Beiras aviva las brasas en la coalición AGE

La propuesta de retener en la coalición a la diputada expedientada Carmen Iglesias provoca malestar en Esquerda Unida y parte de Anova, y críticas de los ecosocialistas

Xosé Manuel Beiras y Yolanda Díaz, en sus escaños del Parlamento gallego.
Xosé Manuel Beiras y Yolanda Díaz, en sus escaños del Parlamento gallego.

santiago / la voz

El golpe de autoridad dado por Xosé Manuel Beiras el jueves, cuando propuso abrirle las puertas del grupo Alternativa Galega de Esquerda (AGE) a la diputada expedientada Carmen Iglesias, provocó un auténtico seísmo en el seno de la coalición y reacciones encontradas en los grupos que la forman, que cuestionan que el líder de referencia de AGE actuara en este asunto desde una posición personal sin tener en consideración la opinión de todos los aliados.

La primera damnificada por el pronunciamiento de Beiras es Esquerda Unida, la formación que expedientó a Carmen Iglesias Sueiro, suspendiéndola cautelarmente de militancia por no acatar la disciplina interna y poner su acta de diputada a disposición de la organización. Y si bien desde la dirección de EU-IU mantienen que el expediente disciplinario contra la número dos de la candidatura de AGE por Ourense sigue su curso, también apuntan que el pronunciamiento de Beiras, que de algún modo interfiere en la vida orgánica de una formación en la que no milita, «cambia o rumbo das cousas».

De hecho, Yolanda Díaz, coordinadora general de Esquerda Unida, está ahora obligada a valorar con su ejecutiva la oferta de integración enunciada por Beiras para evitar que la diputada díscola pase a formar parte del Grupo Mixto. EU decidió convocar para el próximo jueves su consello político nacional, el máximo órgano entre asambleas, al objeto de decidir de forma colegiada y mediante votación si dan por válida la propuesta de Beiras -que en la práctica obligaría a paralizar las medidas disciplinarias contra Iglesias- o si en cambio desautorizan al portavoz de AGE y siguen adelante con su hoja de ruta.

También en el seno de Anova Irmandade Nacionalista, el partido fundado por Xosé Manuel Beiras, hay opiniones dispares sobre el pronunciamiento hecho por el caso de Carmen Iglesias. Aunque de puertas afuera nadie discute el papel de árbitro jugado por su portavoz nacional, la mano tendida a Iglesias Sueiro provocó daños colaterales en Ourense, que hace unos días se pronunció a favor de la expulsión de la diputada rebelde por negarse a hacer correr la lista para que el escaño dejado por Fernández Calviño, militante de Anova, recayera en otra persona del mismo partido.

Tensión en Ourense

El malestar de la asamblea ourensana de Anova tuvo ayer un gesto simbólico de protesta, toda vez que 25 militantes del Encontro Irmandiño, la formación que le sirvió a Beiras de germen para fundar Anova, decidió darse de baja de esa formación, informa Miguel Ascón desde Ourense. Alfonso Diz, un destacado dirigente de la organización, explicó que la decisión llevaba tiempo tomada para evitar una doble militancia -en Anova y en el Encontro Irmandiño-, pero admitió que las declaraciones de Beiras han precipitado su salida. Diz recuerda que una reciente asamblea de Anova en Ourense acordó pedir la expulsión de Iglesias Sueiro «como xesto de distanciamento e non amparo á súa actitude destrutiva e desleal coa coalición».

Posición unipersonal

También airada fue la reacción de Espazo Ecosocialista, organización integrada en AGE, al igual que Esquerda Unida, Anova y Equo. La permanente de esta organización emitió ayer una resolución donde apela al acuerdo alcanzado entre todas las patas de la coalición para que cualquier solución que se le diera al caso de Carmen Iglesias fuera por «unanimidade ou consenso amplo» de AGE.

Y pese a que no aluden directamente a Beiras, los ecosocialistas subrayan que no aceptan «tomas de posición de parte ou unipersoais» como la enunciada por el portavoz de AGE, pues considera que estas políticas de «feitos consumados» no son propias «da nova política cooperativa nin de respecto entre aliados».

Las espadas en AGE están en alto a la espera de que Carmen Iglesias tome posesión como diputada el próximo lunes. Entretanto, Anova reunirá hoy a su coordinadora bajo el influjo del pronunciamiento hecho por Beiras, que podría incluso ser desairado por algunos miembros de la organización.

En Ourense se dieron de baja 25 militantes del Encontro Irmandiño

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
34 votos

Beiras aviva las brasas en la coalición AGE