Los Cazalet, una joya literaria que ya brilla en serie

Bienvenidos al Londres de entreguerras, a Home Place, a un pasado radiante en su decadencia que nos hace reír, llorar, bailar, enamorarnos y caer como estos seres de otro tiempo


Aquí los tienen, fuera de serie, con una ligereza, una elegancia, un léxico y un sex appeal que se recrean (con un cambio en la luz y el color, y en la melodía, en cada episodio) en pantalla. Aquí pasa todo como si nada. Londres 1937-1947. Es el Londres de los Cazalet, dispuestos a competir en streaming con otras bellezas para volver sobre un pasado radiante en su decadencia desde el ojo de un tiempo fatigado de sí mismo, como Los Durrell Todas las criaturas grandes y pequeñas. Con rostros familiares como Hugh Bonneville (Downton Abbey), Lesley Manville (Harlots) y Stephen Dillane (Juego de tronos), llega a Filmin (20 años después de su estreno en la BBC) la pentalogía maestra que Elizabeth Jane Howard (1923-2014) escribió medio siglo después de la época que atrapa, y encumbra.

Bienvenidos a Home Place, a las plácidas tardes veraniegas de un casoplón de Sussex en el período de entreguerras. Cuando Hitler y Mussolini empiezan a sellar su alianza, en este hogar acomodado sobre el estatus que le dio el negocio de la madera, nos ocupan un montón de migas cotidianas: infidelidades emboscadas en «comidas de negocios», relaciones prohibidas, partos, amagos de aborto, pícnics, la lucidez de Clary, abusos, la brecha insalvable entre mujeres y hombres, entre los niños y el mundo adulto.

Bienvenidos a los últimos años felices de Inglaterra, a esa melodía vital que de pronto rompe la guerra, que parecía que nunca iba a ocurrir. Es un lujo verles hablar, reír, acostarse, comer, hablar, caer. Los Cazalet no fallan, ganan precisión en pantalla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los Cazalet, una joya literaria que ya brilla en serie