Julián Hernández, de Siniestro Total: «Era mejor la censura del franquismo, sabías a qué atenerte»

FUGAS

PABLO MARTIN

«Si escribes una novela diciendo barbaridades no pasa nada, pero si escribes una canción es alto riesgo», dice el músico sobre la libertad de expresión. ¿Serían hoy posibles las letras que cantó en los ochenta?

22 feb 2021 . Actualizado a las 13:18 h.

Sobre el escenario Julián Hernández ha cantado Bailaré sobre tu tumba, Cuánta puta y yo que viejo, Es que me pica un huevo, Más vale ser punkie que maricón de playa o Las tetas de mi novia tienen cáncer de mama, un repertorio que los seguidores de Siniestro Total también han tarareado a gritos en los conciertos y que ahora vienen a la memoria cuando se habla de libertad de expresión después del encarcelamiento del rapero Pablo Hasel. ¿Serían hoy posibles las canciones que escribió Siniestro en los ochenta? ¿Nos hemos vuelto un país de ofendiditos?, le preguntamos a Julián, que sin pelos en la lengua responde.

-¿Qué pasa con la libertad de expresión? ¿Somos ahora un país más susceptible?

-Lo que pasa es que ahora no parece el momento escogido para meter a Pablo Hasel en chirona. La gente está muy enfadada, y se salen de madre. Esto se viene arrastrando desde hace muchísimo tiempo. Delitos como injurias a la corona, o a la bandera son absolutamente trogloditas. El problema es que aquí no se barrió la casa con respecto a la libertad de expresión. La ley mordaza salió del PP, pero antes estaba la ley Corcuera, del Partido Socialista, y meter en el trullo a raperos es que... Los ingleses alucinan con que haya una manifestación de homenaje a la División Azul, que, oye, podía ser que hubiera gente bien intencionada, pero es que era una división hitleriana. No hay tu tía, por mucho que estuviera Berlanga y gente maravillosa luchando en Rusia, pero es que no se puede hacer un homenaje así en Europa. Y al lado de esto, están metiendo en la cárcel a un rapero. Definitivamente no barrimos la casa, se dan medallas a torturadores del franquismo y se siguen manteniendo una serie de estructuras. Era mejor la censura tajante del franquismo, sabías a qué atenerte; ahora te vas al trullo sin saber. 

-¿Es un problema de izquierdas y derechas? 

No, ahora se supone que hay un Gobierno de izquierdas, que cree en la buena fe de la familia Franco. Que es sorprendente. Se trata de quién heredó el régimen, y también lo hereda el Partido Socialista español. Se defiende una estructura como la monarquía, que es el caso de Hasel, que insulta al rey. Es que es lo mínimo que se puede hacer. Mire, se podrá decir de todo, la blasfemia tiene que ser legal. ¡No puede ser que no lo sea!