Sito Miñanco intentaba expandir su negocio a México cuando fue detenido

Un crimen a manos de colombianos propició la expansión también a Brasil y Ecuador

Miñanco, entrando en la Audiencia de Pontevedra en el 2018
Miñanco, entrando en la Audiencia de Pontevedra en el 2018

VIGO / LA VOZ

23 de enero del 2018. Trece días antes de explotar la operación Mito (incluyó el último arresto de Sito Miñanco por narcotráfico), dos de sus colaboradores compartían coche. Antonio José Palma Hidalgo es uno, y Marcos -sin identificar con apellidos- el otro. Ambos viajaban en un Peugeot 308 con sistema de sonorización que recogió la conversación desde las 7.38 horas. La transcripción parece revelar el afán expansionista de la organización del arousano para abrir nuevas rutas y clientes más allá de los proveedores habituales de Colombia. Pretensiones que ampliaban el radio de acción hasta Ecuador, Brasil y México, cuna de los carteles más peligrosos del mundo.

-[Marcos] ¿Y el jefe (en alusión a Sito Miñanco) qué dice?

-[Antonio José Palma Hidalgo] El jefe... el jefe me va a meter a mí... ahora voy a Brasil.

-[M.] ¿A Brasil?

-[P. H.] He cogido cita para el pasaporte y me la han dado el día 31. Yo quería el 29...

-[M.] ¿Cuántos días?

-[P. H.] No lo sé. Me voy a Brasil, voy a México, y voy a Colombia y Ecuador.

-[M.] Hostia, eso ya es grave.

-[P. H.] Me voy a... es que este hombre no tiene un tío preparado... un tío preparado... un tío con parla, negociante... no lo tiene. Tiene a Quique (Luis Enrique García Arango, mano derecha de Miñanco), colombiano, a un colombiano no lo puedes mezclar ni con un brasileño ni con un mexicano, ¿sabes o no?

-[M.] Ese viaje es muy peligroso, hermano, no vayas.

-[P. H.] Yo nada más que voy a... a negociar... con los que el me vaya diciendo en la Prencom (sistema telefónico encriptado). Yo aquí no puedo decir que no, Marcos, yo aquí si digo, ¿me entiendes o no? Voy a verificar que allí está todo como ellos dicen aquí...

-[M.] El hijo puta ese es que no se está quieto.

-[P. H.] ¿Quién?

-[M.] El jefe.

De confianza

La Policía Nacional deja claro el papel de Palma Hidalgo entre los 45 investigados de la operación Mito: «Alias Toalla, individuo muy vinculado fundamentalmente a la parte financiera del tráfico de drogas, si bien no solo se ha detectado que efectúa transportes de dinero, sino también es testaferro de José Ramón Prado Bugallo (Sito Miñanco), siendo el único miembro de la organización que viaja a Galicia para encontrarse con otros miembros muy cercanos a Prado Bugallo como es Juan Antonio Fernández. A su vez tiene una participación activa en los transportes de dinero en metálico para Prado Bugallo».

El mismo 23 de enero, pasadas las 12.30 horas, la grabadora se activó nuevamente:

-[P. H.] Me ha dicho que voy en su nombre, representándolo, no va a haber ningún problema, yo solo me tengo que asegurar que la mercancía está, probarla, que dé 97 % (en alusión a la pureza).

-[M.] Ahí está la trampa, hermano.

-[P. H.] No hay trampa, ya hemos trabajado con esa gente. Me reúno con gente muy importante.

-[M.] Pero allí la gente tiene metralletas y esas cosas.

-[P. H.] Pero yo voy impoluto, voy a cerrar negocios y a dejarlo todo preparado. Ahora, ya se lo he dicho, yo voy a hacer negocios, pero que cuando haya un problema... que no me mande para ese problema, que ahí fue cuando mataron al hermano de... (Luis Enrique García Arango, lugarteniente colombiano de Miñanco), ahí hubo un problema que se le mandó dinero, fue con los colombianos, que mi jefe ya no quiere trabajar más con los colombianos, quiere trabajar con los que hemos trabajado de aquí para atrás, mexicanos y sobre todo brasileños, y gente de Ecuador que también son muy buenos. A los tres días me mandan un tío, yo voy con un pendrive porque yo lo voy a grabar todo, yo no me voy a llevar el pendrive, el pendrive me lo envía un tío de ellos para acá, yo recojo aquí el pendrive con vídeos de la mercancía que hay... los sellos que tiene... la prueba con el porcentaje de pureza... con todo.

«Matar a 40 militares»

La relación de Sito Miñanco con el país de la caipiriña queda constatada en otra conversación también interceptada, e incluida en el sumario, entre el propio arousano y su lugarteniente, ya citado, Luis Enrique García Arango:

-[Sito Miñanco] ¿Cómo se llama el que estuvo aquí, el brasileño?

-[García Arango ] De Golo.

-[S. M. ] De Golo, sí. No se volvió a saber, macho, se lo cargarían... porque ellos mataron a uno potente de allí, ¿no?, ellos mataron a un jefe... ¿te acuerdas que lo grabaron? Llevaron a 40 tíos de Venezuela para matar a 40 militares en directo, viste, ni carro blindado ni hostias.

El alcance terráqueo de la organización, atribuido por la Audiencia Nacional de forma reiterada en el sumario, lo relata uno de los investigados, José Manuel Ferradás, alias Liber, y el propio Sito Miñanco. Basta la reproducción de una intervención del segundo para sacar conclusiones:

-[S. M.] Tiene que saber (en alusión a otro investigado) de dónde reciben los contenedores de Cádiz, de dónde... de Colombia, de Perú, de Ecuador. Una vez que sepas eso podemos hablar [...] porque si te dice ‘no mira, eso se recibe de aquí, de África, recibe de Ámsterdam’, bueno, pues nada, no hay nada más que hablar.

Los mismos interlocutores, en diferente día, mantienen otra conversación, también recogida en el procedimiento y reseñada en negrita por la Policía Nacional en sus diligencias. Habla el considerado líder de la organización:

-[S. M.] Un colombiano que tiene todo, tiene el barco, tiene caleta, tiene todo... Y si hay que ir al estrecho... si va para Málaga tenemos la lancha para ir al estrecho, tenemos la de 16 metros, ¿oíste? Tenemos la goma de 14 metros... pues compi, tenemos que ir. Y si hay que ir para mil (millas), vamos para mil compi, hostias y nada. No obstante, estamos en un proyecto de que se haga algo para Marín, esto es lo que te quería... ¿te hablara de esto?

La Audiencia Nacional rastrea el destino de millones de euros

La frenética capacidad importadora de alijos de coca atribuida a Miñanco hasta su detención tiene que traducirse, a ojos de la Audiencia Nacional y de la Policía Nacional, en una lluvia de millones de euros. «Incluso después de pagar todos los gastos que implica una organización de tal tamaño, hablamos de ganancias extraordinarias. Las investigamos, nos llevará tiempo, pero, por ahora, digamos que ya empiezan a cuadrar algunas piezas», explican en la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), encargada de rastrear movimientos bancarios o el historial fiscal de empresas en el filo de la navaja.

Un ejemplo es Inversiones Bharsan, con 63 bienes embargados, 63, todos en Algeciras. La policía sitúa en la misma ciudad a la firma de alquiler y venta de vehículos Vicmar, acusada de «reintroducir dinero de actividades ilícitas falseando facturas a nombre de terceros y usando testaferros que figuran en los contratos de compra venta de los vehículos, siendo los contratos ficticios, en los que no hay una verdadera salida y entrada de fondos». Muy cerca, en Marbella, el concesionario Mercedes Costa Sol también se habría prestado «al blanqueo de capitales mediante la manipulación de la facturación y elevando los precios ficticios de venta al público y colaborando con Vicmar».

En los mentideros de la Mito se comenta, hace meses, que el trabajo policial habría implicado también la intervención de dos cuentas en bancos de Gibraltar, paraíso fiscal pegado a Algeciras. En la UDEF, por ahora, se encogen de hombros y se limitan a pedir tiempo para encajar todas las piezas. Quieren dimensionar el alcance para concretar la acusación por blanqueo de capitales a sabiendas de lo difícil que resulta probarlo judicialmente en forma de sentencia firme. 

Redes de narcos utilizan el borrador del correo electrónico para comunicarse

López Penide

Se realiza con relativa frecuencia y complica enormemente los rastreos

Mensajes a través de aplicaciones como WhatsApp o Telegram, pero también mediante correos electrónicos. Las redes de narcotraficantes que operan en las Rías Baixas siempre tratan de sacar el mayor provecho de los avances tecnológicos para tratar de burlar a las fuerzas del orden. Si mediante las aplicaciones de mensajería móvil trataban de valerse de sus sistemas de encriptado, en los últimos tiempos parece que algunos entramados han optado por un nueva estrategia que pivota en torno a los e-mails.

Ya no se trata de que unos y otros se intercambien mensajes, algo que es relativamente fácil de investigar en la actualidad mediante exhortos a las operadoras de telefonía o a los titulares de los servidores que albergan los correos electrónicos, sino que se opta por valerse de la funcionalidad de la opción de borrador. De este modo, los narcos escriben un mensaje, pero no lo envían sino que lo guardan en el propio correo para que, posteriormente, sea leído por otra persona que entra en esa cuenta y, acto seguido, borrarlo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Sito Miñanco intentaba expandir su negocio a México cuando fue detenido