Un tercio de los niños gallegos menores de 11 años tienen WhatsApp

s. carreira / t. montero REDACCIÓN, SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

V Televisión

El conselleiro de Educación aboga por un pacto social sobre el uso de las tecnologías

28 dic 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

La sentencia pontevedresa absolviendo a un padre por revisar el WhatsApp de su hija pone sobre la mesa un doble debate: a qué edad hay que permitir el uso de esta red social y hasta qué punto unos padres pueden revisarla. Los últimos datos apuntan a que el WhatsApp es una de las redes estrellas entre los menores. El estudio elaborado por el equipo de Antonio Rial Boubeta, del grupo de Psicología del Consumidor y del Usuario de la USC, indica que en este 2017, el 94 % de los menores gallegos tiene WhatsApp, y un 51 % está inscrito en al menos cuatro redes diferentes, como Instagram, Facebook o Twitter. La práctica totalidad de los menores tiene móvil y aunque la edad media del primer terminal está en 11 años, uno de cada tres menores de esta edad (el 33,7%) ya lo tienen, muchos como regalo de primera comunión.

Tal y como recalcaba este miércoles el conselleiro de Educación, Román Rodríguez, «a xestión dos wasaps por parte das familias é un tema que extralimita o mundo educativo, é claramente un tema de relacións familiares entre pais e fillos». Esta idea la amplían también otros expertos consultados: la responsabilidad parental es la misma en la calle que en la Red.

Por si acaso, Educación ya ha hecho parte de los deberes: «Presentamos hai pouco diversos materiais, e temos unha materia de libre configuración que puxemos en marcha este ano que é a de Identidade Dixital. Creo que posibilita dar ferramentas aos docentes e ás familias para saber ou distinguir os bos usos. En definitiva, sendo algo que transcende o eido educativo si que precisa que colectivamente deamos unha resposta eficaz a unha nova realidade social que está aí, e que temos que ter unha nova forma de entender o que son as relacións entre os mozos. E iso é algo que non podemos obviar e que temos que pór enriba da mesa para dar unha boa solución», explica el conselleiro Rodríguez, quien aboga por «un gran pacto social». Es más que político, porque «de nada vale que as familias cuestionen o uso que fan os seus fillos da Rede se lles mercan os propios medios aos seus fillos e llelos permiten ter».