Aramburu vuelve con «Los vencejos»: otra novela valiente... y polémica

FUGAS

J.J. Guillén

Demasiado larga y políticamente incorrecta, la nueva obra del autor de la exitosa «Patria» ha sido condenada en las redes sociales

17 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«Abandono», «se me hizo muy pesado», «largo y desordenado», «lento y repetitivo»... estas son algunas de las reacciones que Los vencejos, el nuevo libro de Fernando Aramburu, provoca en sus lectores, y no son las peores. Hablan así los que atraídos por el éxito fulgurante de Patria esperaban una novela de corte similar. Pero no, nada que ver. Los vencejos cuenta, en más de 700 largas páginas, la vida cotidiana de un profesor de Filosofía que ha puesto fecha para su muerte. Con un último año por delante, se dedica a reflexionar cada día (365 reflexiones) sobre lo divino y lo humano, sobre todo de lo más humano. Y lo hace para sí mismo, sin filtros ni remilgos sobre lo políticamente correcto, sin censura previa. Así que no esperes para ver la versión de televisión porque me parece que esta vez no la habrá.

De lo que no hay duda es de la valentía de Aramburu. Como ya hizo en la novela sobre el problema del terrorismo en el País Vasco, hace alarde de su empuje contracorriente y se atreve ahora a presentar personajes que frecuentan prostíbulos, hablan de las mujeres como si fueran objetos sexuales, mantienen relaciones con muñecas hinchables, votan a Vox y mucho más.

Prostitución y otros asuntos espinosos

Como era de esperar, el asunto ha levantado ampollas en las redes sociales que se ceban con el autor («machirulo» es uno de los adjetivos más suaves con el que lo adornan), tal vez confundiéndolo con el personaje de Toni («el personaje tiene un 6 % de mí», ha llegado a intentar defenderse Aramburu) y escandalizándose ante la puesta en papel de una realidad tan patente en este país como la existencia de prostíbulos con abundante clientela.