Feijoo sostiene su holgada mayoría, pero En Marea le arrebata un escaño

Juan María Capeáns Garrido
Juan Capeáns SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

Lavandeira jr | efe

Uno de cada cinco votantes del PSdeG hace un año se muestran ahora indecisos

24 sep 2017 . Actualizado a las 18:08 h.

Ni subidas espectaculares ni inquietantes descalabros. El Estudio Político de las Elecciones Autonómicas elaborado por Sondaxe este mes de septiembre, un año después de la última cita con las urnas en Galicia, revela una foto fija similar a la que salió el 25S con leves ajustes en la intención de voto y en su reflejo sobre el arco parlamentario. Después de un ejercicio sin excesivos sobresaltos, Alberto Núñez Feijoo mantiene su mayoría con holgura, pero se deja uno de los cuatro diputados que tiene de colchón y dos puntos de estimación de voto (45,9 %) respecto a su mejor momento en lo que va de legislatura, en el mes de marzo.

En esos trasvases de matiz sale beneficiado el conglomerado de partidos en torno a En Marea, que gana un punto en estimación de voto -de 19,1 % pasa a 20,1 %- y se lleva el escaño de los populares, ampliando su ventaja sobre el PSdeG y confirmando su liderazgo al frente de la oposición abriendo brecha con las miles de papeletas que hubo entonces de diferencia. Su mayor preocupación debería ser ese 14 % del electorado que se muestra indeciso tras los primeros meses de actividad parlamentaria.

Pero sin duda es el socialista el partido con más miga para analizar en este barómetro. La mejor noticia para los de la rosa es que la intención de voto se mantiene intacta después de un año muy complejo en el que sigue dirigido por una gestora en Galicia y con muchos meses de luchas internas a nivel nacional. Su mayor problema es que el contrastado efecto positivo que arrastró la elección de Pedro Sánchez se diluye en una comunidad envuelta en unas primarias de perfil bajo. De la resolución de ese proceso -el 8 de octubre- podrían estar pendientes uno de cada cinco votantes de los socialistas hace un año, que ahora se muestran indecisos. En el trasvase de votos, el PSdeG es el partido que reparte mejor su sangría y alimenta casi por igual al resto de partidos del arco parlamentario.