El extraño viaje ideológico de Ramón Maceiras: de la CIG a Vox

Ramón Maceiras, que fue jefe de prensa del sindicato nacionalista durante seis años, irrumpe en las redes como agitador del ideario de Santiago Abascal


Santiago de Compostela

Ramón Maceiras López es un hombre conocido en Santiago. Sobre todo en determinados círculos, como el de la izquierda y el nacionalismo. Por eso su irrupción en las redes como militante de Vox y como agitador del ideario de Santiago Abascal ha desencadenado estupor y hasta conmoción. Maceiras fue el coordinador de prensa del sindicato nacionalista CIG de 1998 al 2004, donde coincidió con dos secretarios generales: Fernando Acuña y Xesús Seixo. Militó en el BNG hasta el 2004, y después de su fractura, incluso coqueteó con el independentismo que merodeaba alrededor del surgimiento de Anova.

Fue en aquellos tiempos cuando estuvo también detrás de la malograda Irmandade TV. Ramón Maceiras colgó el pasado viernes en Twitter un vídeo en el que explica, en dos minutos, cómo Feijoo se ha apropiado de las banderas del nacionalismo gallego para frenar la irrupción de Vox. El que fuera jefe de prensa de la CIG aparece vestido para la ocasión: una corbata verde brillante sobre camisa blanca y una chaqueta azul con el caballito blanco de Ralph Lauren estampado, como si fuera un consultor de la calle Serrano.

 «No entiendo por qué la gente ha reaccionado tan mal al vídeo; he tenido incluso que bloquear a algunas personas», explica Ramón Maceiras sobre su controvertida publicación en las redes. Preguntado por su transformación ideológica, este ex militante nacionalista advierte de que no tiene ningún cargo orgánico, que solo es un afiliado de base, y que su posición obedece al sentir de muchos ciudadanos. «En Vox hay mucha gente que viene de la izquierda y del BNG, de todos los partidos, muchos se sorprenderían: somos una fuerza que cree que el marco izquierda y derecha está ya superado, que la guerra territorial conduce al caos, como vemos en Cataluña, y que las autonomías están quebrando España», argumenta Maceiras. Este ex militante del BNG cree que hay que salvar el Estado y el sistema de pensiones. Y se pregunta: «¿Pero dónde va el Bloque con ERC y Bildu? ¿Están de broma? ¡Se van a quedar en los huesos!»

Hijo de emigrantes gallegos a Venezuela, Ramón Maceiras regresó a Galicia en 1997, para dedicarse a la comunicación, área en la que hoy ejerce como consultor. Fue allí donde entabló contacto con el nacionalismo gallego. Maceiras pertenecía a la sección bandera roja, un grupo maoísta a la izquierda de Hugo Chavez, y era militante del BNG de Venezuela. Algunos de sus conocidos, las personas con las que frecuentaba locales de la zona vieja compostelana, han dejado de hablarle, e incluso alguno le ha preguntado si su conversión ideológica obedecía a un mal viaje. Pero a Maceiras no le importa. Se considera un ciudadano más que ve peligrar la viabilidad del Estado, como muchos otros. Un conservador tipo Declaración de París, que es como se presenta ahora en su cuenta de Twitter.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
73 votos
Comentarios

El extraño viaje ideológico de Ramón Maceiras: de la CIG a Vox