Bruno Mars vuelve y yo le dejo mi puerta abierta

El artista regresa en un dúo con el rapero y batería Anderson Paak bajo el nombre de Silk Sonic


Vuelve Bruno Mars y los fans han descorchado la botella de champán tras esta sequía musical de cuatro años. Vuelve Bruno, pero con otro nombre, en este desdoblamiento constante que ahora buscan los artistas para relanzarse en mil versiones distintas. Esta vez Bruno, que en realidad nació como Peter Gene Hernández y se hace llamar Ricky Regal en su marca de moda, forma tándem con el rapero y batería Anderson Paak, al que conocimos en el 2012 bajo el seudónimo de Breezy Lovejoy. Pero ahora los dos se suman en un dúo que suena como la seda: Silk Sonic. Quédense con el nombre.

Una banda engrasada a la perfección porque Paak ya había sido telonero de Mars durante la gira 24 K Magic, que lo llevó por todo el planeta y en donde Bruno demostró ese fogonazo brutal que tiene encima del escenario. Por algo lo han comparado con Prince y Michael Jackson. El público tiene suerte. El carisma innato de ese chico que imitaba a Elvis Presley con tan solo 4 años para el disfrute de los turistas que lo aplaudían en los hoteles de Hawái sigue intacto.

Hijo de un percusionista latino de origen puertorriqueño y de una vocalista filipina, Bruno nació destinado para la música que aprendió de manera autodidacta: piano, guitarra, bajo. ¿Y esa voz? Esa voz deslumbró al mundo en su debut en el 2010 con su álbum Doo-Wops & Hooligans, que lo consagró con siete nominaciones a los Grammy. Y se llevó, claro, el de mejor interpretación vocal pop masculina. ¿Recuerdan el tema? Just the Way You Are. Y ahí quería llegar. A ese baladón con los característicos coros del funk que elevan una canción más a la categoría de 'ya no puedo vivir sin ella'. De Just The Way You Are bebe ahora Leave The Door Open, que Bruno Mars y Anderson Paak cantan a dúo con toda la banda marcando ese ritmo que suena como todos los hits del artista cuando nos quiere robar el corazón: Marry You, Treasure o Today My Life Begins. «I'ma leave the door open/I'ma leave the door open, girl/That you feel the way I feel/And you want me like I want you tonight, baby/Tell me that you’re coming through».

Suena de fondo este tema y es imposible no moverse y buscar el abrazo en un baile lento como mandan los clásicos. Bruno lo es ya, aunque solo tenga 35 años, pero su funk, su Uptown funk, lo ha convertido en uno de los cantantes más versátiles por haber sido capaz de mezclar el rock, el soul, el reggae, el hip-hop y todo el ambiente Motown, así como el doo-wop como una gran influencia. El género que le ha permitido, como él ha justificado, crear canciones de amor sencillas y románticas. Esa fuerza de tocarnos directamente, sin filtros ni ampulosas estrategias, solo lo consiguen los grandes, y Bruno Mars lo es. Ha vuelto a hacerlo en este avance de un single que sabe a poco, pero que promete mucho más. Solo hay que buscar la intro en YouTube de Silk Sonic para confirmar que, cuando Mars se pone al mando, los pies se mueven con otro ritmo. Habrá baile, habrá fiesta y habrá ese optimismo que despliega en todos sus temas. Bruno Mars vuelve y yo dejo mi puerta abierta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Bruno Mars vuelve y yo le dejo mi puerta abierta