Acudir a clase aunque el cole esté cerrado

Una monitora pagada por el Concello de Ponteareas atiende la unitaria que la Xunta clausuró


ponteareas / la voz

Seis niños de tres a seis años de edad y vecinos de Ponteareas acuden a diario al colegio aunque no tienen clase. Educación cerró su escuela unitaria, que pertenece al colegio rural agrupado (CRA) de A Picaraña, por falta de alumnado, pero los padres y la corporación local en pleno aseguran que las autoridades educativas les dijeron el 27 de agosto que «si el primer día de clase había seis niños matriculados, que es el mínimo, se mantendría la actividad». Alberto Vázquez, uno de los padres, explica que así se lo dijo a él, al alcalde y a los demás vecinos del municipio el secretario xeral técnico de Ensino, Jesús Oitavén, durante su reunión en Santiago. Los afectados cuestionan «los criterios», ya que mientras ellos recibían esa consigna la subdelegación de Educación confirmaba el cierre por falta de matrícula con el correspondiente decreto en el Diario Oficial de Galicia. El departamento territorial de César Pérez Ares se ratificó ayer en lo mismo que dijo el 28 de agosto, por lo que no hay posibilidad de revisar la situación.

Pero tampoco los padres ni la corporación municipal prevén dar un paso atrás en sus reivindicaciones. Tras varias manifestaciones, una recogida de más de un millar de firmas y dos plenos de apoyo a esta unitaria, han optado por una solución intermedia. El Concello de Ponteareas, gobernado por el BNG con apoyo de socialistas y una marea local, ha asumido la contratación de una monitora que atiende a los menores en esta aula de la parroquia de San Mateo.

Los padres de esta unitaria y la federación de ANPA de las comarcas de O Condado, A Paradanta y A Louriña (Fanpo) se manifestarán hoy, a las 20.00 horas, desde la Praza Bugallal, para exigir a la Xunta que no cierre esta escuela. Además, instan a las familias a que, en apoyo a la enseñanza en el rural, no lleven hoy a sus hijos de infantil y primaria a clase. A petición de los padres, las concellerías de Ensino y Cultura pondrán «medios adecuados» para que las familias puedan dejar atendidos a los niños en esta jornada de reivindicación.

«Tenemos matrícula para asegurar la vida de esta escuela mucho tiempo; lo de este año fue un bache que ya está subsanado y hemos cumplido con nuestra parte del acuerdo», afirma Alberto Vázquez. Explica que su familia se mudó desde Vigo a Ponteareas cuando su mujer se quedó embarazada para que su hija pudiera ir a un CRA. «Es una educación totalmente distinta, en su entorno, con su familia y con especialistas; se fomentan los servicios en las parroquias y evita el abandono del rural», insiste. En la misma línea se expresa Marcos Estévez: «Non podemos renunciar ao luxo e á necesidade de ter unha educación de calidade nas parroquias».

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
10 votos
Comentarios

Acudir a clase aunque el cole esté cerrado