De las ciudades sin ORA al «e-park»

Pontevedra, Lugo y Ferrol prescinden de cobrar por aparcar. En Santiago y A Coruña se puede pagar con el móvil


redacción / la voz

La ORA es la fórmula más habitual a la hora de regular el aparcamiento en las ciudades. Pero no es la única. Hay localidades, incluso, que han renunciado a cobrar a los conductores por el estacionamiento. Es el caso de Pontevedra, que decidió prescindir de la zona azul y mantiene esa filosofía: no tiene en sus calles estacionamientos de pago. El modelo pontevedrés es el de una ciudad prioritariamente peatonal y lo más libre de coches posible. Se han habilitado una serie de áreas de aparcamiento en el entorno de la ciudad y las plazas que existen en el centro son fundamentalmente para carga y descarga.

Según la normativa municipal, la mayoría de las zonas de carga y descarga funcionan en determinados horarios, diferentes según sea zona vieja o nueva. En ese tiempo cada vehículo dispone de 15 y 30 minutos para los servicios de carga y descarga de mercancías. Fuera de esas horas, el aparcamiento es libre. El incumplimiento de las normas puede ser sancionado con una multa y con la retirada del vehículo.

Existen también algunas áreas en el centro de aparcamiento libre, como la plaza de Barcelos o determinadas áreas del barrio de Campolongo. En este caso no hay que pagar, aunque muchas veces hay que tratar con los gorrillas.

Hasta hace pocos meses, Lugo contaba con sistema ORA. El servicio había sido adjudicado hace años a una empresa del grupo Vendex, investigado en la operación Pokémon. Esa concesión fue anulada por un juzgado hace también años por deficiencias en el proceso de adjudicación. Durante varios años, y mientras se decidía cómo dar cumplimiento a la sentencia, la empresa siguió prestando ese servicio. El pasado verano, el gobierno local decidió suspender provisionalmente el modelo. La idea es que la ciudad de las murallas vuelva a tener a medio plazo aparcamientos controlados, que sin embargo serán gratuitos y gestionados sin concesión administrativa. Una comisión municipal se encarga de diseñar ese nuevo sistema. Tampoco Ferrol tiene sistema de ORA.

Las nuevas tecnologías han venido también a auxiliar a los conductores y en algunas ciudades funciona ya el sistema e-park, la reserva de aparcamiento desde el teléfono móvil. En Galicia este dispositivo se implantó por primera vez en Santiago y desde hace poco funciona también en A Coruña.

En Compostela este método de estacionamiento se puso en marcha gracias a la colaboración del Concello, Telefónica y la compañía gallega Apparcar. Teniendo en cuenta que los conductores pasan de media 260 horas al año en el coche y 75 más buscando aparcamiento, y que concretamente en el caso de Santiago el 30 % de los automóviles que circulan en cada momento están buscando aparcamiento, se ideó un sistema que permite disponer de información en tiempo real de la ocupación de las plazas de estacionamiento y saber, por tanto dónde hay una plaza libre para aparcar.

Pero localizar en cada momento los estacionamientos disponibles no es la única utilidad de la aplicación. Sus usuarios también pueden reservar una plaza y realizar el pago a través de su teléfono móvil, aunque esta posibilidad de momento está restringida a un determinado espacio urbano.

Las plazas de esa zona se han marcado con indicaciones de que solo pueden ser utilizadas previa reserva. Para ello es necesario disponer de la aplicación, de manera que cuando en ella se busca un aparcamiento libre el sistema lo localiza y, si el usuario decide reservarlo, lo guía hasta ella. Una vez localizada, el conductor estaciona su vehículo e indica en su smartphone que ya ha realizado la maniobra. En caso de que llegue y el hueco que había reservado esté ocupado, puede informar de esa incidencia en la propia aplicación, que le ofrecerá un aparcamiento alternativo. Este servicio entró en funcionamiento en febrero del pasado año y fue todo un éxito. En su primera semana 900 personas descargaron la aplicación y se dieron de alta como usuarios.

Desde el mes de noviembre, coincidiendo con el cambio de concesionaria, la aplicación está también disponible para A Coruña. En este caso permite abonar el tique desde el móvil, ya que la aplicación se vincula a la cuenta bancaria del usuario.

El método e-park permiten, además, prolongar el tiempo de estacionamiento desde el móvil sin tener que desplazarse hasta el parquímetro para renovar el tique. Otra de sus ventajas es que en el caso de que un usuario no agote todo el tiempo que ha abonado por una plaza, puede enviar los minutos restantes a una bolsa para que los utilicen otros conductores.

Casi un millón y medio de vehículos circulan y estacionan en las vías gallegas

El parque de turismos en Galicia, según los datos de la Dirección General de Tráfico, se acerca al millón y medio de unidades. Son, concretamente, en cifras del año 2015, 1.454.168 automóviles los que circulan por las vías de comunicación gallegas y los que estacionan en ellas, una cifra que ascendería hasta aproximadamente 1.700.000 si se contabilizan todo tipo de vehículos.

Las cifras siguen siendo altas pese a que la crisis ha hecho bajar el parque móvil. En el año 2015 había 32.000 coches menos que en el 2008 en las ciudades gallegas, pero ese descenso no basta para que disminuyan los problemas de tráfico ni los de estacionamiento. Galicia alcanzó su mayor cifra de turismos en los años 2007 y 2008. Desde entonces, tanto las matriculaciones como el parque móvil no dejaron de caer, hasta que en los últimos meses parecen volver a repuntar.

En Vigo los vehículos que circulan a diario rondan los 300.000. En A Coruña hay 149.000 vehículos, pero a estos hay que sumar los 210.000 que aporta el área metropolitana. En total son 359.000. La ronda de la Muralla de Lugo registra cada día el paso de alrededor de 20.000 vehículos, y por la plaza de Galicia de Santiago circulan unos 25.000.

En Pontevedra, además del descenso del parque móvil han sido las medidas de peatonalización y calmado del tráfico las que han conseguido que la cifra de coches en sus calles baje de los 52.000 en el año 1996 a los 17.000 que acceden al centro en la actualidad. Mientras, el centro de Ferrol soporta cada día la circulación de algo más de 38.000 vehículos.

Según un informe del Concello de Santiago, en el año 2030 habrá 4.900 millones de personas en el mundo viviendo en ciudades, y 2.000 millones de coches. Todos esos vehículos pasan más del 95 % del tiempo aparcados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

De las ciudades sin ORA al «e-park»