Rayden: «Un guantazo escuece más si lo das con elegancia»

CARLOS CRESPO

FUGAS

STEVEN BERNHARD

Ni su estética ni su concepto se ajustan al arquetipo del rap. Ha culminado una obra con cien canciones que el sábado presenta en Marín

08 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Antónimo, sinónimo y homónimo, tres conceptos que dan título a los tres últimos discos del rapero y poeta madrileño Rayden. Y de alguna manera, los tres le definen. Lo narra en Himno del centenario, su canción número cien, una extensa oda autobiográfica que termina con un «lo hemos conseguido» y con la que cierra mucho más que un disco.

-Como diría un castizo, después de «Homónimo» te habrás quedado a gusto.

-La verdad es que sí. Era algo que tenía en mente desde el 2009, cuando me planteé hacer una hexalogía y que la suma de los seis discos fuesen cien canciones. Muy a gusto y muy agradecido al público, que al final ha sido el que ha sostenido y arropado esta paja mental. Porque yo puedo pretender hacer todo esto, pero si el público no lo arropa, no se sostiene.

-¿Adviertes muchas diferencias entre el Rayden de la canción uno y de la cien?

-Noto muchas diferencias, pero también noto muchos puntos en común. Creo que soy más fino y más incisivo a la hora de escribir, pero al principio se me veía muy apretado por las hechuras. Ahora se me ve totalmente libre, suelto y desvergonzado.