Francisco Lueiro: «Es raro el día que el guardia de seguridad no viene a una consulta»

El portavoz de la Asociación de Médicos Interinos de Galicia lamenta que la reforma del Código Penal haya dejado fuera amenazas, injurias o coacciones


Francisco Lueiro, portavoz de la Asociación de Médicos Interinos de Galicia, lamenta que la reforma del Código Penal haya dejado fuera amenazas, injurias o coacciones, lo que deja a los profesionales sanitarios en situación de indefensión.

-Critica que el insulto o amenaza a un sanitario se sitúe al mismo nivel que si ocurre en la calle.

-Exactamente, al final estaban más penadas antes las calumnias e injurias, por lo que se nos equipara a cualquier persona que ande por la calle. Se elimina la cualidad de autoridad pública en lo que se refiere a amenazas o calumnias. Algo incomprensible, porque si insultas a un policía o a un juez esto no pasaría.

-¿Se denuncia un porcentaje mínimo?

-En el caso de amenazas o insultos se denuncia un porcentaje muy pequeño porque el proceso es lento y farragoso, y la cuantía de la multa por decir a un médico que le vas a partir la cara es irrisoria.

-¿Qué situaciones viven en el día a día?

-La práctica es que en el ambulatorio de O Ventorrillo, donde yo trabajo, es raro el día que el guardia de seguridad no tiene que visitar alguna consulta. Son situaciones de baja intensidad, de gritos, pero no puede ser que estemos a merced de esta situación social inestable.

-¿Qué desencadena estos incidentes?

-No todos los días tienes un buen día y a veces hay pacientes que ya entran gritando, te encuentras entre la espada y la pared. Ni el médico, ni el enfermero, ni el celador, ni otros pacientes tienen por qué soportar estas situaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Francisco Lueiro: «Es raro el día que el guardia de seguridad no viene a una consulta»