Celso Bugallo: «Tengo un premio mejor que el Goya»

FUGAS

BENITO ORDÓÑEZ

Quiso ser James Dean y entre los papeles que le ha dado su oficio elige el de «Los lunes al sol». Hoy estrena «El arte de volver», único filme español en el Festival de Venecia, confiesa a qué película votó para el Oscar y nos sorprende: «No tengo televisión, ni siquiera señal»

11 dic 2020 . Actualizado a las 16:26 h.

Celso Bugallo (Sanxenxo, 12 de marzo de 1947) tiene un cariño especial por dos personas que fue: Amador, de Los lunes al sol, y José, de Mar adentro, que le dio el Goya en el 2005. No se fíen de Wikipedia en su fecha de nacimiento. No nació el 1 de enero, como dice la enciclopedia online, sino el 12 de marzo. Su número, cuenta, es el 47, y su color, todos. «Amo todos los colores», dice con amplitud. Hoy, el que fue padre de Sito Miñanco en Fariña estrena El arte de volver, la única película española este año en el Festival de Venecia. ¿Qué tiene de especial El arte de volver?, ¿qué le atrapa como espectador? «Yo no la he visto todavía. Rodé durante la primera semana de marzo y la particularidad es que la secuencia que teníamos que hacer Macarena García y yo tenía una duración de 23 minutos sin interrupción. Estuvimos casi una semana preparando esta secuencia tan bonita e importante para la película, ¡y fue una experiencia estupenda!, estar 23 minutos rodando sin que digan: 'Corten'».

­-Es una peculiaridad infrecuente...

-Sí, es infrecuente. Me gustó esa característica de la secuencia, que es poco habitual en el cine, y ha ido todo bien. Hemos logrado conferirle un nivel de calidad y de realidad a ese momento.

­-¿Cómo le llega este papel para el largometraje debut de Pedro Collantes y por qué dice que sí?

-Pedro me llamó no sé por qué. Me dijo que estaba muy ilusionado con que yo participara en ella.

­-«La vida es una, y hay que estar donde uno quiere estar», dice su personaje. ¿Siente lo mismo? ¿Le ha dicho eso a alguien en algún momento de su vida?

-No he tenido la oportunidad de comentárselo a nadie. Pero sí, sí estoy de acuerdo con esa forma de pensar de una persona mayor que tiene un recorrido importante en vivencias. Y creo que es una frase natural. En la película, él se lo dice a su nieta (Macarena García), a la que ve muy preocupada respecto a qué hacer con su vida. Una frase de aliento.

­-Lo curioso es que la pregunta que se hace ella es «¿Dónde quiero estar?». ¿Se ha sentido alguna vez sin saber cuál era su lugar?

-No exactamente, pero creo que he intentado acercarme a ese sentimiento.

-«El practicante», que hemos devorado este año en «streaming», ha sido otro de sus estrenos del año, junto a Mario Casas.

-Pues en El practicante me ocurrió lo mismo que en El arte de volver. El director, no sé por qué, decidió escogerme para hacer el papel del vecino.