El calor africano dispara el termómetro

El lunes la presencia de aire más frío en las capas altas de la atmósfera ofrecerá un alivio térmico en toda la comunidad, que será notable en la mitad sur

.

redacción / la voz

La segunda mitad del verano presenta una clara anomalía cálida y seca. Desde el 1 de agosto se han producido varios episodios de temperaturas extremas. Este fin de semana los termómetros vuelven a marcar valores muy elevados para la época del año, especialmente en el sur de la comunidad. Ayer en la localidad pontevedresa de Arbo se registró una máxima de 40,9º y en la provincia de Ourense se superaron los 39 en amplias zonas. Incluso en las provincias del norte el mercurio ascendió hasta los 34º.

Aviso naranja

Hoy el intenso calor será generalizado y apretará un poco más. Hay avisos activados en el interior de la provincia de A Coruña, sur de Lugo y de Ourense y el litoral pontevedrés por temperaturas que van a rebasar la barrera de los 36 grados. En el Miño de Ourense y Pontevedra las máximas podrían rozar o incluso superar nuevamente los 40º. Las mínimas también dejarán cifras muy altas. La noche será tropical en muchas zonas, con valores que oscilarán entre los 20 y los 25 grados.

El lunes la presencia de aire más frío en las capas altas de la atmósfera ofrecerá un alivio térmico en toda la comunidad, que será notable en la mitad sur. La combinación de aire cálido en superficie y frío en altura favorecerá la formación de nubes de tormentas que podrían descargar con cierta intensidad en el interior. Durante el resto de la semana el tiempo será inestable y las tormentas frecuentes, sobre todo en la mitad este, pero las temperaturas seguirán siendo elevadas, más en el oeste.

Anticiclón de las Azores

Cuando muchos gallegos daban el verano por perdido, el anticiclón de las Azores apareció. Durante la primavera mantuvo un perfil muy bajo y en junio y julio estuvo completamente desaparecido. La ausencia de altas presiones que ejerciesen de escudo explica la sucesión de borrascas que afectaron a Galicia en pleno período estival. Mientras tanto el calor se concentraba en el extremo norte de Europa. Pero con la llegada de agosto el tiempo, como nos tiene acostumbrados últimamente, dio un giro de 180 grados y pasó de un extremo al otro. El anticiclón se situó al norte de la Península y desde ahí permitió que apareciese el aire cálido procedente del norte de África, que está llegando más caliente de lo habitual. La alta humedad provoca además que el calor sea muchas veces insufrible.

Los modelos meteorológicos coinciden en que el anticiclón seguirá siendo protagonista a medio plazo. Mientras no modifique su posición actual, el tiempo será cálido y seco. Aunque septiembre es un mes de transición entre estaciones. La llegada de aire más gélido, propio del otoño, favorecerá que se formen tormentas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

El calor africano dispara el termómetro