Ángel Curras: «Me veo poco con Conde Roa»

El regidor, que no gana para disgustos judiciales, defiende su proyecto

Currás desea que se acabe el Gaiás y admite que Santiago dio el salto al siglo XXI de la mano del socialista Estévez.
Currás desea que se acabe el Gaiás y admite que Santiago dio el salto al siglo XXI de la mano del socialista Estévez.

santiago / la voz

La entrevista con Ángel Currás (Trabada, Lugo, 1954) se celebra en el pazo de Raxoi dos semanas después de lo previsto tras dos aplazamientos justificados «por motivos de agenda». En esos quince días, la jueza Pilar de Lara imputó a un nuevo concejal de su equipo (ya son seis, incluyendo a él mismo y a su antecesor) y otro edil se acogió al derecho a no declarar ante el juez Vázquez Taín por supuestas irregularidades en la gestión municipal. Solo unas horas después se conoció un duro escrito de acusación contra Conde Roa por supuesto fraude fiscal. Así son los tiempos que le ha tocado vivir a este reputado catedrático de instituto con querencia por la política cultural que antes de aterrizar circunstancialmente en la alcaldía de la capital gallega tuvo relevantes responsabilidades en organismos públicos como la Fundación Cidade da Cultura, siempre de la mano del PP.

-¿Me podría explicar brevemente qué ha sucedido en Santiago en los últimos dos años?

-Pues le diría que ocurrió algo muy conveniente, y es que se dejó atrás a un gobierno desgastado, con rutinas y sin ideas y se puso en marcha el programa de un equipo joven con muchas ganas de trabajar. Después vinieron las imputaciones, que han generado un clima que no es el que yo desearía para la ciudad, pero diré que en los momentos en los que estamos viviendo esa figura legal tiene una presencia mediática de mucho impacto en la sociedad aunque no suponga en modo alguno un procesamiento ni una condena. Con todo, seguimos adelante con nuestras propuestas, que necesitan su tiempo, pero es evidente que hay un proyecto.

-Pues dice su homólogo Carlos Negreira que A Coruña es la única ciudad con proyecto.

-Santiago tiene un proyecto desde hace ocho siglos. Es el proyecto de la capital política y cultural de Galicia, que además es su principal destino turístico. Compostela dio el salto al siglo XXI en la etapa de Xerardo Estévez y ahora posee un patrimonio histórico y moderno como ninguna otra ciudad. Yo creo que el proyecto no lo define un momento puntual, sino la historia.

-Si existe ese proyecto, ¿es suyo o de Conde Roa?

-No hay una hoja de ruta de Conde Roa y otra de Currás. Hay un programa de un equipo que se encontró un Concello en quiebra técnica, con 70 millones de deuda financiera y 20 a proveedores, una situación que cercenaba cualquier iniciativa, de ahí que las primeras decisiones fueran poner en orden las cuentas, establecer un techo de gasto, pagar a las empresas y hacer un plan de ajuste.

-¿Mantiene una buena relación con su predecesor?

-Me veo poco con Conde Roa porque él ya no está en la vida pública y el trabajo en el Concello absorbe mucho tiempo, pero mantengo una relación cordial con él, como no podía ser de otra manera puesto que nos conocemos desde hace muchos años.

-¿Y con la exedila y actual portavoz del PP Paula Prado?

-También tengo una relación cordial, pero menos frecuente ahora que no está en el Concello. Está haciendo un gran papel como portavoz y la he sentido cerca cuando he necesitado su apoyo.

-Feijoo y Rueda han expresado en varias ocasiones su preocupación por lo que está ocurriendo en Santiago. ¿Se siente como un alumno que está sacando malas notas?

-Siempre he percibido el respaldo del partido, cosa que agradezco, y lo interpreto como una expresión de confianza en un momento complicado que se da aquí y en otras ciudades, no nos olvidemos. Creo que lo estamos afrontando con responsabilidad.

-¿Qué le parece que Juan de la Fuente no haya declarado ante el juez por el caso de las presuntas facturas falsas?

-Declarar o no declarar es un derecho fundamental que no toma el grupo de gobierno. Yo y otros consideramos oportuno hacerlo, pero hay que contar con la decisión del que aconseja, y me refiero a su abogado. Pero le diré que con este caso es la primera vez que se hace una investigación municipal interna con luz y taquígrafos, y ahí ha estado Juan de la Fuente. Respeto su decisión.

-¿Ha tenido en cuenta los apoyos explícitos de algunos concejales en sus peores momentos al remodelar su gobierno?

-Lo único que hice fue reorganizar las áreas con mayor coherencia. No traté de beneficiar a nadie. Es un modelo que se sigue en otras ciudades y que responde a criterios de eficiencia y eficacia.

-Y de confianza.

-También. Pero que conste que tengo plena confianza en los 13 concejales de mi equipo. El que quiera ver diferencias se equivoca.

Ángel currás alcalde de santiago

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Ángel Curras: «Me veo poco con Conde Roa»