Una mujer muere al explotarle la olla exprés con la que cocinaba en Melide

Las lesiones que presentaba la víctima indican que estaba muy cerca de la olla

Una mujer fallece en Melide al explotar una olla exprés El accidente se ha producido en el lugar de Guillar

santiago / la voz

Mediodía, Guillar. Un recóndito lugar con apenas unas almas en la parroquia de San Salvador de Abeancos (Melide). María Teresa Buján Lorenzo, de 66 años de edad, hace la comida en la casa que fue de sus padres y a la que va con su marido a pasar temporadas porque ellos viven en A Coruña. El vecino de la casa de al lado falleció pocos días antes, así que el silencio es casi total. Esa reconfortante paz se rompe de repente por una explosión. Al hombre le parece lejana, la ubica en unas viviendas que hay más abajo, pero al entrar en la vivienda se encuentra con su esposa fallecida en la cocina.

Son las 12.16 horas cuando el hombre llama al 112 sin todavía comprender muy bien qué ha sucedido. A la operadora le habla de una posible explosión de gas, por lo que el servicio de emergencias moviliza a los bomberos de Arzúa y les solicita que acudan a la casa con un explosímetro analizador de gases. Cuando entran a la cocina y llevan a cabo las mediciones, constatan que el estallido no lo ha provocado el gas, sino la olla exprés en la que María Teresa preparaba un guiso con garbanzos. Ha sido un accidente doméstico que ha acabado en tragedia.

Ella presenta lesiones muy graves en toda la parte superior de su cuerpo. Tanto que todo hace pensar que el fallecimiento ha sido instantáneo. Tras una primera inspección ocular, los agentes de la Guardia Civil que han acudido a Guillar concluyen que, por razones que aún se tienen que concretar, la olla explotó y que la mujer debía estar muy cerca de la olla en el momento en el que se produjo el estallido, aunque no creen que la estuviese manipulando en ese instante.

La cocina ha sufrido desperfectos, especialmente en el techo, pero la vivienda no tiene afectada su estructura. La olla estaba casi intacta, a excepción de la tapa, que quedó totalmente deformada. Datos que permiten manejar la hipótesis de que fue la tapa la que salió disparada hacia arriba e impactó en su trayectoria con María Teresa.

La terrible noticia congregó en la casa a familiares y amigos, que fueron arropados por la alcaldesa, Dalia García (PP), y por la subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López-Rioboo. El funeral se celebrará mañana a las 12 en Melide y el entierro será en el cementerio de San Salvador.

La obturación de la válvula de escape pudo aumentar la presión hasta que reventó

x. m.

Las ollas a presión son seguras, aunque un uso incorrecto puede provocar accidentes que, como en el caso de la mujer fallecida ayer en Melide, pueden resultar mortales si hay una persona cerca en el momento de la explosión. Eso fue lo que le sucedió a María Teresa Buján e idéntica situación se dio hace seis años en Gijón con el mismo resultado: la muerte mientras cocinaba de una mujer de 36 años que estaba embarazada de cinco meses.

¿Qué pudo pasar? La investigación sigue abierta y aún no se saben las causas concretas de la explosión de la olla, aunque todo apunta a que se debió a una obturación de la válvula por la que se libera la presión, lo que hizo que aumentara hasta que no pudo aguantar más y estalló. «Los fabricantes advierten que no deben nunca llenarse con alimentos ni líquidos más de dos tercios de la capacidad de la olla, precisamente para que no se obture la válvula», explica un bombero experto en emergencias. «Si lo que se va a cocinar son legumbres o arroces, que aumentan su volumen al absorber el agua, es mejor ser aún más prudentes y que la olla este como mucho llena a la mitad de su capacidad», añade.

En el caso de la mujer fallecida en Melide, el guiso que cocinaba contenía garbanzos. «Incluso podría darse el caso de que las espumas, al secarse, que se forman en la cocción o un pellejo del propio garbanzo pudieran haber provocado el atasco de la válvula, por eso es tan importante respetar las normas de los fabricantes en cuanto a la capacidad», advierte el experto.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha hecho estudios con distintos modelos de ollas a presión que han sido totalmente satisfactorios en lo que a seguridad se refiere, aunque advierten que los test se hicieron siempre no superando la norma de los dos tercios de capacidad de la olla.

Otras recomendaciones de seguridad de la OCU son lavar a menudo la válvula de seguridad para evitar obstrucciones, comprobar su estado antes de cada uso, no usar la olla si hay escapes por las juntas y no abrirla jamás hasta que no haya expulsado antes todo el vapor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Una mujer muere al explotarle la olla exprés con la que cocinaba en Melide