gobierno: somos dos formaciones políticas y un solo Gobierno.

-Varias de las medidas están siendo impulsadas por carteras manejadas por ministros de UP.

-Todas, vengan del ministerio que vengan, son del Gobierno. Yo no sacaría pecho como partido.

-La regulación del precio del alquiler anunciada por Ábalos también lleva el cuño de Podemos.

-Lo peleamos mucho en el acuerdo de Gobierno. Es una vergüenza lo que ha ocurrido en este país con los precios del alquiler. Que los ayuntamientos puedan declarar zonas de mercado tensionado contribuye a que se cumpla de manera un poco más seria la Constitución en lo que se refiere al derecho a la vivienda.

-Ábalos es la presa favorita de la oposición. ¿Resistirá?

-Está demostrando una capacidad enorme de fajarse. Es alguien con muchísima experiencia política y que ha actuado correctamente; claro que sí.

-Una de las últimas desavenencias en el Gobierno llegó con las devoluciones en caliente. ¿Ha tenido que tragarse algún sapo?

-Este Gobierno tiene una política migratoria que va a apostar por actuar en las zonas de origen de la emigración. Las diferencias que pueda haber se resolverán, lógicamente, a puerta cerrada.

-Parece que la supervivencia de este Gobierno pasa por la aprobación de los Presupuestos y, por tanto, por Cataluña.

-Este Gobierno tiene la obligación de negociar con muchas fuerzas políticas para sacar adelante los Presupuestos, pero este Gobierno, gobierna, y lo está demostrando, y vamos a seguir gobernado independientemente de que con Cataluña hay una mesa de diálogo que tiene que avanzar.

;
Pablo Iglesias: «Gómez-Reino tiene opciones de ser presidente» La Voz entrevista al vicepresidente segundo del Gobierno y secretario general de Podemos

-Se perdió la primera reunión de la llamada mesa de diálogo. ¿Qué le contaron de la misma?

-Muy satisfecho con la voluntad de ambas partes de seguir hablando. Va a ser un proceso muy largo en el que va a haber que tener paciencia, mucha capacidad de empatía y de escucha, pero que quedase claro que se van a seguir dando pasos firmes en el diálogo, con seguridad jurídica, como no podría ser de otra manera, revela que estamos caminando en la buena dirección.

-¿Le sorprendió que Sánchez le incorporase a la mesa?

-Me pareció lógico. Somos un Gobierno de coalición, y aunque somos conscientes del peso que representamos, podemos ayudar mucho trabajando en equipo.

-La reforma del Código Penal. ¿Es partidario de hacerla de forma conjunta o despiezar la sedición?

-Hay tipos penales en nuestro Código Penal que son mejorables, pero también en otras cuestiones. La ley integral de violencia machista que está impulsando Igualdad va a concretar por fin el «solo sí es sí», que es una demanda de las mujeres en nuestro país y de todos los demócratas que se vio después de esa sentencia tan difícil de comprender con el caso de la manada.

-¿Pero es partidario de abordar la sedición por separado o prefiere una reforma conjunta?

-Le corresponde a Justicia definir en qué momento se van a hacer unas reformas u otras. Algunas irán por separado, como el ‘‘solo sí es sí’’ [en el consentimiento sexual], otras podrán ir juntas.

-Seguro que conoce el dicho. Una cosa es predicar y otra dar trigo. ¿Qué opina ahora que forma parte del Gobierno?

-Absolutamente, hay refranes enormemente crueles que dicen la verdad, pero con todo, a pesar de que es mucho más difícil dar trigo que predicar, creo que estamos demostrando que cumplimos con nuestro programa.

-La reforma de Garzón con las apuestas no parece que sea la que le gustaría, sino la que ha podido.

-Es un primer paso, y un primer paso muy importante. Algunos hablan de las casas de apuestas como la nueva heroína. Creo que lograr en las primeras semanas prohibir el 80 % de la publicidad y estar además dispuestos a seguir dando pasos en esta dirección hay que valorarlo con moderación, sin perder la capacidad de autocrítica, pero de manera positiva.

-Sobre lo de predicar y dar trigo. Imagínese que mañana llega a su ministerio la Fundación Amancio Ortega y le ofrece convenios de colaboración por equis millones de euros para impulsar la Agenda 2030. ¿Qué haría?

-Lo primero, tendríamos que sentarnos a hablar con total cordialidad y habría que hablar de muchas cosas. Muchas empresas, incluida la que me señala, utilizan mecanismos de ingeniería fiscal, que si bien pueden ser legales, no siempre son legítimos, para no cumplir con las obligaciones fiscales. Por supuesto que me reuniría con toda cordialidad, y ojalá nos pudiéramos entender, pero dejaría una cosa clara, los objetivos de la Agenda 2030 no son una suerte de lavado de cara para nadie, son objetivos que han puesto encima de la mesa la sociedad civil y que tienen que ver con intervenir sobre la desigualdad económica, en la justicia climática... Lo que están pidiendo a las empresas no es que hagan márketing, sino que asuman y se corresponsabilicen con esos objetivos que tienen que ver con el futuro de la humanidad.

«Es una prioridad del Gobierno que el AVE llegue a Galicia en tiempo y forma»

Son muchos los grandes temas gallegos que se deciden en Madrid, y aunque no sea su área, Pablo Iglesias no deja de ser el número tres del Ejecutivo.

-En Galicia diferentes Gobierno llevan prometiendo el AVE durante 20 años. ¿Es una prioridad para este Gobierno?

-Lo es. La pésima gestión del PP implicó no solamente retrasos, sino que algunas cosas se habían hecho fatal. Es prioridad de este Gobierno que el AVE llegue en tiempo, en forma y sin comprometer un elemento que es fundamental y que en Galicia conocen muy bien, que es la seguridad.

-Otra de las grandes reivindicaciones de la Xunta es la devolución del IVA de diciembre del 2017.

-Hubiera estado muy bien que el PP no golpeara unos Presupuestos que llevaban incluida la liquidación de estas cantidades. Al bloquearlos forzó a que se cerrara un ciclo fiscal y ahora estemos en una situación en la que legalmente, como ha explicado Hacienda, tenemos las manos atadas. Vamos a trabajar para sacar los siguientes Presupuestos adelante y dialogar para que esto se pueda hacer bien, pero llama la atención que Feijoo y el PP tuvieran en su mano no haber bloqueado unos Presupuestos que llevaban bien clarito que eso se iba a liquidar.

-Se recuperarían esos 200 millones del IVA, pero esos PGE tenían una reducción de las inversiones en Galicia de un 20 %...

-Ese es el argumentario del PP. Creo que esos Presupuestos, como señalaron muchos representantes de Galicia en el Congreso, eran enormemente beneficiosos. Ahora nos toca negociar unos nuevos Presupuestos y ojalá podamos tenerlos pronto.

«Gómez-Reino tiene opciones de ser presidente»

En el 2012, Pablo Iglesias vivió un breve espacio de tiempo en A Coruña, coincidiendo con su etapa como asesor de Alternativa Galega de Esquerdas junto a Beiras y Yolanda Díaz, una experiencia sin la que, tal y como reconoce, «no existiría Podemos».

-¿Qué perspectivas tiene para el 5 de abril?

-Terminará el absolutismo de Feijoo. Creo que la ciudadanía gallega no está de espaldas al cambio. No va a ser fácil, pero estoy convencido de que ganaremos a Feijoo.

-¿Es Galicia el sitio más complicado?

-Siempre es difícil, y jamás hay que subestimar a ningún adversario político, y menos a Feijoo, que ha demostrado una capacidad de transformismo político enorme, parece que ahora no quiere ser del PP, que es un candidato independiente y poco menos que quiere presentarse por un partido distinto, pero creo que la ciudadanía en Galicia sabe lo que representa Feijoo, lo que han representado las privatizaciones, sabe que desde que Feijoo gobierna, Galicia ha perdido muchísima población, ha habido al menos diez hospitales gallegos que ya no existen, que casi hay un 10 % menos de camas de hospital, y hay que acabar con eso.

-¿Tiene opciones de presidir Antón Gómez-Reino la Xunta?

-Por supuesto que sí. Las urnas están abiertas. En cualquier caso, creo que todas la fuerzas progresistas tenemos que colaborar. El Gobierno alternativo a Feijoo, eso es indudable, será un Gobierno de coalición.

-¿Cuáles son los puntos fuertes de su candidato?

-Haber sido un activista social desde hace muchísimos años, y su trabajo como inspector en un laboratorio que le obligaba a recorrer prácticamente todas las explotaciones ganaderas le ha hecho conocer Galicia como ninguno de los candidatos. Creo que tiene muchas posibilidades de ser el presidente.

-¿Le costó convencerlo?

-No dependió de mí. Perder a alguien a quien valoro muchísimo y a quien me une una relación personal estrecha, no es fácil.

-¿Le sentó mal que en las municipales Xulio Ferreiro le pidiera que no visitase A Coruña para la campaña?

-Hay algo que hemos aprendido Podemos y las confluencias: cuando estamos juntos, nos va mucho mejor. Y creo que las municipales volvieron a revelar que la gente nos quiere unidos por encima de diferencias de partido. A nuestra gente le gusta vernos trabajando juntos y cuidando las diferencias y la pluralidad que son constitutivas de nuestro espacio político.

-¿Cree que fue el único factor para perder las tres ciudades?

-Seguramente no el único.

-¿Ferreiro y Noriega son dos activos para las listas?

-Eso le corresponde decidirlo al espacio político gallego. Les tengo muchísimo respeto y admiración a los dos. Creo que lo han hecho bien como alcaldes, también el de Ferrol, pero no me corresponde a mí decir quién tiene o no tiene que ir en las listas.

-¿A quién correspondería permitir una excepción con las listas cremallera, a Galicia o a Madrid?

-El espacio político gallego tiene la soberanía para aplicar los criterios que entiendo que se dan en todas las organizaciones que nos hemos puesto de acuerdo.

-Una personal. ¿Cuál es su lugar favorito de Galicia?

-Monte Alto (barrio de A Coruña). Quizá no sea de los más ilustres, pero me encantaba, y si alguna vez tengo que volver a vivir a Galicia, pues yo en los bares de Monte Alto, en los que se reían de mí porque siempre pedía empanada, estaría bien a gusto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Pablo Iglesias: «A pesar de que es más difícil dar trigo que predicar, cumplimos nuestro programa»