¿Dónde está Beiras?

El coportavoz de Anova culmina un retiro en O Courel desconectado de la marcha de En Marea


vigo / la voz

El levantamiento del puño de Luís Villares en la noche de las elecciones para certificar el nuevo papel del exjuez como referente de la oposición, tras ganar a los puntos al socialista Xoaquín Fernández Leiceaga, es hasta ahora el último acto público protagonizado por Xosé Manuel Beiras. Aguardando a que el candidato de En Marea concluyese su discurso, el veterano dirigente nacionalista quiso con toda intención que se fotografiase el relevo que estaba otorgando a Villares y que se visualizase que con esa escena estaba dando, desde un paso más atrás incluso, comienzo a otra etapa. El que fuera promotor del Bloque, AGE y En Marea desapareció entonces de escena para sumergirse en los últimos días en un retiro «de illamento e desconexión» en una casa de O Courel, paradero desconocido incluso para la gran mayoría de los que le han acompañado en su tránsito del Parlamento a la reserva.

Públicamente no ha vuelto a manifestarse. «Está desaparecido e fóra de combate», aciertan como mucho a apuntar diversos socios de En Marea que han compartido con él escenario en varias ocasiones en la campaña electoral.

Pero Beiras se retiró al interior de Galicia como metáfora de su propio retiro interior, etapa en la que quienes le frecuentan anticipan que les ha advertido que será de leer, escribir, tocar el piano y descansar. «Agora si que o o epílogo xa o ten posto», enfatizan amistades que lo describen como «feliz de atopar o seu relevo», en referencia a Luís Villares.

Xosé Manuel Beiras sigue formando parte de la coordinadora provisional con la que se ha dotado En Marea para resolver su funcionamiento y distintas miradas internas. Pero desde los comicios del 25S el político, que ha cumplido los 80, no ha vuelto a aparecer en las reuniones de dicho órgano, ni siquiera en la que se celebró en la tarde de este viernes, cuando ya se le suponía a punto de regresar a su casa de Brión. También sigue siendo coportavoz de Anova, junto al alcalde compostelano, Martiño Noriega. Y, desde esa posición de colíder de su último partido y voz autorizada en la coordinadora de En Marea, todavía se le espera para que haga un último movimiento mientras Luís Villares empieza a llenar su agenda con manifestaciones, jornadas reivindicativas, reuniones con colectivos en problemas y hasta romerías como la de hoy en O Borralliño de Salceda (Pontevedra).

Y es que Anova se debate entre los que quieren que siga existiendo como partido, y los que quieren que vaya más allá y se diluya dentro de En Marea para forzar a Podemos y a EU a dejar de reivindicar sus subparcelas. Beiras está detrás de la segunda opción, como también los autores de la propuesta de reglamento de En Marea, que los socios de Anova interpretan al primer golpe de vista como la columna vertebral de «un partido partido, e non un partido instrumental como estaba concibido», avisan.

En esa diatriba y codazos entre socios es donde parte de los seguidores del veterano nacionalista quieren que aporte, como los oráculos, luz a un camino en el que el grupo parlamentario ha arrancado midiendo cuál es el peso de cada socio, mientras Xosé Manuel Beiras interpreta en O Courel la sinfonía de su nueva etapa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

¿Dónde está Beiras?