De las ciudades sin ORA al «e-park»

maría santalla REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

XOÁN A. SOLER

Pontevedra, Lugo y Ferrol prescinden de cobrar por aparcar. En Santiago y A Coruña se puede pagar con el móvil

31 ene 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

La ORA es la fórmula más habitual a la hora de regular el aparcamiento en las ciudades. Pero no es la única. Hay localidades, incluso, que han renunciado a cobrar a los conductores por el estacionamiento. Es el caso de Pontevedra, que decidió prescindir de la zona azul y mantiene esa filosofía: no tiene en sus calles estacionamientos de pago. El modelo pontevedrés es el de una ciudad prioritariamente peatonal y lo más libre de coches posible. Se han habilitado una serie de áreas de aparcamiento en el entorno de la ciudad y las plazas que existen en el centro son fundamentalmente para carga y descarga.

Según la normativa municipal, la mayoría de las zonas de carga y descarga funcionan en determinados horarios, diferentes según sea zona vieja o nueva. En ese tiempo cada vehículo dispone de 15 y 30 minutos para los servicios de carga y descarga de mercancías. Fuera de esas horas, el aparcamiento es libre. El incumplimiento de las normas puede ser sancionado con una multa y con la retirada del vehículo.

Existen también algunas áreas en el centro de aparcamiento libre, como la plaza de Barcelos o determinadas áreas del barrio de Campolongo. En este caso no hay que pagar, aunque muchas veces hay que tratar con los gorrillas.