Las dudas de Lara Méndez en el PSdeG

La alcaldesa de Lugo, que apostó por Campos y Santos, teme quedar fuera del reparto en la Diputación

La alcaldesa, Lara Méndez, celebrando con Santos los resultados
La alcaldesa, Lara Méndez, celebrando con Santos los resultados

LUGO / LA VOZ

La socialista Lara Méndez arranca su segundo mandato en la alcaldía de Lugo con varias sombras por despejar. El estallido de la crisis en el PSOE provincial, que acabó con la dimisión de su secretario general, Álvaro Santos, le ha estropeado las fotos del pasado fin de semana: el acuerdo de gobierno con el BNG y la placentera sesión de investidura.

La alcaldesa, que era la presidenta del partido en la ejecutiva de Santos, había contado con él para su lista, nada menos que de número dos. Santos, que pretendía seguir como el hombre fuerte en el gobierno de la Diputación, se queda en su grupo municipal, de momento en un perfil más bajo, para intentar no dañar la imagen de su compañera.

En la reunión de alcaldes y ediles socialistas del partido judicial de Lugo, Méndez fue consciente de que por primera vez en la historia de la democracia el PSOE de la ciudad no iba a tener representación en la otra gran institución de la capital. La alcaldesa defendió desde el día siguiente de las elecciones tres principios que por los acontecimientos de esta semana no se van a cumplir: apostó por Darío Campos como candidato a presidir la Diputación, quería que Lugo tuviese un diputado y que este fuese Álvaro Santos.

Su entorno cercano defendía ayer que dará la batalla para conseguir que su grupo tenga un diputado. Sus argumentos no convencen al candidato a presidir la Diputación, el alcalde de Monforte, José Tomé. Méndez recuerda que Lugo obtuvo el 52 % de los votos del partido judicial, además de ser la agrupación con más militantes. Pero Tomé insiste en que Monforte, la segunda ciudad de la provincia, lleva más de tres décadas sin tener un diputado.

Será la comisión federal de listas la que decida quiénes serán los elegidos. Si finalmente se introduce el nombre de alguien de confianza de Méndez, la puesta de largo de Tomé del martes en la sede del PSOE, con sus ocho apoyos explícitos ante las cámaras, quedaría en entredicho. Pero si al final Lugo y su alcaldesa se quedan sin diputado, supondrá otro golpe para la regidora.

Lara Méndez sufrió un enorme desgaste en su anterior mandato, especialmente en los últimos dos años. La falta de apoyos en la oposición (acabó siendo reprobada), los conflictos con los sindicatos municipales y los problemas en la gestión por la falta de personal no fueron su mejor carta de visita ante las elecciones, pero a pesar de ello mantuvo el tipo y conservó los mismos concejales de hace cuatro años de Orozco, siendo el único gobierno en minoría de las grandes ciudades que conservó la alcaldía.

Menos votos que Borrell

Pero miembros de la dirección del PSdeG no hacen el mismo análisis cuando comparan los resultados del partido en las generales y las europeas con respecto a las locales. La alcaldesa obtuvo un 9,3 % menos de votos que Borrell en la ciudad, unos 4.000 votantes menos. Su proximidad y su lealtad a la figura de Santos no le han ayudado ante la dirección gallega, siendo llamativa la falta de apoyos explícitos durante la campaña electoral.

Hay frases que pueden ser premonitorias. Cuando se presentó la candidatura de Tomé como alcalde, Santos dijo en el mitin que Tomé «é tan insistente que acabará conseguindo que Monforte sexa designada capital da provincia», a lo que después Caballero sentenció «Tomé non ten nada enfrente», en referencia a sus rivales políticos. Méndez y Tomé mantienen una relación cordial. Han sido compañeros en numerosas reivindicaciones en las reuniones del Eixo Atlántico y a ambos les interesará una mantener una imagen cercana, como señalan fuentes próximas a ellos.

Otra cuestión serán sus socios de gobierno, el BNG, que el lunes ya presentó su organigrama de gobierno -metiendo presión a los socialistas- y generando un pequeño roce cuando Rubén Arroxo se definió como vicealcalde y la regidora le tuvo que recordar que esa figura no existe y solo será primer teniente de alcalde. Ayer ambos, que tuvieron la visita de Ana Pontón, quitaron hierro al asunto.

José Tomé ya toma el control del PSOE de Lugo para gobernar la Diputación

Suso Varela
;
José Tomé se hace con el control del PSOE de Lugo para gobernar la Diputación Presenta las firmas de apoyo que le darían una mayoría holgada en el grupo provincial

Presenta las firmas de apoyo que le darían la mayoría holgada en el grupo provincial

José Tomé, alcalde de Monforte, no tardó ni 24 horas en tomar posiciones después de que presentase su dimisión el secretario provincial del PSOE de Lugo, Álvaro Santos. El regidor se presentó en la sede del partido para escenificar el apoyo masivo que tiene su candidatura a presidir la Diputación de Lugo. El PSOE, tras las elecciones municipales, obtuvo 10 diputados, y ayer el alcalde monfortino acudió con otros siete compañeros que traían las firmas que les avalan el apoyo de los concejales de cada partido judicial.

 

Junto a Tomé acudieron por el partido judicial de Lugo los alcaldes de Pedrafita y Castroverde, José Luis Raposo y José María Arias; la portavoz y exalcaldesa de O Incio, Laura Celeiro; y el número dos de Láncara y diputado de Deportes en funciones, Pablo Rivera. Por el partido de Chantada se presentó la portavoz de Antas de Ulla y actual diputada en funciones de Cultura, Pilar García; por Terra Chá acudió el alcalde de Xermade, Roberto García; por A Fonsagrada se presentó el alcalde de Ribeira de Piquín, Roberto Fernández; y por el de Monforte, el citado Tomé.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las dudas de Lara Méndez en el PSdeG