«Volvín aquí coa idea de estar 15 días para volver marchar»

Iago Nóvoa marcó en rojo el mes de octubre del 2015 para regresar de Irlanda y abrir su propio estudio.

.

santiago / la voz

Llegó un momento en el que se puso una fecha límite. Y la cumplió. Iago Nóvoa marcó en rojo el mes de octubre del 2015 para regresar de Irlanda y abrir su propio estudio. En marzo del 2016, en Ourense se inauguraba el estudio de diseño y arquitectura 988. Andrés Nóvoa, Daniel Vila y el propio Iago Nóvoa. «Sempre tiven claro que aos 35 quería abrir o meu propio estudo», dice este joven ourensano que en el 2013, después de estudiar Arquitectura en A Coruña primero y Diseño gráfico en Madrid a continuación, se presentó para obtener una beca de la Diputación de Ourense. Se la concedieron. Tres meses en Belfast.

Mientras estaba en Irlanda, salió una oportunidad laboral. «Faláronme de poder traballar nunha multinacional en Irlanda. Aínda estando alí enviei o currículo». Se le acabó la beca y regresó a Galicia. Ya de vuelta, lo llamaron para pasar el proceso selectivo. Y le dieron el puesto. «Comecei a traballar no departamento de márketing como deseñador gráfico». En principio, era una sustitución por una maternidad, pero la empresa le ofreció quedarse. «A min non me interesaba moito porque o posto, máis que de deseñador gráfico, era de xestión». Y Nóvoa quería dedicarse a su profesión. Ahí fue cuando trazó la línea: en octubre iba a ponerse a diseñar. «Volvín aquí coa idea de estar 15 días para volver marchar, porque é certo que en Irlanda, unha vez que estás dentro do circuíto, as oportunidades non teñen nada que ver. Parece mentira pero é un país que está por facer», con lo que hay muchísimas oportunidades laborales.

Sin embargo, no volvió. Iago Nóvoa había ahorrado un poco y como su otra línea roja era que a los 35 iba a abrir su propio estudio, se puso manos a la obra. Era el momento, porque parecía que la crisis estaba a punto de terminar. Así nació 988, un proyecto de arquitectura y diseño multidisciplinar que además ya ha ganado el concurso para diseñar el logo del Plan de Mobilidade del Concello de Ourense. Un proyecto que además arrancó desde Irlanda, porque Iago Nóvoa volvió con un cliente prácticamente cerrado de las islas británicas, con lo que en el fondo, 988 no empezó completamente desde cero.

¿Volverá a irse? No. Ahora ya no. Lo cierto es que el dilema del retorno nunca ha ocupado un gran espacio en su cabeza, porque sabía que quería abrir un estudio propio, pero el lugar dependería de las circunstancias. Pero «cada vez que volvía á terra era unha ledicia». Ahora, «a min o tema de saír paréceme unha experiencia moi positiva a nivel de crecemento persoal» y que enriquece mucho.

El regreso de gallegos desde el Reino Unido creció un 77 % en cinco años

tamara montero

El temor al «brexit» está incrementando los regresos. Venezuela es el país con más retornados, más de 2.000 solo durante el 2017

Volver. Es, salvo excepciones. un verbo que utilizan los emigrantes gallegos cada vez que hablan del día que encerraron su vida en un espacio tan pequeño como es una maleta y se fueron a otro país a buscar trabajo. Volver era una idea, apenas un anhelo que se alejaba un poco más cada vez que España se daba de bruces con la fría estadística. La economía no mejoraba. La gente seguí saliendo a la procura de un futuro mejor. Desde hace un tiempo, ese anhelo se va convirtiendo poco a poco en proyecto. En algo tangible. En una realidad. Regresar.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Volvín aquí coa idea de estar 15 días para volver marchar»