El Gobierno confirma que la muerte de la mujer en la calle Estrella de A Coruña fue violencia de género

María Judite Martins Alves fue degollada con un arma blanca, y fue su marido, Ramón S. G. quien telefoneó para alertar de lo que había ocurrido

Llama a la policía para confesar que degolló a su mujer enferma El hombre no ofreció resistencia al ser detenido y no había signos de pelea en el piso, situado en el centro de A Coruña

A Coruña / La Voz

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, ha confirmado que la muerte de una mujer de 57 años este miércoles en la calle de la Estrella a manos de su marido se trata de un caso de violencia machista y ha convocado a la ciudadanía a secundar mañana una concentración de repulsa. «Quiero trasladar en primer lugar mi afecto y solidaridad con los familiares de esta nueva víctima de violencia machista. La Delegación del Gobierno para la violencia de género ha confirmado que es un crimen machista», ha indicado Losada. «Desde la Delegación del Gobierno en Galicia quiero convocar a los coruñeses y a las coruñesas a una concentración mañana -viernes- a las 10.15 horas a las puertas de la Delegación para mostrar la repulsa, mostrar nuestro apoyo y para seguir concienciado a la sociedad».

María Judite Martins Alves (1964) fue encontrada muerta ayer por los agentes de la Policía Nacional que entraron a las 19.20 horas en su domicilio, el quinto izquierda del número 34-36 de la céntrica y muy concurrida calle de la Estrella de A Coruña. Según fuentes de la investigación, la mujer fue degollada con un arma blanca, y fue su marido, Ramón S.G., de 54 años, quien telefoneó para alertar de lo que había sucedido. Según las mismas fuentes, afirmó: «He matado a mi mujer».

No constan denuncias previas entre la pareja. El marido, que ha sido detenido, no ofreció resistencia a los policías cuando llegaron a la vivienda. Según las fuentes mencionadas, en el piso no se encontraron indicios de enfrentamiento. Tampoco los vecinos oyeron ruidos de ninguna clase, ni golpes, ni gritos. La vecina del piso de abajo explicó que solo se enteró de lo que había ocurrido cuando llegaron los agentes, que le dijeron que estaban allí porque una mujer había muerto.

La investigación continúa abierta para tratar de aclarar cómo ocurrieron los hechos, ya que según las fuentes policiales y algunos vecinos, la mujer padecía una enfermedad grave, aunque no trascendió de qué tipo de dolencia se trataba.

Trasladado al hospital

El marido fue detenido y el suceso está siendo investigado por la unidad de crímenes violentos de la Policía Nacional de A Coruña, que ha activado el protocolo habitual en los casos de crímenes machistas. El hombre fue ingresado en el Chuac a última hora del jueves y allí permanece bajo custodia policial, con pequeñas lesiones que podría haberse hecho él mismo. Mañana podría pasar a disposición judicial, según fuentes próximas a la investigación 

Vecinos del inmueble aseguran que la pareja, ambos de nacionalidad española, tenía una relación normal y no recuerdan que tuviese discusiones de importancia. Una vecina señaló que en los últimos tiempos el detenido hablaba en ocasiones como si algo fuese a suceder o si la pareja pensase en abandonar la vivienda a corto plazo.

La investigación en el lugar de los hechos continuó hasta cerca de las nueve y media de la noche, cuando el vehículo de la funeraria que trasladó el cadáver de la víctima abandonó la céntrica calle de la Estrella.

Se trata de una de las principales calles de vinos de la ciudad de A Coruña, por lo que el incidente atrajo la atención de muchos curiosos que siguieron con atención los movimientos de los policías.

Marcha atrás en la calle

A pesar de todo, la presencia de gente y el ambiente de la calle a esas horas no provocó dificultades hasta que salió la furgoneta con el cuerpo, cuando fue preciso pedir a los allí congregados que se apartasen para permitir el paso del vehículo, que tuvo que salir de la calle marcha atrás, ya que la existencia de numerosas terrazas en el resto de la calle habría dificultado todavía más la tarea si hubiese optado por salir de frente.

Segunda mujer asesinada por su pareja en lo que va de año en Galicia 

La violencia machista es una lacra que está causando tragedias en toda España, donde han sido asesinadas 22 mujeres, contando la víctima de ayer en pleno centro de A Coruña. Con ella ya son dos las mujeres asesinadas en Galicia a manos de sus parejas.

La primera víctima mortal de la violencia machista fue Magdalena Moreira, una mujer de 47 años que fue asesinada de tres tiros de escopeta por su marido, Tomás Romero, de 57, en el garaje de su casa en O Porriño. El suceso ocurrió el pasado 18 de junio, el mismo día en el que ambos firmaban el divorcio, quince días después de que la convivencia entre ellos hubiese terminado. La mujer se había ido a vivir a un piso en Tui, pero ese día se cree que acudió a la casa de O Porriño para recoger algunos documentos. Y allí la mató Tomás, que después se suicidó pegándose un tiro con la misma escopeta.

La violencia machista es una preocupación máxima para las autoridades. La Fiscalía gallega alertó del aumento de casos de violencia machista que se vienen registrando en la comunidad. El año pasado se disparó la cifra de denuncias de mujeres que fueron víctimas de agresiones machistas, con 6.436 casos, frente a las 5.200 denuncias que se presentaron en el 2016.

La Fiscalía gallega alertaba de una situación que cada mes convierte en víctimas de la violencia machista a más de 500 mujeres en las cuatro provincias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
28 votos
Comentarios

El Gobierno confirma que la muerte de la mujer en la calle Estrella de A Coruña fue violencia de género