Ocupan un piso equivocado en Ribadeo al ejecutar una hipoteca

El propietario, que reside en Andorra, reclamará una indemnización


Ribadeo / La Voz

Cuando José Antonio Alcántara recibió en su domicilio habitual de Andorra una llamada de la Inmobiliaria Alba de Ribadeo preguntándole si había cambiado la cerradura del piso que tiene en alquiler en el edificio As Azaleas, no daba crédito: «Sentí una impotencia total. Estaba a mil kilómetros y lo primero que pensé es que podían haber entrado okupas». Pero la explicación era otra, por inverosímil que parezca: un error al ejecutar una hipoteca. «Tenían que ocupar un piso en la quinta planta y se equivocaron de puerta. Unos días antes se había presentado un notario o un secretario judicial con un cerrajero, abrieron y cambiaron la llave. Tenían orden de llevar todo lo que había dentro al punto limpio, pero por suerte dejaron los muebles, la televisión y las cortinas», relata el propietario.

A los pocos días un tío suyo presentaba una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Ribadeo y volvían a cambiar la llave. Aparentemente no se apreciaban desperfectos en la vivienda, pero cuando personal de la inmobiliaria fue a mostrarle el piso a unos clientes descubrieron que faltaba el menaje de la cocina, artículos de decoración, los juegos de ropa de cama, toallas, alfombras... «Todo lo que hay en una casa -cuenta José Antonio Alcántara-. Empezaron a abrir cajones y todos estaban vacíos». Lo sustraído lo valoró en algo más de 4.000 euros.

Fue a principios del pasado año, pero no ha trascendido hasta ahora, cuando el asunto aún colea. José Antonio Alcántara señala a un culpable, el BBVA, la entidad que financió la construcción del edificio. Sin embargo, desde el banco le contestaron que no eran responsables de lo ocurrido. Ayer desde el departamento de comunicación de la entidad lo ratificaron: «No ha sido un error del BBVA y no tenemos constancia de que haya una demanda judicial contra nosotros».

Pero José Antonio Alcántara sí la está preparando. El piso no ha sido alquilado desde principios del año pasado y tiene intención de pedir una indemnización, al menos por haber podido hacerlo el pasado verano a pesar de que había gente interesada en ocuparlo. Además, una compañía de seguros -no la suya, de cuyo comportamiento se queja por «desentenderse»- le pagó más de 3.000 euros por los objetos que le fueron sustraídos. «Nadie reconoce el error, pero es obvio que hubo una confusión», explica su abogado. «Para mí el responsable es el banco, que es quien ejecuta la hipoteca. Y si después quiere ir contra el notario o contra quien sea, es su problema».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
45 votos

Ocupan un piso equivocado en Ribadeo al ejecutar una hipoteca