Un vertido al Eume altera la acidez del río y causa la muerte de cientos de peces

Vanessa Lagares / Xosé ?V. Gago

GALICIA

21 jun 2008 . Actualizado a las 02:00 h.

Los pescadores del coto de Ombre (Pontedeume), en el río Eume, han recogido cientos de peces muertos desde el pasado día 10. Los animales encontrados son reos, un tipo de salmónido que acude a desovar al cauce a principios del verano. Todo indica que los reos son víctimas de un exceso de acidez en el agua, causado supuestamente por la llegada al río de materiales arrastrados por las lluvias desde las obras de la autovía Ferrol-Vilalba. La Consellería de Medio Ambiente, la Universidade de Santiago, el Seprona y varios ayuntamientos por los que pasa el río han encargado análisis de los ejemplares y del agua, que riega el parque natural de las Fragas do Eume.

Medio Ambiente afirma que la mortalidad «só afecta» a los reos y «non hai constancia» de que se haya producido un «vertido», que de otro modo afectaría al resto de la flora y la fauna. La consellería aún no ha cuantificado cuántos animales se han perdido hasta hoy. Los exámenes practicados a los ejemplares, realizados por la Universidade de Santiago, descartan que los peces mueran por un virus o una bacteria.

La causa de la muerte parece ser la excesiva acidez del agua. Un análisis encargado por el gobierno local de Pontedeume a la empresa Aquagest concluye que el pH en el coto de Ombre es de cinco puntos, lo que está muy por debajo del valor normal e indica una elevada acidez. Los expertos califican de lluvia ácida la que presenta un pH inferior, al menos, a 5,6.