Aymerich traslada al BNG su decisión de renunciar al escaño tras la asamblea

Adopta esta postura después de desmarcarse del pacto para proclamar a Xavier Vence como nuevo líder del Bloque


santiago / la voz

Carlos Aymerich está decidido a dar un portazo en el BNG. El exportavoz parlamentario del Bloque trasladó a varios miembros de la dirección su voluntad de renunciar al escaño que ocupa en O Hórreo a partir del próximo lunes, una vez que concluya la asamblea nacional que proclamará al economista Xavier Vence como el nuevo líder orgánico del Bloque.

La decisión de Aymerich se produce después de que Abrente, la corriente interna del BNG que él mismo lidera, sacara a relucir las discrepancias que mantiene con la línea oficial de la organización debido a la apuesta que se hará en el cónclave del próximo fin de semana por el soberanismo y las alianzas con grupos independentistas como Nós-UP, un camino que en opinión de los miembros de Abrente solo puede conducir a la marginalidad del frente nacionalista.

No es la primera vez que Carlos Aymerich expresa públicamente su voluntad de abandonar la vida parlamentaria para incorporarse a la Universidade da Coruña, donde es profesor de Derecho Administrativo. Lo hizo ya tras la asamblea de Amio, celebrada hace poco más de un año, después de que la alianza tejida por su grupo, entonces Máis Galiza, con el Encontro Irmandiño de Xosé Manuel Beiras fracasara en el intento de hacerse con las riendas del BNG.

Un plan revisado

El traspié de Amio fue el desencadenante de la escisión de los beiristas, y después también de Máis Galiza, si bien Carlos Aymerich reafirmó su vocación de mantenerse fiel al Bloque, pero amagando con un paso atrás y su regreso a la vida universitaria, planes que posteriormente no se llegaron a plasmar.

Esta vez, en cambio, todo es diferente. Varios miembros de la dirección del BNG coincidieron ayer en darle carta de naturaleza y «toda a credibilidade» a las palabras de Carlos Aymerich que, de acuerdo con la comunicación que hizo llegar por los canales internos, abandonaría la Cámara el próximo lunes día 18.

Con esta renuncia pondría fin, o al menos punto y aparte, a una etapa parlamentaria iniciada trece años atrás, cuando en el 2000 resultó elegido por primera vez diputado del Congreso, junto a Francisco Rodríguez y Guillerme Vázquez. En este puesto se mantuvo hasta el año 2004, generales en las que Aymerich no logró revalidar su acta en la carrera de San Jerónimo. No obstante, reapareció un año más tarde en la primera línea, como candidato al Parlamento gallego por la provincia de A Coruña, actuando desde el primer momento como portavoz parlamentario. En las autonómicas de hace cuatro meses, revalidó el escaño, aunque por la provincia de Pontevedra.

El sustituto, Luís Bará

En caso de que la renuncia de Aymerich se lleve esta vez a cabo, sería sustituido en la Cámara gallega por el pontevedrés Luís Bará, que en la etapa del Gobierno bipartito que compartieron el PSOE y el BNG ejerció como director xeral de la Consellería de Cultura junto a Ánxela Bugallo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos

Aymerich traslada al BNG su decisión de renunciar al escaño tras la asamblea