Galicia y Asturias se plantan frente a Alcoa

Los dos presidentes autonómicos se han reunido en Oviedo y acuerdan «ir de la mano» para pedirle a la empresa que reconsidere su posición

;
Núñez Feijoo y Javier Fernández apuestan por trabajar juntos por los trabajadores de Alcoa Se han reunido este viernes en Oviedo para analizar la situación que atraviesa la empresa Alcoa, que ha decidido cerrar sus plantas en Avilés y A Coruña. Coinciden en la necesidad de establecer un marco estable en los precios de la energía.

Los presidentes de Asturias y Galicia, Javier Fernández y Alberto Núñez Feijoo, mostraron en Oviedo un entendimiento total a la hora de reclamar que Alcoa revierta su decisión de cerrar sus plantas de aluminio en Avilés y A Coruña. Un entendimiento en el que quieren sumar también al Ejecutivo central toda vez que, según recalcó, Feijoo, es el Gobierno del estado el que tiene «las competencias» para establecer un marco estable en los precios de la energía que requiere la industria.

El presidente gallego apuntó que la «hoja de ruta» pactada por ambos gobiernos autonómicos pasa por mantener un encuentro en primer lugar con los responsables del Gobierno central ?la primera cita tendrá lugar el próximo martes entre el secretario de Estado de Energía y los consejeros del ramos de las dos autonomías; además de una reunión con la ministra de Industria Reyes Maroto cuando concluya su viaje a China?pero fundamentalmente «porque el Gobierno establezca un marco concreto para la energía en 2019 y abone las partidas previstas para las empresas electrointensivas que están previstas en los presupuestos.

«No es de recibo que los gobiernos nos enteremos de una decisión tan drástica por los medios de comunicación» insistió Feijoo quien calificó de «poco respetuosa» la posición avanzada por la multinacional con el anuncio de cierre unilateral.

Por su parte, el presidente del Principado recalcó la importancia de que se asuma «un pacto de Estado» respecto a los precios de la energía de la industria que permita a las compañías establecidas en España poder ser tan competitivas como las del norte y el centro de Europa. Javier Fernández destacó que para empresas como Alcoa, en la que el precio de la electricidad puede llegar a suponer un 40% de sus costes de producción, es necesario que haya un marco estable en el suministro y expresó su temor de que, si no se toman medidas, «tendremos un riesgo de deslocalización muy peligroso» que podría empujar a más empresas industriales a buscar otros territorios para establecer sus factorías.

Javier Fernández también se refirió al hecho de que a lo largo de la última década Alcoa haya contado con ayudas en la subasta de interrumpibilidad (que fuentes de la administración central cifraron en alrededor de 1.000 millones de euros en los últimos diez años) y que ahora la compañía alegue que las plantas de Avilés y A Coruña no son suficientemente productivas. «Les hemos permitido tener un precio eléctrico con el que competir» indicó Fernández para añadir que si la empresa no ha invertido en la modernización de las factorías «es algo que no se puede achacar a la administración».

El presidente gallego cerró su intervención destacando que en los últimos años, en encuentros «con los tres presidentes que ha tenido Alcoa España» todas sus conversaciones giraron respecto a la necesidad de que el Gobierno central realizara esfuerzos para que los precios de la energía fueran asequibles por lo que volvió a insistir en la necesidad de que el Ejecutivo central se implique en la búsqueda de una solución para que, como hoy con la marcha de Alcoa, «no se hable en el futuro de otras compañías».

El Gobierno y la Xunta se reunirán el martes para tratar de frenar el cierre de Alcoa

Fran Balado
;
Protestas en Alcoa: el cielo de A Coruña se tiñe de negro en pleno día Barricada de trabajadores que, por tercer día, impiden la salida del aluminio que siguen fabricando en la planta de A Grela

El ejecutivo central y autonómico conforman un frente común junto al gobierno asturiano y los sindicatos

Este martes 23 el Ejecutivo se sentará en la misma mesa con representantes de los gobiernos autonómicos gallego y asturiano para tratar de revertir la decisión de la multinacional del aluminio Alcoa, que recientemente acaba de anunciar el cierre de sus plantas en A Coruña y Avilés, amenazando con dejar sin trabajo a más de 600 personas. A la reunión también acudirán representantes de los principales sindicatos. A este encuentro asistirá el conselleiro de Industria, Francisco Conde, su homólogo asturiano y el secretario general de Energía. La reunión entre la ministra Reyes Maroto -que en estos momentos se encuentra de viaje en China- y los presidentes de los gobiernos autonómicos tendrá que esperar a que la titular de la cartera de Industria regrese a España. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Galicia y Asturias se plantan frente a Alcoa