La mitad de los gallegos pagan el 40 % del coste de sus recetas

Crecen en más de un millar desde el año pasado los exentos del copago. Aumentan también los jubilados que abonan más


Santiago / La Voz

La mitad de la población gallega debe abonar el 40 % del precio de sus medicinas. Esa es la aportación farmacéutica del 49,44 % de los ciudadanos, según los últimos datos del Sergas a fecha de 31 de julio. En la práctica significa que son trabajadores en activo que no superan los 18.000 euros al año, o bien de menores a su cargo. Es un porcentaje idéntico al de hace un año, pero los datos de copago del Servizo Galego de Saúde sí presentan diferencias en colectivos que tienen otras aportaciones.

Por ejemplo, desde junio del 2015 a julio del 2016 ha crecido el número de personas que están exentas, es decir, que no deben pagar nada por sus recetas, en más de un millar. Eran 123.538 y ahora son 124.727. Es una buena noticia que no tengan que desembolsar dinero, pero mala el motivo de por qué no lo hacen, ya que son parados sin prestación, beneficiarios de la Risga, tienen una pensión no contributiva o forman parte de un colectivo que incluye afectados por síndrome tóxico, personas con discapacidad en determinados supuestos o pacientes con tratamientos derivados de accidente laboral o enfermedad profesional.

En cuanto a los pensionistas, que pese a constituir en torno al 30 % de la población consumen casi el 70 % de las recetas, desciende ligeramente el número de jubilados que tienen un límite mensual de 8,23 euros por sus medicinas, al no superar los 18.000 euros de renta anual. Prácticamente uno de cada cuatro gallegos está en este intervalo, unos 644.040 pensionistas. Y se eleva el número de los que tienen el tope en los 18,52 euros mensuales. Si hace un año eran 132.690, ahora son 142.264. También crecen los que abonan como máximo 61,75 euros por contar con rentas superiores a los 100.000 euros al año, hasta llegar a los 1.809.

Los pensionistas pagan el 10 % del precio de las recetas, salvo este último grupo con rentas mayores de 100.000 euros, que pagan el 60 %. Pero en todos los casos existe un límite mensual, por lo que si lo superan dejan de pagar por los fármacos que precisen durante ese mes. En el caso de los mutualistas, estén en activo o ya jubilados, pagan un 30 % por las medicinas.

Desde que entró en vigor el copago farmacéutico no se ha modificado la aportación que debe hacer cada ciudadano, ni los umbrales de renta, que determina el Gobierno central. No obstante, el Diario Oficial de Galicia publicó esta semana un nuevo cambio en relación al copago farmacéutico para que las familias con menores e ingresos de trabajo inferiores a la Risga puedan solicitar a través de los concellos una ayuda de un máximo de 120 euros al año por cada miembro para pagar medicinas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La mitad de los gallegos pagan el 40 % del coste de sus recetas