«Ser madre no es difícil, lo difícil es serlo y poder trabajar»

Amanda tuvo su primera hija con 22 años. Ahora, con 24, está a punto de dar a luz a su segundo retoño

Amanda, embarazada de ocho meses, y su hija Clara, de dos años
Amanda, embarazada de ocho meses, y su hija Clara, de dos años

redacción / la voz

A Amanda le quedan pocas semanas para dar a luz. Será el hermanito pequeño de Clara, a la que alumbró con 22 años. «Siempre tuve claro que quería ser mamá joven, no me veía siéndolo con 40», explica. Ella y su marido, que por entonces tenía 26, llevaban varios años juntos y tenían estabilidad económica y laboral, pero aún así, muchos se sorprendieron: «Me encontré bastantes caras de ‘‘estás loca’’ aunque nadie se atrevió a decirme nada», recuerda. Es la mamá más joven del pueblo.

A punto de convertirse en madre por segunda vez, Amanda cree que se plantarán: «Más de dos hijos es complicado. Y no por el gasto, porque aquí en el pueblo todos te ayudan, te dan ropa... sino por la conciliación. Ser madre no es difícil, basta tener paciencia, lo complicado es serlo y trabajar». Ahora mismo, su casa se mantiene con un solo sueldo. Ella trabajaba pero cuando comunicó que estaba embarazada, no le renovaron el contrato. «Esas cosas pasan, por eso la gente espera tanto para tener hijos o no los tiene», apunta.

«Las administraciones no hacen nada por la natalidad»

También es muy crítica con las administraciones: «No hacen nada por la natalidad, incorporarse al trabajo cuando el bebé solo tiene cuatro meses es inconcebible. Yo ahora tengo que plantearme una temporada sin trabajar, no podemos permitirnos pagar para que cuiden a dos ni explotar a los abuelos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Ser madre no es difícil, lo difícil es serlo y poder trabajar»