Xabier Fortes: «Echaré de menos ir a Pasarón»

El periodista pontevedrdés presenta a partir del 3 de septiembre Las mañanas de TVE

.

Después de muchas entrevistas puedo decir que ningún entrevistado recibió tantos saludos en tan poco tiempo como Xabier Fortes (Pontevedra, 1966), la mayoría felicitándole. El periodista inicia el 3 de septiembre una nueva andadura presentando Las mañanas de TVE. Está ilusionado y lo dice. Pero lo que más claro deja es que es de Pontevedra: «Yo soy de la capital», dice.

-¿Qué tal? ¿Ilusionado?

-Estoy contento por una parte pero también siento responsabilidad y unos puntos de vértigo y tensión. Es que no solo son los desayunos, que ya era un buen envite, sino también un programa de análisis y opinión donde no lo había. Es una franja en la que casi todas las televisiones están hablando de lo que pasa en nuestro país y nosotros, no.

-¿Se lleva a la familia?

-No, porque mi mujer es profesora y mis hijos ya tienen el colegio. Además, no sé cómo me va a ir. Es como ser un entrenador de fútbol. Supongo que viajaré una vez cada dos semanas. Además, no voy a tener mucho tiempo para atenderlos. Tendré que acostarme a las nueve y media para levantarme a las cinco. Y es como una doble emisión. Hay que estar fresco para hacer eso.

-Aparte de la familia, ¿qué echará de menos?

-Echaré de menos ir los domingos por la tarde a Pasarón. Aunque creo que podré ir a ver en Madrid cinco o seis partidos del Pontevedra. También echaré de menos el Entroido, la Feria Franca...

-¿Qué le gusta de la tele, solo los informativos?

-No, no. Yo soy uno de los pocos que no mienten cuando dicen que ven documentales de naturaleza. También los históricos, sobre todo si son de temática militar. Picoteo un poco de todo, pero los de cotilleo me aburren.

-¿A quien le gustaría entrevistar?

-En la anterior etapa me quedó pendiente Zapatero, que no daba entrevistas porque se iba y Rajoy, que no las daba porque acababa de llegar. Otro que me gustaría, fuera de la política, es Guardiola. Pero tampoco da entrevistas.

-De pequeño ¿era bueniño o malote?

-Más bien bueniño. Era muy futbolero, jugaba a todas horas. Quería jugar en el Pontevedra y salir en Estudio Estadio. También jugar a la guerra. Y pescar.

-¿Sigue pescando? ¿Qué tal se le da?

-Digamos que tengo el suficiente margen de mejora como para seguir divirtiéndome.

-Dicen que ya no hay truchas.

-Bueno, aún hay ríos (aunque no voy a decir dónde). Yo he tenido tardes de coger tres o cuatro de buen tamaño.

-He oído decir que es un poco despistado.

-Me viene de familia. Mi padre se pasó 20 años llamando Antonio al señor de la tienda, que se llamaba Manolo. Y yo... Una vez iba con dos de mis hijos por el centro de Pontevedra y de repente me di cuenta de que había perdido al pequeño. Miraba por todas partes y no lo veía. Entré en pánico, hasta que me vio una amiga y me dijo: «¡Pero si lo tienes en el colo!». Y otra vez, con otras parejas de amigos, fuimos a un karaoke a celebrar algo. Subí a cantar y, al bajar donde estaban todos, en la penumbra, me arrimé a la que pensaba que era mi mujer y la achuché un poco. Me di cuenta de que no era cuando se puso a gritar, ja, ja.

-Siendo tan de Pontevedra, será aficionado a los toros.

-Lo de los toros es complicado. La verdad es que voy desde chaval. Formo parte de la peña más antigua de Pontevedra. Entonces no existía el debate que hay ahora y que yo entiendo perfectamente, porque comprendo también el punto de vista de los animalistas.

-¿Y también va a los bailes del casino?

-También voy al casino. Porque me gusta ponerme un esmoquin, que mi mujer se ponga de largo, bailar con orquestas maravillosas. Cuando a mi mujer, que es de Vigo, le hice la inmersión pontevedresa, flipó. Sobre todo cuando la llevé al casino: «Esto parece una película de Sissi», me dijo. Lo de la presentación en sociedad es perfectamente prescindible, pero el baile me sigue pareciendo bonito. Quizás es que soy algo conservador en algunas cosas. O muy conservador, como dice mi hijo.

-Ya les habrá advertido de que no se dediquen al periodismo.

-Sí, sí, ya se lo dije. Yo estudié periodismo porque era la única carrera de letras que podía estudiar en Madrid.

-¿Tiene una vocación secreta?

-Militar.

-Lo de Celta o Dépor ya no se lo pregunto.

-El Celta y el Dépor están muy bien, pero el más grande juega cada 15 días en Pasarón.

-¿De qué se arrepiente?

-De no haber sido mejor estudiante.

-Una canción.

-She, de Elvis Costello.

-¿Lo más importante en la vida?

-Ser honesto y ser feliz. Y si eres un buen profesional, pues ya es magnífico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

Xabier Fortes: «Echaré de menos ir a Pasarón»