¿Cambio climático? No, pantano barométrico

Aún ayer podían verse bañistas en las playas gallegas, como los de la foto, en Samil.


LAS altas temperaturas registradas el pasado fin de semana en Galicia parecen guardar más relación con el período anticiclónico que los expertos suelen anotar cada noviembre -de ahí el nombre de veranillo de San Martín- que con un nuevo ejemplo del cambio climático. Así lo valoraron ayer meteorólogos de MeteoGalicia, que sin llegar a aceptar la excepcionalidad de este período seco y calmo, sí destacaron la «espectacularidad» de las máximas del domingo, de 30 grados en Ferrol o 29 en Santiago y Pontevedra.La situación se describe como «pantano barométrico» (sin influencia clara de borrasca o anticiclón) y una de sus manifestaciones es la ausencia de viento. En esas condiciones, ayer las temperaturas aún subieron hasta los 29 grados en Ferrol y 27 en las Rías Baixas, muy por encima de las previstas para hoy, que no superarán los 20 en el borde litoral. Así que el tiempo recupera la normalidad, chubascos incluidos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

¿Cambio climático? No, pantano barométrico