«Es mejor perder un poco que judicializar todo el proceso»


No resulta sencillo encontrar testimonios de personas involucradas en el agrio proceso de la lucha por la custodia de los hijos. Cualquier palabra de más o de menos puede suponer una nueva denuncia o una piedra en el camino que eche por tierra todo lo logrado hasta el momento. Ramón, nombre ficticio de un padre divorciado, lo tiene claro: «Es mejor perder un poco que judicializar el proceso».

Asegura que ahora está contento con la situación que tiene, aunque han pasado varios años hasta que ha logrado un acomodo, alejado de jueces y abogados. Tras haber superado una denuncia por malos tratos que se demostró falsa, ha conseguido pasar con su hijo el tiempo que considera necesario, una custodia compartida de facto, muy lejos del régimen establecido por el juzgado. Este padre afirma que nunca se llevó tan bien con su ex como ahora, pese a que la relación se mueve por fuera de los términos acordados en el juzgado. O tal vez sea por eso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Es mejor perder un poco que judicializar todo el proceso»