«Una mujer que es capaz de parir se siente capaz de todo»

Ana Abelenda Vázquez
Ana Abelenda REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Isabel Abel, presidenta de la Asociación Galega de Matronas

09 jul 2019 . Actualizado a las 07:05 h.

La presidenta de la Asociación Galega de Matronas es matrona de casualidad. «Me enamoré de la profesión haciendo la especialidad», confiesa Isabel Abel (Lugo, 1975), que dice que hombres y mujeres no viven, necesariamente, de manera distinta la sexualidad. «Es, sobre todo, una diferencia en la educación que reciben niños y niñas», plantea.

-A sus 46, la presentadora Toñi Moreno será madre por primera vez. Y en Galicia, las madres de más de 40 duplican a las de menos de 25. ¿Cómo lo ve?

-Como algo cultural y social. Hoy en día, que la mayoría de las mujeres estudiamos, tienes que colocarte profesionalmente, encontrar cierta estabilidad, tomar la decisión de tener niños... Hay un cúmulo de cosas que nos abocan a plantearnos cada vez más tarde la maternidad. Es algo en lo que influyen la escasez de ayudas públicas y la precariedad laboral.

-¿Biológicamente pasa factura?

-Biológicamente, no es bueno. Pero es lo que hay.

-¿Los hijos de madres de más de 40 años presentan una mayor tendencia a tener problemas?

-La edad afecta sobre todo a la fertilidad. A partir de los 40, te va a costar más quedarte embarazada. A partir de los 40, la fertilidad de la mujer disminuye... Y la del hombre, eh. Los problemas de fertilidad vienen por ambas partes, y no solo por la edad, sino también por el ritmo de vida, el estrés, la mala alimentación... Lo que deberían plantearse las Administraciones es que las ayudas que hay para la familia no son quizá las adecuadas.

-¿Por qué es matrona?

-Surgió un poco de casualidad. Hice Enfermería y me enamoré de la profesión de matrona una vez que empecé a hacer la especialidad. Les pasa a muchas compañeras. En Galicia salen 16 matronas nuevas cada año, de las cuales ocho son de fuera. De ellas pueden quedarse cuatro, porque aquí no suele haber contratos laborales. Parece que las matronas estamos en peligro de extinción...

-¿Sienten que les come terreno la figura del ginecólogo?

-Es que a veces se habla, por ejemplo, de la humanización del parto, y las matronas no salimos por ningún lado. Una matrona es clave en un parto. El ginecólogo está, o debería estar, solo si el parto se complica.

-¿Seguimos en la inopia sobre cuándo ir a la matrona?

-Sí. Nosotras salimos a la calle con campañas para recordarles a las mujeres para qué estamos aquí. A la matrona deberías visitarla desde niña. Es quien mejor puede explicarte los cambios que vas a tener u ofrecerte educación para quitar tabúes sobre la menstruación o la anticoncepción.

-¿Están muy pez en sexo los jóvenes de hoy?

-Sí. Nosotras hacemos intervenciones voluntarias. En Ames hacen la Feira das Profesións, para los chicos de bachillerato. Ahí los chavales pululan y preguntan. Y vemos que muchas niñas de 13 y 14 años no saben lo que es el clítoris. ¡Pero el libro de sexto de primaria sobre el aparato reproductor sigue siendo el que teníamos nosotros! Sigue habiendo muchos tabúes y poca educación sexual.

-La menopausia también arrastra los suyos.

-Es otra de las cosas en la que insistimos ante la Administración. ¿Qué pasa son las mujeres a partir de los 65 años, no existen? La vida sexual no se acaba ahí.

-El matrón es la excepción en un mundo de mujeres. ¿El hombre está menos capacitado que la mujer para este trabajo?

-Para nada. Como tampoco tienes que haber parido para ser una buena matrona. Esto es profesionalidad. Yo he parido dos niños, y al ver a las mujeres en el paritorio aún me sigue sorprendiendo la fuerza de las mujeres. Parir empodera. Una mujer que es capaz de parir se siente capaz de todo.

-¿Cuál es el momento más embarazoso que ha vivido?

-Esos momentos en que pides al padre que se ponga una bata y un gorro... y cuando te das cuenta ves que se ha desnudado y se ha quedado con la bata y el calzoncillo. Y tú: «¡No, no! Si era por encima de la ropa!».

-¿Es seguro parir en casa?

-Lo dice la evidencia científica: es seguro en mujeres con embarazos normales, entre las semanas 37 y 42, siempre que estén acompañadas por profesional cualificado. Si el bebé viene de nalgas, no, no es seguro.

-Una matrona no es una doula.

-Una doula es una formación no reglada.

-Hay muchas especialidades nuevas en torno a la maternidad.

-Se ha ido tejiendo toda una red de títulos, que si preparadora maternal, que si especialista en parto en movimiento... La maternidad es un negocio. Hay seudoprofesionales a punta pala.

-¿La Luna influye en el parto?

-Diría que no. Pero cuando hay tormenta vienen más mujeres con la bolsa rota.

-¿Las «millennials» ya no toman la píldora?

-Es que la píldora tiene muchos efectos secundarios. La mayoría están informadas. Es una contradicción: ¿Me tomo la píldora como anticonceptivo y lo que hace es quitarme la libido? Me pregunto: ¿Por qué tardan tanto en lanzar la masculina? Para que la sigamos tomando nosotras, ¿no?