El PP pide la dimisión de Caride por «amañar» el contrato de la autovía

La responsable de Política Territorial replica a los populares que acudan a la Justicia o «deixen de facer ruído»


El líder del PP gallego y anterior conselleiro de Política Territorial, Alberto Núñez Feijoo, dio ayer una vuelta de tuerca más al pulso que mantienen el bipartito y la oposición en torno a la licitación de la autovía de Barbanza y su explotación mediante un régimen concesional a 30 años. El dirigente popular considera «acreditada» la relación profesional de la conselleira María José Caride con la empresa consultora que realizó el informe en el cual se basó la adjudicación, por lo que pidió su dimisión «irrevocable».

Después de que Caride compareciese en el Parlamento por la mañana para intentar zanjar la polémica creada en torno a la controvertida adjudicación, Feijoo replicó con una rueda de prensa por la tarde, en la que repartió una copia documental a los asistentes en la que el nombre de Caride aparecía asociado en el 2002 a la firma Consultora Gallega S.?L., que concurrió a la redacción del nuevo plan urbanístico de Vigo. A dicha sociedad también estaba vinculado Tomás Fernández, que además figura como administrador único de la empresa Técnicas Territoriales y Urbanas (TT&U), la encargada de elaborar el informe en el que se fundamenta la adjudicación del nuevo vial barbanzano.

Repuntuación

El PP asegura que este informe, el segundo que se encargaba para adjudicar dicha obra, fue el que permitió repuntuar las ofertas de las empresas, resultando finalmente beneficiario el grupo Sacyr Vallehermoso, el mismo que explota la autopista del Atlántico, frente a la oferta presentada por la constructora gallega San José, que recibió la mejor puntuación en el primer informe encargado por la Xunta con el PP en el Gobierno.

«Hoy por ti, mañana por mí»

Feijoo insistió en que el segundo documento «é un informe amañado, un informe feito por amigos ou por xefes da conselleira». El líder de los populares considera «probado» que la responsable de Política Territorial participó en la oferta para elaborar el nuevo planeamiento vigués, a la que también concurría Tomás Fernández, y que se encargó un segundo informe para adjudicar la obra barbanzana a una empresa donde figuraba la misma persona. «Hoy por ti y mañana por mí», resumió Feijoo, como dejando entrever que se trataba de un intercambio de favores.

Caride aludió a esta cuestión por la mañana, en su intervención parlamentaria, retando a Feijoo y al PP a que acudan a la Justicia si es que tienen algo que decir respecto a su actuación. «Vaian aos tribunais ou deixen de facer ruído», esgrimió, antes de insistir en que no tiene «ningunha relación coa empresa» que finalmente se encargó de elaborar el informe que sobrepuntuó a Sacyr por encima de las demás firmas.

Pero el Partido Popular todavía fue más allá al argumentar que la dimisión de María José Caride debe ser «inmediata e irrevocable». De hecho, aduce que la consellería permitió que el proyecto que ejecuta Sacyr fuese supervisado por otra filial del mismo grupo. «Algo sin precedentes en la Administración pública -dijo Feijoo-, que el que tiene que ser controlado sea el que controla».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El PP pide la dimisión de Caride por «amañar» el contrato de la autovía