La continuidad electoral de AGE divide a Anova en dos bandos

Una parte aboga por su independencia y otra por consolidar la coalición


Redacción / la voz

La disparidad de criterios sobre el futuro de Anova dentro de AGE, la coalición con la que irrumpió en el Parlamento y en la vida política gallega, está dividiendo en dos frentes de difícil conjugación a la formación liderada por Xosé Manuel Beiras. Su círculo más próximo aboga por salvaguardar la independencia de Anova y no ligarla por sistema a Esquerda Unida y al resto de AGE. Una «xeometría variable» es su principio de relación con otras fuerzas políticas, tanto en su acción cotidiana en la calle como ante cualquier cita electoral. El poder de la mayoría y los votos es su máxima para fijar la ruta a tomar.

La otra mitad en la que ya se divide Anova considera una herramienta estructural a AGE y por ello pretende consolidarla para los próximos comicios europeos y municipales, tratando de integrar a otras siglas de izquierda y a movimientos sociales. Apuestan por decidir los movimientos de la organización de manera consensuada, así como aparecer ya en la acción política diaria como AGE, circunstancia que la otra mitad de Anova rechaza en aras de mantener una estrategia propia.

El círculo más próximo a Beiras y en mayor medida formado por integrantes de Encontro Irmandiño cuenta con los responsables de Relacións Políticas, Luis Eyré, y de Comunicación, Mario López Rico, como sus principales referentes. A ellos los respaldan varios integrantes de la permanente y los exlíderes de la Frente Obreira Galega (FOG), entre los que destaca la parlamentaria viguesa Consuelo Martínez.

En el bando opuesto, el hasta esta semana coordinador de Anova, Martiño Noriega, y el parlamentario Antón Sánchez encabezan la apuesta interna por AGE y la transversalidad del proyecto político. Aunque no forman parte de la llamada Anova horizontal, sí son los referentes para dicho grupo formado por el sector irmandiño crítico, en el que están los cuatro dimisionarios de la permanente, y todas las demás fuerzas que componen la organización de Beiras. La FPG es la que mayor trayectoria política acumula. Se encuadran en el mismo bando la FOG y su nueva dirección, vinculada al frente sindical; Movemento pola Base, primera formación escindida del BNG tras su paso por la Xunta, y Nova Esquerda Galega, grupo afincado en la zona de Vigo que ya ha comprometido su participación en las elecciones europeas en Suma, proyecto impulsado por IU entre los movimientos sociales y pequeños partidos de izquierda.

El papel que vayan a jugar ahora los dimisionarios de la permanente será clave para determinar el futuro de Anova, dado que ya han avanzado su intención de formar un frente interno para tratar de impulsar la continuidad de AGE.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos

La continuidad electoral de AGE divide a Anova en dos bandos