Redes de narcos utilizan el borrador del correo electrónico para comunicarse

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

GALICIA

Pixabay

Se realiza con relativa frecuencia y complica enormemente los rastreos

02 feb 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Mensajes a través de aplicaciones como WhatsApp o Telegram, pero también mediante correos electrónicos. Las redes de narcotraficantes que operan en las Rías Baixas siempre tratan de sacar el mayor provecho de los avances tecnológicos para tratar de burlar a las fuerzas del orden. Si mediante las aplicaciones de mensajería móvil trataban de valerse de sus sistemas de encriptado, en los últimos tiempos parece que algunos entramados han optado por un nueva estrategia que pivota en torno a los e-mails.

Ya no se trata de que unos y otros se intercambien mensajes, algo que es relativamente fácil de investigar en la actualidad mediante exhortos a las operadoras de telefonía o a los titulares de los servidores que albergan los correos electrónicos, sino que se opta por valerse de la funcionalidad de la opción de borrador. De este modo, los narcos escriben un mensaje, pero no lo envían sino que lo guardan en el propio correo para que, posteriormente, sea leído por otra persona que entra en esa cuenta y, acto seguido, borrarlo.

Es algo que, según sospechan distintas fuentes en la Guardia Civil y la Policía Nacional, se realiza con relativa frecuencia y que complica enormemente los rastreos. Y es que, según añaden, a diferencia de los mensajes que sí se envían, de estos no quedan indicios cuando se eliminan del correo electrónico.