La Cámara aprueba la Lei de Montes y la de Vivenda

El grupo del PP se resignó a sacar adelante en solitario las dos nuevas leyes, ante la fuerte oposición planteada desde el PSdeG y el BNG


Redacción/La Voz

El Parlamento gallego cerró ayer el curso legislativo con la aprobación de dos nuevas leyes, la de Montes y la de Vivenda, que el grupo del PP se resignó a sacar adelante en solitario, ante la fuerte oposición planteada desde el PSdeG y el BNG.

La primera que vio la luz fue la Lei de Montes de Galicia, a la cual la oposición le presentó, y además con escaso éxito, más de 540 enmiendas. La portavoz de área del PP, Enma Álvarez Chao, lamentó la «nula disposición» de los grupos del PSdeG y el BNG para intentar alcanzar puntos de encuentro.

Los populares insistieron en que el texto busca la gestión «sostible» de la masa forestal de Galicia, a la vez que se presenta como un instrumento para combatir el minifundismo, pues impide la división de parcelas por debajo de las 15 hectáreas.

Pero la nueva normativa también modifica sustancialmente la ley de prevención de incendios forestales, al rebajar de 100 a 50 metros los perímetros de protección contra el fuego.

PSOE y BNG reiteraron sus argumentos en contra, exhibidos ya en comisión. La socialista Sonia Verdes denunció que no contribuirá a mejorar la lucha contra los incendios, pues solo servirá para aumentar la «privatización» de la gestión del monte y favorecer los «negocios dos amigos do PP».

La nacionalista Tereixa Paz abundó en que, lejos de frenar el «caos territorial» de Galicia, la nueva norma «vai alimentalo», pues entiende que el texto no responde ni a los intereses del monte ni a su potencial para crear empleo.

Las reservas de socialistas y nacionalistas se repitieron en el debate y aprobación de la Lei de Vivenda que sustituye a la promovida en su día por el anterior Gobierno bipartito. Pese a que el diputado popular Jaime Castiñeira defendió que el nuevo texto tiene una vocación «máis social» que el anterior y que aporta aspectos novedosos, como la incorporación del principio de la dación en pago para cancelar las hipotecas, tanto Luís Toxo (PSdeG) como Maribel Sánchez Montenegro (BNG) reprobaron abiertamente la falta de concreción del texto, que entienden que desiste de apostar por las políticas de rehabilitación.

Los dos textos aprobados ayer entrarán en vigor cuando sean publicados en el Diario Oficial de Galicia (DOG).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

La Cámara aprueba la Lei de Montes y la de Vivenda