La DGT abandona por fin Rianjo

La Dirección General de Tráfico anuncia que va a revisar toda la toponimia incorrecta de su página web y así incluir la nomenclatura oficial en gallego


redacción | Piedrafita, Viana del Bollo, Orense o Sangenjo. Eso fue lo que se encontraron el pasado enero los gallegos que consultaban las incidencias del tráfico en la página web de la DGT. Y eso fue lo que denunció, indignado, el diputado en Madrid por el BNG Francisco Rodríguez. Siete meses más tarde, la Dirección General de Tráfico ha decido acatar por fin la ley y trabajar en una nueva página web «que incluirá la nomenclatura en gallego». Nomenclatura que, por cierto, es la única forma oficial desde que el Parlamento gallego la aprobase en 1983 y el Congreso de los Diputados en 1998.

Ante semejantes traducciones, que recordaban a los tiempos de El Niño de la Guía por Niñodaguia, Francisco Rodríguez presentó una pregunta parlamentaria ante la Mesa del Congreso, exigiendo una respuesta por escrito. Pero la respuesta fue que no había respuesta. Las fuentes consultadas únicamente podían argumentar que en la sede de Tráfico en Madrid sólo había personal de guardia por las posibles incidencias en las carreteras.

Ayer, en plena operación salida de agosto, aún se podía observar algunos casos de toponimia deturpada: en el Concello de «Creciente» y en «Caldas de Reyes» se registraba una circulación irregular o incluso interrumpida por las obras. Los trabajos de «completa revisión de la toponimia» que había exigido el Bloque Nacionalista Galego reflejan una extraña mezcla de topónimos: junto a las lindezas de «Creciente» y «Caldas de Reyes» se encuentran formas oficiales como A Coruña, Poio o O Porriño.

Casos abundantes

«Levamos así dez anos e, aínda que cada vez se respecta máis, é infernal». El BNG ha encontrado formas no oficiales en otras páginas web de la Administración del Estado. El Instituto Geográfico Nacional también utiliza formas incorrectas de nuestra toponimia, como El Irijo. Francisco Jorquera, senador nacionalista califica este caso como «esperpéntico, porque ata custa traballo identificar o topónimo real. Se lle pedísemos aos ourensáns que localizaran ''El Irijo'' no mapa, coido que moitos non saberían do que lles falan». A O Irixo (la forma oficial) lo acompañan Ginzo de Limia, Rianjo, Arteijo, Mellid o Puerto del Son.

Incluso Google Earth utilizaba topónimos no oficiales como El Ferrol del Caudillo, Santa Eugenia o Puebla del Caramiñal. Estos errores sí los observan millones de personas, que podrían considerarlos como correctos, algo «perigoso», según Rodríguez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La DGT abandona por fin Rianjo