Feijoo sostiene su holgada mayoría, pero En Marea le arrebata un escaño

Uno de cada cinco votantes del PSdeG hace un año se muestran ahora indecisos


santiago / la voz

Ni subidas espectaculares ni inquietantes descalabros. El Estudio Político de las Elecciones Autonómicas elaborado por Sondaxe este mes de septiembre, un año después de la última cita con las urnas en Galicia, revela una foto fija similar a la que salió el 25S con leves ajustes en la intención de voto y en su reflejo sobre el arco parlamentario. Después de un ejercicio sin excesivos sobresaltos, Alberto Núñez Feijoo mantiene su mayoría con holgura, pero se deja uno de los cuatro diputados que tiene de colchón y dos puntos de estimación de voto (45,9 %) respecto a su mejor momento en lo que va de legislatura, en el mes de marzo.

En esos trasvases de matiz sale beneficiado el conglomerado de partidos en torno a En Marea, que gana un punto en estimación de voto -de 19,1 % pasa a 20,1 %- y se lleva el escaño de los populares, ampliando su ventaja sobre el PSdeG y confirmando su liderazgo al frente de la oposición abriendo brecha con las miles de papeletas que hubo entonces de diferencia. Su mayor preocupación debería ser ese 14 % del electorado que se muestra indeciso tras los primeros meses de actividad parlamentaria.

Pero sin duda es el socialista el partido con más miga para analizar en este barómetro. La mejor noticia para los de la rosa es que la intención de voto se mantiene intacta después de un año muy complejo en el que sigue dirigido por una gestora en Galicia y con muchos meses de luchas internas a nivel nacional. Su mayor problema es que el contrastado efecto positivo que arrastró la elección de Pedro Sánchez se diluye en una comunidad envuelta en unas primarias de perfil bajo. De la resolución de ese proceso -el 8 de octubre- podrían estar pendientes uno de cada cinco votantes de los socialistas hace un año, que ahora se muestran indecisos. En el trasvase de votos, el PSdeG es el partido que reparte mejor su sangría y alimenta casi por igual al resto de partidos del arco parlamentario.

Al BNG, por su parte, le ocurre algo parecido. Tras años de descenso a los infiernos, encuentra su suelo en los seis diputados gallegos y sube ligeramente su estimación de voto hasta el 8,5 %. Su herida más grande, por la que sangraron miles de votos hacia En Marea, parece por fin controlada, y después del PP es el partido con votantes más fieles.

Con la lupa de aumento, el interés para el análisis electoral se centra en Ciudadanos y las formaciones que no obtuvieron representación parlamentaria. Es el caso del partido de Albert Rivera, que convenció a 48.000 votantes que ahora tienen casi tantas dudas como los socialistas (19 % de indecisos) o que directamente se van -o regresan- al PP y al PSdeG.

En el caladero en el que no pescan los populares es en el de los exvotantes de fuerzas minoritarias -unas 40.000 papeletas, muchas de castigo- ya que unos 8.000 de esos gallegos dicen que ahora votarían a En Marea, PSdeG o BNG, casi por igual.

Población, edad y sexo

La hegemonía del PP es absoluta, pero muestra diferentes intensidades según el hábitat de residencia. En intención de voto, arrasa en los concellos más pequeños (33,1 %) y casi no baja el pistón en las poblaciones entre 5.000 y 50.000 habitantes. Sí flojea en las ciudades, donde es la primera opción para un 18,2 % de los votantes, solo dos puntos más que las mareas, que tienen en las siete urbes sus mayores graneros. El PSdeG es el partido más transversal, con un nivel de aceptación que oscila entre los 6 y los 13 puntos.

En cuestión de género, todos los partidos muestran un gran equilibrio a excepción del BNG, que tiene el doble de votantes masculinos. Y por edad, destaca el raquítico apoyo que reciben las mareas entre los mayores de 65 (3,1 %) y su tirón entre los más jóvenes (17 %).

Intercambio de posiciones en Lugo

Territorialmente hay algunos cambios que pueden ser más significativos. En A Coruña, la provincia más poblada, con mayor carga urbana y con tres gobiernos «do cambio», la foto es muy parecida a la autonómica, y solo hay variaciones de décimas entre el PSdeG y el Bloque a favor de los segundos. Curiosamente, Ciudadanos crece medio punto, a diferencia de lo que ocurre en el resto de Galicia.

El vuelco más llamativo se produce en Lugo. El PP mantiene sus 8 escaños a pesar de perder cuatro puntos de estimación de voto, y a partir de ahí, la revolución. El PSdeG, segundo por encima de En Marea hace un año, intercambia posiciones, porcentajes de respaldo y parlamentarios (3 a 2 a favor ahora de En Marea), y el BNG también levanta cabeza con un puntito más de apoyo.

La debacle socialista en Lugo se arregla parcialmente en Ourense. A pesar de la hegemónica posición de los populares en esta provincia, esta vez caen tres puntos en estimación de voto, y con ellos uno de los escaños que dan tranquilidad a Feijoo. Este lo aprovechan los socialistas, que blindan su segunda posición y mantienen la distancia con En Marea, que también crece ligeramente.

Y en Pontevedra también ocurren cosas diferentes. El PP, bajo la dirección de Alfonso Rueda, aguanta sus 11 diputados y crece medio punto en la provincia que más se le ha atravesado a los populares en los últimos años por su posición secundaria a nivel municipal en las principales urbes. En Marea y PSdeG alcanzan subidas similares, pero no todos crecen a costa del BNG. En realidad hay más gente con intención de votar.

El primer año más plácido de Alberto

juan capeáns

La estabilidad parlamentaria, los indicadores económicos al alza y la agilidad en la gestión de los presupuestos le dieron sosiego a Feijoo, que estrenó paternidad

Después de dos años convulsos con citas con las urnas locales y generales -en dos ocasiones- superar las autonómicas fue, para toda la clase política gallega, lo más parecido a un último día de trabajo antes de las vacaciones. Con las siguientes elecciones a otros dos años vista, el Gobierno del Partido Popular ha transitado por los primeros meses de legislatura con la tranquilidad que dan una mayoría holgada, un ambiente político más sosegado que en anteriores ocasiones y unos números que certifican que la senda de la recuperación es correcta, por más que su equipo se autocensure y evite el triunfalismo y la oposición arrime las cifras más cuestionables a sus ascuas. Para colmo de felicidad, los presupuestos vinieron crecidos y con un niño bajo el brazo, el primero de Alberto Núñez Feijoo, que apenas se tomó unos días en febrero para ejercer de padre a tiempo completo.

Seguir leyendo

Pedro Puy: «Consolídase o crecemento e mellora o emprego»

d. sampedro

El portavoz del Grupo Popular en el Parlamento gallego, Pedro Puy, hace un balance positivo del primer año de la nueva legislatura, la décima de la etapa autonómica, y destaca que la «estabilidade» y la «normalidade» fue inherente a la acción del Gobierno. «Consolídase a etapa de crecemento, mellora o emprego, o PIB galego medra máis do 3 % e aumentan as exportacións», esgrimió el portavoz del PP, que también puso en el haber del Ejecutivo que los Presupuestos de la Xunta para el actual ejercicio fueran aprobados «na data que correspondía», teniendo en cuenta que las elecciones se celebraron en septiembre y el nuevo Gobierno tomó posesión en noviembre.

Otros de los aspectos que Puy pone de relieve es la puesta en marcha de varias iniciativas de carácter legislativo, como las medidas de apoyo para los autónomos o la ley para favorecer la iniciativa industrial, unido al «reforzamento» del gasto social en todas las partidas concebidas para «atender situacións de necesidade».

Sobre la decisión del Gobierno central de no ceder en el traspaso de la AP-9, Puy insistió en que desde Galicia se mantiene la reivindicación y, en todo caso, ya produjo «bos efectos colaterais», dijo, como es la presencia de la Xunta en la comisión de seguimiento o el que deje de pagar el peaje en la sombra de Rande y A Barcala.

Luís Villares: «Hai un incumprimento sucesivo de promesas»

«Decepcionante». Esta es la palabra que utiliza el portavoz de En Marea, Luís Villares, a modo de resumen del primer año de la nueva legislatura, en el que se produjo «un incumprimento sucesivo de promesas». Sostiene que de aquel «Galicia, Galicia, Galicia» proclamado por Feijoo en la última campaña electoral no ha quedado nada, como a su juicio se puso de manifiesto en el revés sufrido por la comunidad en las inversiones del Estado, el bloqueo al traspaso de la AP-9 o el retraso en los plazos del AVE a Galicia.

«A que ía a ser a lexislatura do emprego, da demografía e do rural», valora Villares, se está convirtiendo en la legislatura «do récord na precariedade laboral» y del «estrangulamento» del rural, con medidas como el nuevo de plan de transportes «que deixa moitas zonas incomunicadas», la reordenación de las áreas sanitarias o el cierre de centros educativos, «que en nada axudan ao reequilibrio territorial».

También echa en falta el jefe de filas de En Marea que el Gobierno gallego no haya impulsado iniciativa alguna sobre la financiación autonómica, en contraposición con lo que hicieron algunos partidos, como el suyo, que aprobó en su plenario un documento en este sentido.

Y es que el último año fue también el primer año de vida de En Marea, del que Villares hace un balance satisfactorio, pues entiende que en este corto período presentaron alternativas «para demostrar que hai outra forma de gobernar».

Ana Pontón: «A Xunta está secuestrada pola estratexia de Madrid»

La líder del Bloque Nacionalista Galego, Ana Pontón, considera que, más que valorar el primer año de la nueva legislatura, habría que poner el foco en el «octavo ano da era Feijoo», en la que se hace cada vez más evidente que la Xunta «está secuestrada pola estratexia marcada dende Madrid», mientras que «Feijoo está para marcharse e buscar unha saída».

A su juicio, el Gobierno gallego «non ten ningún proxecto para o país», y su labor se resume en una «colección de fracasos» en ámbitos como las medidas para hacer frente a la crisis demográfica y el envejecimiento de la población, «continúan os recortes» en determinados servicios públicos, y a ello hay que sumar «outro fracaso» en el propósito de frenar el éxodo juvenil y de personas formadas.

En paralelo, la portavoz nacionalista entiende que tanto el Gobierno de la Xunta como su presidente, Alberto Núñez Feijoo, no han sido «capaces de conseguir que se nos respecte como pobo». Y alude en este sentido al desplante sufrido por Galicia con su propuesta legislativa para reclamar el traspaso de la autopista AP-9. «A nova maioría absoluta de Feijoo traduciuse en 442 millóns de euros menos nos orzamentos do Estado para Galicia», señala Ana Pontón, que remarca que la estrategia de «alumno avantaxado» que en su opinión siguió Feijoo en Galicia, «non lle deu réditos» en Madrid.

Xoaquín Fernández Leiceaga: «O Goberno aínda segue instalado na austeridade»

Xoaquín Fernández Leiceaga, portavoz de los socialistas en la Cámara gallega, entiende que el primer tramo de la legislatura fue «un ano perdido», pues el cambio del ciclo económico no se ha aprovechado para hacer un cambio de ciclo político. «O Goberno aínda segue instalado na austeridade, non foi capaz de usar as marxes de endebedamento das que dispón» para incrementar las inversiones y reforzar el gasto políticas en las áreas que más se resintieron durante la crisis, especialmente los servicios sociales.

Leiceaga pone de relieve que hay varios elementos que faltan y que deberían acompañar a la recuperación. El primero está en el ámbito del empleo, la creación de puestos de trabajo es muy débil y en muchos casos precario. «Estamos aínda moi por debaixo dos niveis precrise -apunta-, a este ritmo tardariamos aínda sete anos en recuperar as taxas do 2007».

Además, sostiene que la recuperación no va acompañada de «sensibilidade social» para poner en marcha medidas donde más se necesitan, en ámbitos como la atención a las personas dependientes, a la tercera edad, y detecta «un déficit importante» en la sanidad pública.

Finalmente, apunta que Feijoo «foi incapaz de impulsar as leis novas que prometeu» y cree evidente su pérdida de peso en Madrid con asuntos como los presupuestos, la AP-9 o los retrasos del AVE.

Punto de partida para las municipales

domingos sampedro

PP y BNG viven sus mejores etapas de unidad interna, que contrasta con las tensiones del PSdeG y En Marea

El 2017 y el 2018 son, al menos en Galicia, dos años yermos desde el punto de vista electoral. La última vez que los gallegos acudieron a las urnas fue con motivo de las autonómicas de septiembre del 2016 y la próxima vez que volverán -salvo que Mariano Rajoy utilizara su prerrogativa para hacer algo extraordinario- será en mayo del 2019 para renovar las alcaldías y las corporaciones locales. Así que la radiografía que capta la encuesta elaborada por Sondaxe para La Voz es la de un período valle para la política, de esos que agrada a los gobiernos, porque pueden tomar decisiones sin el estrés de una convocatoria electoral inminente, y que las fuerzas políticas acostumbran a aprovechar para celebrar sus procesos internos y afinar sus estructuras, como están haciendo todas ellas. Es la foto del punto de partida para afrontar las municipales, un camino que tanto el PP como el BNG ya han empezado a recorrer, y al que se sumarán también En Marea y el PSdeG-PSOE.

Seguir leyendo

Ficha técnica

Ámbito: Galicia. Universo: Población empadronada enGalicia de 18 ó más años de edad. Muestra: 1.500 entrevistas. Tipo de encuesta:Técnica mixta; telefónica asistida por ordenador (sistema CATI) y personal asistida por tablets (sistema HAPI). Afijación de la muestra:Afijación proporcional según Provincia y tamaño de hábitat del municipio de residencia. Selección de las entrevistas: Para el campo telefónico, selección de los hogares mediante semilla de aleatorización de una base de teléfonos del municipio; para el campo personal sistema de rutas aleatorias en los municipios; en ambos casos, cuotas de edad y sexo para seleccionar la persona a entrevistar. Error de muestreo: + 2,58% en el caso de máxima indeterminación (p=q=50%) y para resultados globales. Trabajo de campo: Del 18 de julio al 28 de agosto de 2017. Realización: Instituto Sondaxe. Avenida de la Prensa, parcela 84-85, 15142Arteixo, ACoruña.Telef. 981.167.300; Fax 981.180.210; www.sondaxe.com; sondaxe@sondaxe.com.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Feijoo sostiene su holgada mayoría, pero En Marea le arrebata un escaño