La oposición abandona de forma permanente la investigación sobre los recortes sanitarios que había creado

En Marea, PSdeG y BNG se quejan del «rodillo» impuesto por el PP con su mayoría para impedir algunas comparecencias


Santiago / La Voz

Era la bala de plata que tenían los tres grupos de la oposición para intentar desgastar políticamente al Gobierno del PP, pero quedará sin ser disparada. Los grupos de En Marea, PSdeG y BNG decidieron este miércoles abandonar de manera permanente la comisión de investigación sobre los recortes y las privatizaciones en el sistema público de salud al quejarse de que los populares, valiéndose de su mayoría absoluta, manejan dicho órgano a su antojo, decidiendo quien tiene o no que comparecer y que tipo de documentación se puede o no solicitar.

«Ata aquí chegou», manifestó el diputado socialista Julio Torrado, sin ocultar su decepción acerca del desenlace, después de que la oposición hiciera múltiples cesiones. Eva Solla, de En Marea, denunció que desde el PP «tratouse de vetar persoas, se nos dixo que non viñeran os imputados polo caso da hepatite C» y se declaró abochornada por lo ocurrido. Montse Prado (BNG) interpretó, a su vez, que el grupo que sustenta al Gobierno «quere ocultar a situación na que se atopa a sanidade».

El motivo de la confrontación con el PP fue la definición de la lista de comparecientes. Cada grupo de la oposición presentó su propio listas, hasta incluir algo más de 200 personas, que los populares se negaron a asumir. No obstante, toda la bancada izquierda llegó a un acuerdo para reducir la lista a 78 nombres, que aun así el PP se resistió a respaldar.

Las denuncias sobre el uso del «rodillo» por parte del PP fueron constantes desde la oposición, que al comprobar que no se aceptaban sus demandas, optó por abandonar la comisión de investigación. El PP se quedó en solitario aprobando una lista de comparecientes que incluye desde el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, y dos conselleiros, el de Sanidade y el de Facenda, y 23 personas más.

Desde el PP, el diputado Aurelio Núñez Centeno advirtió que la oposición pretendía 200 comparecencias «e varios camións de documentación», algo que no podía ser asumido. Así que optaron por su propio plan de trabajo y de convocados, que fue aprobado sin problemas, por tener la mayoría absoluta, aunque justo cuando los diputados de la izquierda abandonaban la sala. El del PP es ahora el único grupo que participa en una comisión que queda muy limitada en la práctica por la falta de pluralidad política. No obstante, el grupo que apoya a la Xunta está dispuesto a continuar adelante con los trabajos aunque sea en solitario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La oposición abandona de forma permanente la investigación sobre los recortes sanitarios que había creado