La coalición de Podemos, EU y Anova avanza al límite de poder presentarse

Compostela Aberta y Marea Atlántica votaron anoche avalar la candidatura de unidad


santiago / la voz

A las doce de la noche expira el plazo para que se presenten las coaliciones electorales que quieran concurrir a la elecciones autonómicas y, unas horas antes, en los diferentes foros de la confluencia de partidos de izquierdas, se daba por hecho el pacto entre Podemos, EU, Anova y las mareas municipales urbanas. De hecho, las reuniones se intensificaron y la gran pregunta que se hacía en su entorno ya no era si irían o no juntos, sino quién encabezaría la coalición, porque Gómez-Reino no tardará en ser proclamado candidato de Podemos, pero no se descarta que a última hora, en aras de un acuerdo que satisfaga a todas las partes, acabe siendo Martiño Noriega el que encabece la lista que aspira, si el PP pierde la mayoría absoluta, a pactar un gobierno de varios colores con el PSdeG y el BNG.

Las palabras de Noriega admitiendo un cambio de postura por parte de Podemos, las de Gómez-Reino reconociendo que las negociaciones avanzan y las reuniones que se intensificaron en la tarde del jueves entre miembros de las tres fuerzas hacen pensar que, como es habitual en el espacio de las confluencias, la coalición se registrará a escasos minutos de que expire el plazo. Y también como es habitual, sin que se cierren todos los flecos, porque luego todavía queda margen para colocar en las listas a las personas que cada partido quiere situar en los puestos de salida. Pese a esos deberes pendientes, el secretario de organización de EU, Rubén Pérez, avanzó que las conversaciones iban por buen camino y agradeció a Anova su disposición para alcanzar un acuerdo.

La consulta modificada

Una prueba de que las negociaciones van por buen camino es que el jueves, Podemos consultó a sus inscritos sobre la posibilidad de llegar a una coalición con otras fuerzas para las autonómicas. Pero la pregunta inicial, en la que el partido morado se arrogaba el liderazgo de la iniciativa, fue modificada posteriormente por otra en la que ese párrafo se eliminó, se supone que con la intención de no incomodar a sus futuros socios. La primera pregunta era la siguiente: «Cres que Podemos Galicia debemos concorrer ás eleccións galegas coa fórmula dunha coalición baixo a forma de Galicia en Común e a referencia estatal de Unidas Podemos asumindo a iniciativa e sumando a outras forzas progresistas?». Pero la que finalmente pudieron votar de forma telemática los 27.000 inscritos que tiene Podemos en Galicia quedó redactada así: «Cres que Podemos Galicia debemos concorrer ás eleccións galegas coa fórmula dunha coalición coas organización coas que cheguemos a acordos baixo a forma de Galicia en Común e a referencia estatal de Unidas Podemos?» Entre algunos los inscritos causó malestar que la consulta se plantease a última hora y sin previo aviso. «É para que a xente non participe, porque o acordo xa está feito», decían dando por hecho que el pacto se cerró entre las cúpulas de los partidos al margen de lo que opinen las bases.

El visto bueno de las mareas

En la tarde de el jueves fueron convocadas también las asambleas de Compostela Aberta y de Marea Atlántica para que le dieran el visto bueno a la coalición, teniendo en cuenta que el pacto al que lleguen Podemos y EU con fuerzas nacionalistas no se limita a Anova, sino que incluye a varias mareas urbanas. Ambas formaciones votaron a favor y se da por hecha la inclusión en el acuerdo de las de A Coruña y Vigo, pero podrían entrar algunas otras afines al partido de Beiras. También Anova tenía previsto reunir a su dirección en la tarde del jueves para pronunciarse sobre el acuerdo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La coalición de Podemos, EU y Anova avanza al límite de poder presentarse