La «nueva Rosalía» llegará a Galicia un poco más tarde

El covid truncó el que iba a ser el gran año de María José Llergo, con una gran gira prevista y actuaciones en varios festivales. Mañana tenía que actuar en As Pontes pero, debido a las medidas de la Xunta, el concierto tendrá que esperar al 10 de abril


El 2020 iba a ser el año de María José Llergo. Se encontraba en el mejor trampolín. Propulsada a nivel discográfico desde Sony como su nueva gran estrella pop, ocupando portadas en la prensa especializada y colocándose en festivales de renombre (en Galicia iba a actuar en el Atlantic Fest), de pronto llegó el coronavirus. Y lo desbarató todo. «La verdad es que yo no me concibo a mí misma como ninguna estrella pop», se apresura a puntualizar. «Simplemente, me he ido adaptando toda mi vida a las circunstancias que me han tocado, así que esta pandemia apareció y me he ido adaptando a ella superbien —continúa—. He estado haciendo cosas que me llenan mucho. Sí que es cierto que se ha parado mi gira y que todo cambió, pero es que también cambió la vida de todo el mundo. Me parece que soy una persona privilegiada como para quejarme de que esto ha roto una gira, cuando está rompiendo la vida de tanta gente».

Hace bien en tener esa actitud en los tiempos que corren, porque la incertidumbre y las malas noticias van de la mano de la música desde el pasado mes de marzo. Siempre esperando lo peor. Le ha vuelto a pasar. En principio, iba a tocar en el Auditorio Alovi de As Pontes —su debut en Galicia— mañana, día 23. A las pocas horas de colgar el teléfono para Fugas, las nuevas medidas tomadas por la Xunta obligaron al aplazamiento de su actuación. Ahora será el 10 de abril.

Ese día, si no se producen nuevas restricciones en este loco mundo que nos ha tocado vivir, se podrá ver cómo se desenvuelve sobre el escenario la que muchos consideran la nueva Rosalía. Como ella, María Jose Llergo toma el flamenco y lo lleva a otros territorios, con una visión contemporánea. Lo plasmó en Sanación (2020), un debut en el que la artista exorcizaba penas y malos momentos dejados atrás, entrando de lleno dentro de la oleada de renovadoras del género. De nuevo, marca distancias: «No creo que sea una renovadora, ni que sea imprescindible para el flamenco, pero sí que el flamenco es imprescindible para mí». Y deja claro cuál es su papel en toda esta nueva escena: «Yo simplemente soy una muchacha que se expresa libremente con todo, tanto en recursos musicales como en composición, como en letras».

Mística y sentimiento

Tal y como manda la tradición, María Jose Llergo conoce perfectamente el flamenco. Le llegó de la manera más pura: en el campo, de boca de su abuelo, al que le dedica el primer tema del disco. Pero, además, lo ha enriquecido con estudios de jazz y clásica, situándose en el punto intermedio entre la artista de raza y la académica. En el 2018 deslumbró con el single Niña de las dunas y el año pasado terminó de rematar la jugada con un elepé excepcional. En él surge una voz muy particular con subidas místicas en las que parece desdoblar su alma y ponerla en suspensión sobre sintetizadores. En momentos como Nana del Mediterráneo, dedicada a los migrantes que han perdido allí la vida, directamente estremece. En tres meses la podremos escuchar en vivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

La «nueva Rosalía» llegará a Galicia un poco más tarde